Ambiental

Luchan en Hungría contra derrame de lodo

Muchas personas sufrieron quemaduras e irritación en los ojos por el plomo y otros elementos corrosivos presentes en el lodo

Equipos trabajaban el miércoles para tratar de controlar el derrame de lodo rojo producido en una planta de aluminio en el oeste de Hungría, mientras las unidades de rescate buscaban a los desaparecidos en una población anegada por el vertido.

“Hay tres tareas principales para hoy: una de ellas es que deberíamos cerrar la rotura de la presa por la tarde, eso es muy importante”, declaró a la televisión local el director de la Unidad de Desastres Naturales (UDN), Gyorgy Bakondi.

El funcionario agregó que los equipos también estaban limpiando el lodo rojo -un desecho producido al refinar bauxita- de las paredes de las casas y de las calles.

“La tercera clave es la protección de las aguas (…) esto requiere una intervención muy intensiva”, añadió.

El Gobierno húngaro declaró ayer el estado de alerta en tres departamentos del oeste del país después del accidente ocurrido el lunes en una planta de bauxita-aluminio de la ciudad de Ajka, 160 kilómetros al oeste de Budapest.

Por una razón aún desconocida, un embalse se rompió y vertió 1.1 millón de metros cúbicos de lodo rojo mezclado con agua en los siete pueblos vecinos.

El vertido rojo arrasó el lunes la población de Kolontar y otras dos localidades en el oeste de Hungría, tras producirse una fuga en una enorme piscina de contención en la planta Ajkai Timfoldgyar, propiedad de la compañía MAL.

“El último balance es de cuatro muertos, tres desaparecidos, 123 heridos, de los cuales 61 están hospitalizados, sobre todo por quemaduras provocadas por el lodo tóxico” dijo Timea Petroczi, portavoz de los servicios anti catástrofes.

Muchas personas sufrieron quemaduras e irritación en los ojos por el plomo y otros elementos corrosivos presentes en el lodo.

“Sobreviví gracias a una viga de la granja a la que me agarré cuando llegó el torrente”, relató Janosné Stumppe, de 76 años, quien salió del hospital el miércoles en la mañana, luego de ser tratada por quemaduras en las piernas y la espalda.

El derrame sacó autos de las carreteras y dañó puentes y casas, obligando a evacuar a unos 500 vecinos.

Además del drama humano, el accidente representa una catástrofe ecológica mayor que amenaza la fauna y la flora alrededor del Danubio.

Gracias a la lluvia y a los trabajos de limpieza el nivel alcalino del río Marcal está en baja, y el Raab, afluente del Danubio, no debería sufrir daños importantes.

Por otro lado, la organización ecologista Greenpeace extrajo el martes muestras de agua que revelan la presencia de plomo, cromo y arsénico, indicó Marton Vay, portavoz de la organización.

Greenpeace espera ahora resultados suplementarios para definir su plan de acción, agregó Vay.

Según la portavoz de los servicios de emergencia, las canalizaciones de agua no están amenazados por la contaminación aunque por medida de precaución está prohibido utilizar los pozos.

Por otro lado, el Ejército húngaro reconstruyó en Kolontar un puente que había sido destruido por el aluvión.

Este puente quedó libre esta mañana para que la población pueda volver a sus casas destruidas y tratar de recuperar lo que fuese posible.

Fuente: Reforma.com

Acerca del autor

ExpokNews

1 comentario

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]