Los gigantes de la banca alinean inversiones con Acuerdo de París – ExpokNews

Estos bancos se centrarán inicialmente en sus áreas de inversión con mayor consumo de carbono.

BBVA, BNP Paribas, Standard Chartered y Société Générale se han comprometido a medir los impactos relacionados con el clima de sus carteras de préstamos y ayudar a las empresas en las que invierten a alinear sus respectivas estrategias de sustentabilidad con los objetivos del Acuerdo de París.

Los cuatro bancos firmaron una carta comprometiéndose a alinear sus respectivos libros de préstamos, que colectivamente cubren 2.4 billones de libras de activos, con una trayectoria de 2C.

Bajo el compromiso, los bancos se centrarán inicialmente en sus áreas de inversión con mayor consumo de carbono, como el transporte marítimo, aéreo y por carretera. Se les pedirá que compartan datos sobre los activos que los clientes utilizan para la producción, así como las inversiones futuras, entre sí en un intento por compartir las mejores prácticas.


Los bancos se comprometen a medir los impactos relacionados con el clima.

Twittea esta frase.


La carta señala que se trata de algo más que una reducción del riesgo, se trata de tener un impacto positivo.

“Usaremos un enfoque con visión de futuro y basado en la ciencia para financiar cambios específicos del sector en los procesos de tecnología y producción porque no es donde nuestros clientes están hoy, sino hacia dónde se dirigirán mañana”.

La carta también explica que la alineación con una trayectoria 2C marcará el inicio de las acciones de los bancos sobre el cambio climático, con un objetivo final de “neutralidad climática” que se trabajará de forma continua.

El anuncio, que se realizó en el segundo día de la conferencia COP24 en Katowice, Polonia, se produce después de que la multinacional holandesa ING se convirtiera en el primer banco en alinear su cartera de inversiones con una vía 2C en septiembre.

Para lograr esta alineación, ING adoptó un nuevo conjunto de métricas llamado Terra, que evalúa la cantidad de un cambio tecnológico que se necesita para mantener el aumento de las temperaturas globales muy por debajo de los 2°C en cada sector en el que invierte.

Luego, Terra mide el cambio requerido en la tecnología con respecto a la tecnología real que los clientes de ING están usando actualmente o planean usar en el futuro, lo que le permite al banco invertir en compañías que impulsan la transición de bajas emisiones de carbono en sus respectivos sectores.

Los gigantes de la banca alinean inversiones con Acuerdo de París

El director ejecutivo de ING, Ralph Hamers, celebró la adopción de la misma alineación de los otros gigantes bancarios, afirmando que sirvió como evidencia de que el sector financiero “se está preparando cada vez más para tomar las medidas audaces necesarias para desempeñar su papel en el logro de una economía baja en carbono”.

Hamers  dijo que con un esfuerzo global coordinado para combatir el cambio climático, su impacto solo será más fuerte y espera que esto sea solo el comienzo.

El efecto planeta azul

En noticias relacionadas, la firma escocesa de seguros e inversiones Standard Life Aberdeen ha presentado esta semana sus planes para crear un nuevo fondo ético de 200 millones de libras, financiado por inversores minoristas.

El fondo, que se prevé que habrá recaudado la suma de 200 millones de libras esterlinas de las bolsas del mercado de valores a mediados de diciembre, se invertirá en proyectos que impulsen el progreso hacia uno o más de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), como los proyectos o planes de energía limpia que defienden igualdad de género.

El fundador de Global Sustainability trust, Andrew Dykes, afirmó que la decisión de lanzar el fondo se debió no solo a la creciente tendencia hacia una inversión sostenible entre los millennials, sino también a la conciencia que generó la serie Blue Planet 2 de la BBC en 2017.

Dykes explicó que Blue Planet da vida al propósito de la confianza: un administrador de patrimonio puede verlo y pensar que las cosas deben cambiar.

El lanzamiento del fondo se produce en un momento en que el mercado de inversión socialmente responsable (ISR) del Reino Unido está creciendo rápidamente, y Triodos pronostica que crecerá un 173% para 2027 hasta alcanzar los 48.000 millones de libras.

De manera similar, se cree que el mercado global de bonos verdes ha crecido en un asombroso 78% entre 2016 y 2017, con inversionistas nacionales e institucionales que canalizan más de 150 mil millones de dólares en proyectos de baja emisión de carbono durante el período de 12 meses.

Acerca del autor

Daniela Lazovska