RSE

Los más sedientos de agua, pero en botella

México es el segundo consumidor mundial de agua envasada, después de EU. En cinco años el mercado nacional creció 51.6%; en 2012 este negocio representó nueve mil millones de dólares.

A pesar de que en otras partes del mundo, como Europa, el negocio del agua embotellada está a la baja, México es una de las naciones más redituables del mundo para firmas como Danone, Coca-Cola y Pepsi.

Según datos de la industria, nuestro país es el segundo consumidor más importante de este producto en el planeta, después de Estados Unidos, pues cada mexicano consume anualmente 170 litros, aproximadamente.

La baja del negocio en naciones europeas tiene que ver, según los analistas, con las fuertes críticas que se han hecho los consumidores, alegando que el PET que se utiliza para embotellar tiene un fuerte impacto en el ambiente, aunado a que para producir un litro se requiere más del doble de líquido para el proceso de fabricación.

Según Peter Gleick, autor del libro Bottled & Sold, el costo de producir una botella, que se vende a 12 pesos (dependiendo de la tienda) es alto, y se requieren recursos tanto para hacer el envase como para transportarlo y producirlo. “Sólo como ejemplo, para hacer 30 botellas de PET se requieren tres litros de petróleo”.

Los analistas aseguran que lo ideal es llevar el proceso de consumo como se hace en Francia, donde son concesionarios los que brindan el servicio de agua purificada a los hogares, y en el recibo se incluye el indicador de calidad.

La autoridad, cada dos años, pregunta al consumidor y le pide votar para seguir como están o cambiar de proveedores. En la Unión Europea el tema del agua está muy regulado. En calidad no hay diferencia con la embotellada.

Miedo, igual a consumo

A este recurso natural ya se le conoce como el “oro azul”, pues cada día se vuelve más escaso.

Según Gleick, la gente consume agua embotellada por cuatro razones: miedo al agua del grifo, conveniencia, sabor y estilo de vida. Esas cuatro características se encuentran en el mercado mexicano, que se suman a temas como insalubridad en varias partes del país, que no permite tomar directo de la llave, y escasez del líquido en varias zonas, aún en la capital del país.

Para comprobarlo, un paseo por las calles permitirá observar como, principalmente las mujeres, caminan acompañadas de sus botellas y cada cinco minutos dan un sorbo del envase transparente, que ya es un accesorio.

Datos de la empresa Euromonitor exponen que el valor de mercado se incrementó 51.6 por ciento en tan solo cinco años.

En total, el negocio de las embotelladoras valía nueve mil 17.9 millones de dólares en 2012, contra cinco mil 950 millones de dólares en 2007.

Y si se trata de competidores, el mercado está claramente definido: la marca que se adueñó de los anaqueles es Bonafont, la cual tiene 24.3% del mercado; le sigue muy de cerca Ciel, de Coca-Cola, con 21.7% de participación.

En tercer puesto… no está PepsiCo como muchos hubieran pensado, está la marca Levité, también de Danone, con 7.2 por ciento de participación.

Después de estas tres grandes marcas que cuentan con 53.2 por ciento del mercado del agua en México, el restante 46.8 por ciento se lo reparten otras jugadoras, donde compite PepsiCo y sus sellos Electropura y ePura, con índices inferiores a siete por ciento.

Desgastadas

Aunque en México las empresas de agua encontraron un oasis, no siempre se es fiel a la marca.

Por ejemplo, la división de agua de Danone, dueña de la marca Bonafont, creció a ritmo de 13.4 por ciento anual al tercer trimestre de 2012 gracias a mercados emergentes como el nuestro, que contribuyeron con más de 50 por ciento de las ventas.

A pesar de ello, lo cierto es que, aunque los connacionales están sedientos de marcas, podrían cambiarla sin remordimiento de un día para otro. Es un tema de mercadotecnia.

“Las firmas están sufriendo un desgaste importante en varios de los pilares de valor de marca de su agua. Hay varias de ellas, y la competencia se pone cada vez más dura”, señala Young and Rubicam, firma especializada en análisis de mercado.

Datos de esta compañía muestran que el principal problema de las aguas embotelladas es la diferenciación frente a la competencia.

Por ejemplo, en el caso de los refrescos, los consumidores mexicanos le dan una calificación de 64 puntos al asunto de la diferenciación, mientras que en el agua embotellada la nota es de 54 puntos.

Si se trata de qué tan familiarizados están con el producto, los refrescos reciben una calificación de 74 puntos, mientras las aguas de 53. Sin embargo, si algo han sabido hacer las campañas publicitarias de marcas como Bonafont y Ciel, es lograr el cariño de sus compradores, ya que la estima que ellos sienten por las marcas es de 50 puntos, contra 48 en los refrescos.

Para contrarrestar esta oferta, empresas como Unilever buscan competir en el negocio pero con purificadores.

Ha hecho también su campaña publicitaria señalando que sus aparatos son de lo más seguro del mercado.

La empresa afirma que en el mercado nacional, 63 por ciento del agua que se consume es de garrafón, y el resto de envases de menor tamaño, por lo que hay un oasis de oportunidades.

¿Caduca el agua?

Tanto la Asociación Internacional de Agua Envasada (ADA) como la Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos (FDA) consideran que el agua envasada tiene un tiempo de caducidad indefinido, siempre y cuando sea producida de acuerdo con las actuales normas correctas de fabricación y esté almacenada correctamente.

Sin embargo, la ADA reconoce que el guardado de botellas de agua por periodos de tiempo prolongados puede generar un olor o sabor ligeramente distinto.

La ADA define un ambiente de almacenamiento apropiado como aquel cerrado, fresco (temperatura ambiente o más baja), que no esté al alcance directo de la luz solar y que se encuentre alejado de productos químicos (como agentes limpiadores, pinturas, disolventes o gasolina). Se recomienda que no se almacene el agua embotellada por largo tiempo en un garaje. Una vez que sea abierta, la mayoría de las agencias coinciden en que tiene como máximo un tiempo de caducidad de dos semanas si se mantiene refrigerada; de lo contrario, comenzará a desarrollar bacterias y algas.

Mientras no se exige que las fechas de caducidad estén impresas en las botellas de agua, algunos fabricantes señalan voluntariamente en sus envases una de dos años.

En los últimos años, una gran cantidad de estudios han encontrado niveles elevados de toxicidad en diferentes plásticos, especialmente en los de número de reciclaje 3, 6 y 7. Mientras que el agua envasada generalmente se fabrica como número de reciclaje 1, el cual por lo general se considera menos tóxico, se puede producir un desgaste a medida que el plástico envejece.

Un estudio realizado en 2008 por el Grupo de Trabajo Ambiental encontró más de 38 agentes contaminantes químicos en las diez marcas de agua envasada más populares, lo cual hizo cuestionar el origen del agua y del plástico en el que se almacena a lo largo del tiempo. De ahí que se recomiendan dos años.

¿Qué compro con lo que vale una botella?

Para ver que el costo de un litro de agua no es tan barato en México, ya que el promedio es de 12 pesos por litro, se hace un comparativo:

– Un litro de leche de fórmula.

– Una bolsa de arroz.

– Un bote de jugo de naranja de 2 litros.

– Tres panes de dulce en una panificadora de colonia.

– Un kilo de tortillas.

-100 gramos de jamón de pierna de pavo.

– Una lata de frijoles charros.

– Una sopa instantánea.

– Una lata de atún.

– Dos bolsas de palomitas.

– Un paquete suelto de galletas marías.

– 12 bolillos si se compran en una tienda de autoservicio.

– Un kilo de papaya.

– Dos kilos de plátano, si se cmpra en algún tianguis de la Ciudad de México.

– Un jabón de tocador hipoalergénico.

Efectos

1.- El descubrimiento de un yacimiento de agua en Iztapalapa se festejó con bombo y platillo, aúnque se dice que sólo es un paliativo al desabasto.

2.- Peter Brabeck-Letmathe, presidente de Nestlé, dice que “estamos extrayendo cerca de 10% más de agua para consumo humano de lo que es sostenible”.

3.- Se espera que la venta de agua embotellada mantenga este año su tendencia al alza, y podría aumentar a doble dígito, según los analistas.

Fuente: Dinero en Imagen

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]