Materialidad de la industria automotriz – ExpokNews

Existen ciertos pasos clave a tomar en cuenta en la materialidad de la industria automotriz. ¡Echa ojo!

Tomando en cuenta la materialidad de la industria automotriz, es necesario que las empresas involucradas de en este sector, aborden ciertas áreas clave que les puedan ayudar a garantizar la seguridad y sostenibilidad, tanto de su cadena de valor, como la de sus consumidores.

Materialidad de la industria automotriz

Más allá de vender un automóvil con un diseño atractivo, se encuentra toda una cadena de valor, cuyas decisiones y formas de trabajar, impactan directamente en el producto y servicio final.

Además, la materialidad de la industria automotriz, involucra desde los componentes para fabricación, proveedores, transporte, seguridad e incluso calidad del aire e impacto ambiental, que son piezas claves que las marcas de la industria automotriz tienen que cuidar y mejorar.

En el siguiente diagrama describimos  algunos de los puntos que las marcas no deben pasar por alto; como el consumidor, que se encuentra en el centro de la industria, o los fabricantes de componentes que son fundamentales para los fabricantes de automóviles, ya que su actividad principal es el ensamblaje.

Mentalidad del consumidor

Vemos al consumidor en el centro de la industria automotriz. Sus preocupaciones abarcan tres áreas:

1-. Seguridad automotriz: ¿son seguros los vehículos conducidos por ella? ¿Es probable que se bloqueen fácilmente? ¿Se abrirán las bolsas de aire en el momento adecuado? ¿Estallará el vehículo en llamas?

2-. Seguridad vial: la seguridad vial es un resultado incidental de la producción de vehículos. Las empresas deben bordar ciertos conflictos y concientizar sobre las malas prácticas. Los fabricantes de automóviles proveen vehículos en manos del conductor y, por lo tanto, deben apoyar a la sociedad y ofrecer una capacitación y educación constante.

3-. Orientación medioambiental: los consumidores están dispuestos a contribuir con el medio ambiente de muchas maneras, ya que se han vuelto más conscientes. También, ha habido tendencias en las que las personas han comenzado a utilizar los servicios de uso compartido del automóvil, cada vez más preocupados por los combustibles más ecológicos y el transporte más ecológico (bicicletas / caminatas).

El medio ambiente y el consumo

Al llegar a este punto, surgen algunas preguntas clave: ¿Qué pueden hacer las empresas automotrices para reducir la contaminación del aire?, ¿pueden las compañías automotrices crear productos que reduzcan las emisiones de los vehículos más antiguos al nivel de escape?, ¿pueden las empresas automotrices asociarse para investigar en vehículos que usan menos hidrocarburos?, ¿qué pueden hacer las compañías automotrices para reducir la contaminación de los camiones usados en el transporte?

Calidad el aire…

Las emisiones de los vehículos son una gran fuente de emisiones de partículas y representan riesgos para la salud, como los problemas respiratorios. Además, conducen a altos niveles de partículas suspendidas en el aire ambiente.

Las compañías deben asegurarse de mejorar su producción, asegurando que cada proceso ayude a reducir las emisiones generadas.

Escasez de agua

La industria automotriz es un importante consumidor de agua para diversos procesos de producción. Según algunas estimaciones, producir un automóvil consume más de 39,000 galones de agua.

Los principales usos del agua en la fabricación de automóviles incluyen el tratamiento y revestimiento de superficies, cabinas de pintura en aerosol, lavado, enjuague, mangueras, refrigeración, sistemas de aire acondicionado y calderas.

Nuevo estándar de GRI ofrece enfoque holístico para gestión del agua en la cadena de valor

El segmento de fabricación de componentes tiene su propia lista de procesos intensivos en agua. El proceso de pintura del vehículo utiliza los mayores volúmenes de agua, ya que las pinturas y los recubrimientos deben limpiarse regularmente con agua.

Sin embargo, empresas como KIA, han integrado ciertos sistemas que ayudan a cuidar, aprovechar y reducir el consumo de este recurso.

Eficiencia energética y energías renovables

Además de optimizar la energía, el uso de energías renovables es otra iniciativa clave de sostenibilidad que los fabricantes de automóviles deben considerar.

¿Cómo pueden las empresas automotrices avanzar más rápidamente hacia el uso de fuentes de energía renovables tanto para la producción de vehículos como para alimentar los vehículos?

Las plantas de fabricación de automóviles generan una amplia gama de residuos, como residuos de producción, chatarra, productos al final de su vida útil. Los materiales extraídos de los vehículos tienen un gran impacto ambiental y requieren una gran cantidad de energía para la producción y eliminación.

El reciclaje en circuito cerrado es una forma de reciclar y que tiene paridad con los nuevos recursos, y se utiliza en el mismo tipo de productos.

Ejemplo de Materialidad de la industria automotriz

En el caso de la empresa KIA, durante estos últimos años se han encargado de que cada una de plantas y vehículos sean sostenibles y le ofrezcan al consumidor la seguridad, calidad y confort que se merecen sin generan un daño ambiental negativo.

Dentro de sus estrategias se encuentra los programas de reciclaje. La compañía ha encontrado usos alternativos para el 93,7% (219,000 toneladas) de todos los materiales de desecho, como en el caso del acero recubierto de zinc no utilizado, el cual se envía a los fabricantes de acero en Corea, mientras que el acero no recubierto se puede reciclar para su uso en la fundición en las instalaciones de Gwangju de Kia.

Por otra parte KIA se convirtió en una de las primeras empresas coreanas en llevar una evaluación externa sobre las emisiones de gases de efecto invernadero de sus instalaciones de servicio y producción, con niveles de emisiones monitoreados por la Corporación de Gestión Energética de Corea.

La materialidad de la industria automotriz ahora es un nuevo reto que las empresas deben de saber abordar a favor de la sostenibilidad y para hacerlo solo deben de inspirarse en lo que modelos como la economía circular les puede ofrecer y lo que una buena gestión de residuos puede fomentar en su cadena de valor.

Acerca del autor

Kenya Giovanini

Comunicóloga en formación por la UTEL. Melómana, cinéfila y amante de la cultura pop. Ha desarrollado contenido para Revista Kuadro y actualmente trabaja como Asistente Editorial en Expokews, donde se encarga de curar el contenido más relevante sobre responsabilidad social, diseñar la síntesis diaria y crear contenido entretenido acerca de estos temas.