Expertos afirman que para generar riqueza, sustentabilidad y distribuir de manera justa los bienes, es necesario crear una cultura empresarial basada en la responsabilidad social. Por ello, José Ignacio Mariscal Torroella, Presidente Mundial de la Unión Internacional Cristiana de Dirigentes de Empresa (UNIAPAC) está convencido de que las estrategias de responsabilidad social deben enfocarse al desarrollo integral de la persona.

Además, sus líneas de acción siempre deben basarse en el respeto a la dignidad y los derechos humanos por lo que el ser hombre es en el que se centran todas las operaciones de la empresa. Se trata de una Declaración Mundial de Responsabilidad Social Empresarial que parte de la premisa de que las dimensiones económica, social y ambiental de la responsabilidad social empresarial sólo pueden tener sentido si se orientan hacia la persona.

El Economista Opinion : – – P7 –

 

Acerca del autor

ExpokNews