Más de 354 mil millones de pesos son los que detectó el SAT por evasión, ¡entérate!

El Servicio de Administración Tributaria (SAT) identificó una evasión fiscal de aproximadamente 354 mil 512 millones de pesos a través de la comercialización de facturas falsas.

Por ello, decidió ir en contra de las empresas que venden facturas falsas para que un contribuyente pague menos impuestos o incluso pida la devolución de un saldo a favor inexistente.

Más de 8 mil empresas en la mira del SAT por emisión de facturas falsas

Margarita Ríos-Farjat, jefa del SAT, dijo que al 16 de junio pasado, que la dependencia tenía detectadas 8 mil 204 empresas factureras.

Las principales localidades donde están ubicadas son la Ciudad de México, con mil 64 empresas, 13% del total; Jalisco, con 840 compañías, el 10%; y Nuevo León, con 712 firmas, el 9%.

Dichas empresas generaron casi 9 millones de facturas, un promedio de mil cada una, por monto total que ronda 1.6 billones de pesos.

Con esa cifra, el SAT estima que podrían haber sido evadidos unos 354 mil millones de pesos (mdp).

Ríos-Farjat dijo también que las empresas dedicadas a vender facturas falsas han aumentado exponencialmente en los últimos años y han ido sofisticando sus transacciones simuladas.


Las empresas dedicadas a vender facturas falsas han aumentado exponencialmente en los últimos años

Twittea esta frase.


En conferencia, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, la lista es de 8 mil 204 empresas factureras, «pero de ninguna manera significa que sea todo el universo, de hecho nos parece una muestra pequeña del universo que consideramos que hay, pero nos da una idea del problema», declaró.

Estas empresas han emitido 8.8 millones de facturas falsas, es decir, aproximadamente 1,000 por cada facturera.

Con un modelo informático el SAT pudo detectar comportamientos atípicos de ingresos y deducciones, con la cual pudo ubicar 150 compañías a las cuales se les adjudica un monto total de facturación de 282 mil mdp en los últimos dos años, con lo que se estima una posible evasión de 62 mil mdp, señaló Ríos-Farjat.

Ese mismo día, añadió, el SAT envió 150 oficios a notarios y directores generales de registros públicos para que colaboren en la revisión de las compañías.

Por otro lado, la jefa del SAT explicó que perseguirán tanto a los vendedores como a los compradores de las facturas falsas y por ello se encuentran identificando las relaciones entre ellos, ya que han encontrado que están conectadas porque es muy frecuente que un empresa compre facturas a distintos factureros.

Sin embargo, las características de las empresas dedicadas a emitir facturas falsas son que no cuentan con activos, personal, infraestructura física, no se localizan en el domicilio fiscal o después de un tiempo lo desocupan, comparten el domicilio con otros contribuyentes, generalmente están en zonas marginadas, virtuales, ficticias, los socios no cuentan con recursos económicos, no declaran, son ilocalizables, habitan en zonas marginadas o fueron incluso empleados, abren cuentas y luego las cancelan.

Del mismo modo, han hallado que las personas físicas que poseen una empresa facturera tienen participación en otras más.

“Necesitamos los intercambios de información con la UIF para armar los casos. Nosotros no vamos a avisar de nuestros operativos, el único aviso es que si alguien tiene alguna factura falsa o no está muy seguro, se acerque a nosotros cuanto antes”, declaró más tarde en entrevista radiofónica a Joaquín López Dóriga.

Hasta hoy, el SAT emitió la información que ha obtenido a la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y espera obtener de regreso datos enriquecidos para proceder a la integración de expedientes que serán enviados a la Procuraduría Fiscal de la Federación y a la Fiscalía General de la República.

De acuerdo con la funcionaria se ubicaron a media docena de funcionarios que estaban creando empresas fantasma, sin documentación y fueron separados de sus cargos.

Por último, la jefa del SAT extendió una “amable invitación” a todos los contribuyentes para revisar su facturación y acercarse a la dependencia cuanto antes para que se autocorrijan  si cometieron el “error de comprar una factura”.

“El operativo ayuda, abona al combate, pero no resuelve, se necesita algo más de fondo que también vaya contra quienes son los que deducen las facturas”, indicó.  

Acerca del autor

Janneth Del Real

Licenciada en Periodismo por la Escuela de Periodismo Carlos Septién. Ha trabajado en el periódico Mas por Más, revista SuperMujer, Pulso Pyme, Linio y en el Periódico AM de Querétaro. Actualmente desarrolla contenidos para Expoknews.

Mujer positiva que siempre busca el para qué de las cosas.