RSE

Los negocios inclusivos o cómo salir del laberinto de pobreza

Por Luis Maram y Corinna Acosta

El paradigma de la pobreza actual

¿Por qué es tan difícil que un individuo clasificado dentro del segmento de la pobreza, logre salir de éste? La respuesta es porque el sistema actual, desgraciadamente está estructurado, sin ser esa la intención, para dejar a los pobres fuera de la economía. A menos que un acontecimiento extraordinario ocurra, es muy difícil que un individuo nacido bajo condiciones económicas desfavorables, logre cambiar su condición social diametralmente. No es imposible pero es un hecho poco común.

Tras una gran hambruna que asoló a Bangladesh en 1974, la sociedad estaba pasando por graves dificultades. Muhammad Yunus, un economista indio, se percató del fenómeno descrito en el primer párrafo y observó detenidamente el marco circunstancial de esta gente; decidió elaborar una lista de 42 personas endeudadas que, en total, debían menos de 27 dólares cada una a los usureros de la región. Yunus les prestó la cantidad que adeudaban sin otra condición que la de concentrarse en su trabajo y la de devolver el dinero cuando pudieran.

El éxito de esta acción, marcó la génesis, en 1976, del Banco Grameen, nacido con la intención de prestar dinero a personas que no tenían acceso a los créditos bancarios tradicionales, dado que no cumplían las condiciones financieras necesarias. Esta institución ha salvado de la miseria a cientos de miles de sus compatriotas y le dio el poder a Yunus de “negociar” con colosos como adidas y Danone para desarrollar productos de bajísimo costo que pudieran venderse a ese segmento denominado “base de la pirámide” (BdP) a través de empresas sociales —organizaciones que funcionan como compañías pero cuyas ganancias se reinvierten, es decir no hay lucro—.

La base de la pirámide

La BdP está compuesta globalmente por las personas que tienen ingresos anuales inferiores a los 3 dólares por día, lo que significa dos terceras partes de la población mundial.

Yunus vio que esta gente podría ser parte del sistema económico y los integró como clientes. El hecho marcó un hito que le valió el Premio Nobel en 2006.

Independientemente del premio y de haber salvado la vida de miles de personas, lo que es más trascendente aún es que Yunus, en conjunto con C.K. Prahalad, ——autor del libro, “La riqueza en la base de la pirámide”, y el primer analista académico de este fenómeno— le abrieron los ojos al mundo para poder incluir a este segmento en el sistema económico en vez de relegarlo de él.

Los negocios inclusivos

La BdP no solo puede integrarse a la economía siendo un cliente, también puede hacerlo siendo un proveedor. Cuando esto sucede y una comunidad logra insertarse a la cadena de valor de una compañía, de forma sostenida y formal, se desarrolla un modelo conocido como “negocios inclusivos.”

Los negocios inclusivos se caracterizan por crear valor tanto en las comunidades como al interior de las empresas contemplando la triple cuenta de resultados: impacto social, económico y en el medio ambiente.

Los países en vías de desarrollo representan una oportunidad importante para los negocios inclusivos, ya que más de la mitad de la población se encuentra en la base de la pirámide y este modelo de negocio es una ventana a través de la cual las comunidades pueden incrementar su productividad.

Las empresas obtienen:

  • Innovación
  • Incremento de la reputación corporativa
  • Valor en su cadena de suministro
  • Rentabilidad
  • Competitividad

Las comunidades obtienen:

  • Incremento de sus ingresos y mejora de sus condiciones de vida
  • Mejora de su inclusión social
  • Mejora de su productividad
  • Acceso a capacitación
  • Desarrollo

Para que una comunidad se pueda convertir en cadena de valor de una compañía es necesario que la empresa desarrolle modelos de negocio desde una perspectiva y una lógica distintas, que permitan romper las barreras de cooperación. Debe involucrarse con la comunidad, comprometiéndose con el entorno social y económico, a fin de realizar las actividades necesarias que permitan obtener los resultados deseados y generen valor para ambas partes.

Restaurantes Toks, un caso de éxito en México

En el año 2000, Restaurantes Toks pasó por una reestructuración, en la que la Responsabilidad Social pasó a ser una parte clave de la empresa. Como parte de este nuevo enfoque, desde 2003 comenzó con un programa de negocios inclusivos, al que llama “Proyectos Productivos”. Las comunidades con las que Toks trabaja producen miel, mole, granola y mermelada. Analicemos una…

Conservas Santa Rosa es un emprendimiento de cinco mujeres, enclavado en Mineral de Santa Rosa de Lima, un pequeño pueblo en Guanajuato.

Después de que surtieran un pedido específico de la cadena restaurantera, para una feria en Chiapas, se analizó la posibilidad por parte de la empresa, de integrar a estas mujeres en su cadena de suministro. Para que esto fuera una realidad, Toks tuvo que cambiar sus políticas de pago a proveedores para con ellas, realizando lo que normalmente las empresas no hacen: pagar por adelantado.

Por su parte, las mujeres tuvieron que transformar y mejorar sus procesos dramáticamente, entregando el producto en tiempo y forma como Toks se los solicitaba y para lo cual les brindó asesoría.

En la actualidad, Conservas Santa Rosa genera 120 empleos, entre directos e indirectos, incluyendo a las comunidades cercanas que son sus proveedores de fruta y otros materiales (los negocios inclusivos son también detonante para el desarrollo no solo de una comunidad sino de regiones aledañas.)

El año pasado tuvieron entradas por 4 millones de pesos (el 95% proveniente de Toks y el 5%, de venta directa) y entregan aproximadamente 2 toneladas y media de mermelada a la semana. Por el momento, cada socia tiene un sueldo definido y todas las ganancias se reinvierten en el negocio. Un modelo muy similar al de Yunus.

Por su parte, Toks tiene en su mesa un producto de gran calidad y sabor, con tan solo un .01% de conservadores, un gran diferenciador frente a su competencia. Los consumidores lo han recibido tan bien, que las mermeladas hoy también se venden en caja.

Otros casos

Otras empresas que han logrado desarrollar negocios inclusivos son CEMEX y Genomma Lab. Los primeros han reducido la pobreza patrimonial de muchas familias mexicanas a través de integrarlos como mano de obra en la construcción de sus propias viviendas, con materiales y asesoramiento de la cementera y el apoyo del gobierno. Una clara alianza intersectorial bien consagrada que le ha valido premios internacionales, incluyendo algunos de la ONU.

Por otro lado, Genomma Lab, para lanzar su medicamento QG5 contra la colitis, integró en su cadena de valor a cafetaleros de Veracruz cuya cosecha no podía ser denominada “de altura”; los invitó entonces a sembrar guayaba y les instaló la tecnología para procesar las hojas a fin de obtener el insumo que uno de sus medicamentos requería. La práctica fue reconocida como una de las mejores en responsabilidad social por el Centro Mexicano de la Filantropía, el Cemefi.

Los negocios inclusivos forman una red sostenible que permite a las empresas mejorar la calidad de vida de las personas con bajos recursos económicos a través de iniciativas sostenibles y rentables, por lo que no deben confundirse con actividades filantrópicas. Se trata de un modelo innovador que otorga grandes ventajas competitivas a las compañías, a la vez que impulsan el desarrollo de comunidades en diferentes zonas del país. Una forma de romper definitivamente con el ciclo de pobreza en el mundo.

Fuente: Revista Equilibrio No. 60
Publicada: Septiembre de 2013

Acerca del autor

Corinna Acosta

Comunicóloga por la Universidad del Valle de México, especialista en marketing y RSE. Colabora en este espacio desde 2012 y es la encargada de planear el contenido de Expoknews para hacer llegar a tus manos información útil y entretenida.

Actualmente es estudiante de la Maestría en Mercadotecnia por la Universidad de la Comunicación.

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]