Ruta Monarca despierta interés de otros estados – ExpokNews

El programa Ruta Monarca ha generado interés en más estados que quieren apostar por la preservación de la mariposa monarca

El programa Ruta Monarca, que busca incrementar el número de mariposas monarca que llegan a los santuarios mexicanos, ha conseguido llamar la atención de algunas entidades mexicanas luego de su primer año de implementación en el Estado de México, lo que permitiría ampliarlo a Querétaro y Coahuila en próximas fechas.

Este programa, que coadyuva en los esfuerzos para la preservación de la mariposa monarca y es ejecutado por la Fundación Nacional para la Conservación del Hábitat Boscoso de la Mariposa Monarca (Funacomm) con recursos de la iniciativa privada, consiste en construir jardines agroecológicos donde las mariposas puedan alimentarse, reproducirse y descansar a lo largo de los estados mexicanos que atraviesan en su camino a los santuarios donde pasan el invierno.

La primera fase de este programa de preservación de la mariposa monarca inició en el Estado de México, donde gracias a un donativo de una empresa privada se han construido 75 de estos jardines en cinco municipios.

El programa de preservación de la mariposa monarca cuenta con el aval de la Universidad Autónoma de Chapingo, que se encarga de evaluar los indicadores ambientales en cada uno de los jardines; además, a finales de enero pasado se firmó una alianza con el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores Monterrey (ITESM) campus Santa Fe, para el desarrollo de la plataforma de monitoreo Pásalo.

Esta plataforma fue desarrollada por estudiantes del ITESM y permitirá a apoyar en las labores de mantenimiento de los jardines además de convocar a los usuarios a monitorear la ruta de las mariposas monarca en México con datos geolocalizados.

De acuerdo con Oscar Contreras, director general de Funacomm y responsable del programa Ruta Monarca, estos primeros resultados son los que han permitido que empresarios en Querétaro y Coahuila muestren su interés por llevar la iniciativa a sus estados, con un modelo de financiamiento similar al que se lleva a cabo en el Estado de México.

A través de este programa se pretende construir 300 jardines agroecológicos en cada uno de los 12 estados que éstas recorren durante su ruta migratoria en el país. Esto supone 3 mil 600 puntos que contribuirían a la preservación de la mariposa monarca al significar sitios donde podría descansar y alimentarse durante su paso por México antes de llegar a los santuarios.

Por ello, ampliar el alcance del programa al mayor número posible de entidades, empresas y personas es determinante para conseguir su éxito.

La raíz del problema

Cada invierno, la mariposa monarca migra de Canadá a México y realiza un recorrido de más de 5 mil kilómetros a lo largo de los cuales atraviesa Estados Unidos y 12 entidades mexicanas, para llegar a la biósfera de hibernación ubicada en los límites de Michoacán y el Estado de México.

El número de mariposas que migran va disminuyendo a lo largo de la ruta. De Canadá a Estados Unidos cruzan alrededor de 200 millones de mariposas, mientras que de Estados Unidos a México atraviesan 100 millones, de las cuáles sólo entre 6 y 10 millones llegan a los santuarios mexicanos.

Los promotores de Ruta Monarca refieren estudios que alertan una disminución de 95% en la población de mariposas monarca que llega a México en los últimos 10 años.

Las causas, explican, van desde el cambio climático hasta la utilización de fertilizantes y pesticidas químicos, que destruyen las plantas silvestres y hábitats que requieren las mariposas para llegar a sus sitios de hibernación.

Datos recientes

En la temporada 2016-2017, la ocupación de mariposas monarca en los bosques de oyamel del Estado de México y Michoacán registró una superficie de 2.91 hectáreas, lo que significó una disminución de 27.4% respecto de la superficie ocupada (4.01 ha) en la temporada 2015-2016.

Se consultó con la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) si existía ya alguna estimación para la temporada 2017-2018, sin obtener respuesta.

A pesar de esta tendencia, en Funacomm son optimistas respecto del impacto gradual que irá teniendo el desarrollo de los jardines agroecológicos, más aún en tanto se sumen empresarios de otros estados a este programa de preservación de la mariposa monarca.

Una vía de solución

Para desarrollar los jardines agroecológicos del programa Ruta Monarca, se elige a pequeños agroproductores locales. En el caso del Estado de México, la empresa OHL México aportó recursos para la construcción de los primeros 160 a lo largo de 3 años.

Cada jardín combina un área de flores y plantas aromáticas con una zona para el cultivo de hortalizas libres de pesticidas, por lo que las familias obtienen alimentos para autoconsumo y, con el tiempo, para venta, lo que permite ampliar el margen de beneficiarios a los lugareños, quienes consumen productos naturales sin agroquímicos.

La contribución realizada por la iniciativa privada permite ofrecer todo lo necesario para construir los jardines y capacitar a los pequeños productores, cuyo terreno cumpla con las condiciones ideales para el buen desarrollo de los jardines y se comprometan a cuidar y mantener el jardín bajo la asesoría y monitoreo de los técnicos especializados del programa de preservación de la mariposa monarca.

Primeros logros

Para Reyna Jiménez, quien empezó su jardín a inicios de año 2017, participar en el programa le ha significado la posibilidad de obtener un ingresos extra, gracias a la venta de calabaza, brócoli, col y flor de cempasúchil que cosechó.

Durante el primer año de colaboración entre OHL México y Funacomm, anunciada en noviembre de 2016, se benefició a más de 400 familias con el desarrollo de los jardines, empleando a 300 jornaleros para su construcción y a 60 para el mantenimiento.

También se impartieron más de 135 horas de capacitación a los pequeños productores y se produjeron alrededor de 320 mil plantas en invernadero, necesarias para cubrir más de 73 mil metros cuadrados de suelo.

Acerca del autor

Alejandra Aguilar