Ambiental

Los mayores emisores de gases, entre los más de 110 países que apoyan Acuerdo de Copenhague

Un total de 41 países ricos y 35 en vías de desarrollo han presentado sus objetivos para reducir los gases de efecto invernadero

Más de 110 países, incluidos los principales emisores de gases de efecto invernadero, encabezados por China y Estados Unidos, han expresado su apoyo al Acuerdo de Copenhague, que busca combatir el cambio climático aunque no es vinculante, según la primera lista oficial, publicada este miércoles por la Secretaría de Cambio Climático de la ONU.

La lista incluye, entre otros grandes emisores, a la Unión Europea, Rusia, India y Japón, pero también a países que no emiten muchos gases de efecto invernadero, como Albania y Zambia.

Algunos de los que no figuran en la lista son países miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) como Arabia Saudí que creen que sus ingresos por la venta de petróleo pueden disminuir si se produce un auge de las energías renovables y algunos pequeños Estados insulares como Tuvalu.

La Secretaría de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático precisó en un comunicado que hasta ahora el acuerdo cuenta con 112 firmas 111 países más la Unión Europea, aunque entre esos 111 están los 27 Estados miembros de la UE.

Precisó que un total de 41 países ricos han presentado sus objetivos para reducir de aquí a 2020 los gases de efecto invernadero que emiten y que 35 países en vías de desarrollo también han esbozado sus planes en este sentido. Juntos representan más del 80 por ciento de los gases que se emiten a nivel mundial por el uso de energía.

El Acuerdo de Copenhague, alcanzado en la cumbre que se celebró en esa ciudad el pasado diciembre, en la que participaron 194 países, fija el objetivo de limitar el calentamiento global a un máximo de dos grados centígrados por encima de la época preindustrial. Sin embargo, deja que cada país se fije sus propias metas para 2020.ç

Pero el secretario ejecutivo de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, Yvo de Boer, que ha elaborado la lista, afirmó que los compromisos que han hecho los países hasta ahora para reducir sus emisiones se quedan bastante lejos de ese objetivo.

“Está claro que aunque los compromisos puestos sobre la mesa son un paso importante hacia el objetivo de limitar el crecimiento de las emisiones, por sí solos no son suficiente para limitar el calentamiento por debajo de los dos grados centígrados”, lamentó.

El Acuerdo de Copenhague también incluye la idea de proporcionar casi 10.000 millones de dólares anuales a los países pobres entre 2010 y 2013, una cifra que a partir de 2020 se elevaría a al menos 100.000 millones de dólares, para ayudarles a reducir el crecimiento de sus emisiones y a hacer frente a los efectos del cambio climático, como las inundaciones, las sequías y el aumento del nivel del mar.

CONFERENCIA DE MÉXICO

De Boer destacó que el acuerdo podría utilizarse para promover avances en las negociaciones formales para que en Cancún (México), donde a finales de este año ministros de Medio Ambiente de todo el mundo participarán en la próxima conferencia de la ONU sobre el clima, se alcance un resultado positivo.

Muchos expertos, De Boer incluido, han puesto en duda que en México se vaya a dar un gran paso adelante, en el sentido de que se elabore un nuevo pacto que sustituya al Protocolo de Kioto. Uno de los motivos de este escepticismo es el estancamiento de la discusión sobre la ley para reducir las emisiones de dióxido de carbono en Estados Unidos.

Después de que varias naciones en vías de desarrollo como Venezuela, Nicaragua, Cuba y Sudán presentasen una serie de objeciones en la cumbre de Copenhague, en la declaración final los participantes se limitaron a “tomar nota” del acuerdo. Luego la ONU pidió a todos los países que dijesen si querían ser incluidos o no en la lista de quienes apoyan el texto.

En un principio, muchas economías emergentes se mostraron reacias a firmarlo porque no obtuvo un apoyo universal pese a que el texto original fue redactado por el presidente estadounidense, Barack Obama, junto con dirigentes de Estados como China, India, Brasil o Sudáfrica.

Muchos países en desarrollo quieren que sea la Convención sobre el Cambio Climático de 1992 la que guíe las negociaciones sobre un nuevo tratado porque consideran que deja más claro que deben ser las naciones ricas las que asuman el liderazgo. Estados Unidos, en cambio, es más favorable al Acuerdo de Copenhague.

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]