Construyendo comunidades sostenibles

Los antros se vuelven más verdes; conoce el Greenhouse Club en Nueva York

banner-horizontal-cemex-01
Muchas veces buscamos que los restaurantes o supermercados que frecuentamos sean más amigables con el medio ambiente tanto en su comida, como en la producción, ¿pero alguna vez habías pensado en buscar un club o un bar que fuera sustentable?

Los clubes son uno de los negocios que generan mayor gasto eléctrico y residuos contaminantes y debido a esto ya existen los que se autodenominan ecológicos.

El Greenhouse Club es un gran salón de seis mil metros cuadrados con dos niveles, los cuales están construidos en dos niveles hechos con materiales reciclados. Las paredes de este sitio se encuentran cubiertas de musgo y hay un túnel con plantas tropicales que conduce hasta los baños, proporcionando al lugar un ambiente natural.

Este club ubicado en el distrito de Soho en Nueva York cuenta con un sistema de climatización de bajo consumo y toda su iluminación está basada en LEDs, por lo que utiliza solo un tres por ciento de lo que requiere un sistema convencional. Todo el mobiliario es reciclado y los baños para los clientes son de bajo consumo de agua.

Uno de los elementos más interesantes del club, es el suelo, que está hecho con parquet de bambú renovable y el techo es transparente, conformado por cinco mil piezas de cristal reciclado que rotan simulando paisajes naturales.

Cabe destacar que no solo la estructura se preocupa por el medio ambiente; sino que los uniformes de los meseros son de algodón orgánico, pensando en distintos aspectos del impacto que puede causar el lugar, además se sirven cócteles de vodka orgánico.
greenhouse club
Desde que Greenhouse abrió sus puertas, ha albergado múltiples eventos de talla nacional e internacional. Por la ubicación exclusiva, el club atrajo la visita de celebridades como Bruce Willis, Jodie Foster, Felicity Hoffman y Colin Farel.

Sin duda los dueños del lugar han tenido que invertir un tercio más del dinero que un local normal, por todas las adaptaciones y sistemas de ahorro, sin embargo, en la operación se disminuyen los gastos además de ser un gran atractivo ecológico de entretenimiento.

Esta construcción logró obtener la certificación de edificio verde del ayuntamiento de Nueva York, con la cual se incrementó la clientela y reputación del lugar.

Hasta ahora cada vez son más los comercios de este tipo que giran su enfoque y se vuelven “más verdes como la Sustainable Dance Club, que reutiliza la energía de los clientes que bailan para iluminar el suelo del local y ahorran hasta el 30% de energía y el 50% de agua.

Fuente: tuexperto.com

Acerca del autor

Pamela Garcidueñas

Lic. en Ciencias de la Comunicación, egresada de la Universidad de La Salle Bajío, interesada en el conocimiento, la sociedad y el medio ambiente. Ha trabajado para distintas empresas formulando información de temas sociales; actualmente forma parte de Expok en el área de desarrollo de contenido.

Dejar un comentario