Noticias

Equidad de género y diversidad sexual, encrucijada en Londres 2012

Los Juegos Olímpicos de Londres han recibido mucha atención por tratarse de los más sustentables jamás organizados. Desde los materiales y técnicas usados en la construcción del Parque Olímpico hasta las comidas Fair Trade, los juegos verdes han sido noticia. Pero hay otra novedad en Londres: ha reavivado discusiones sobre la equidad de género.


Desde antes de la gran inauguración, ya sabíamos que se trataba de los primeros Juegos donde todos los equipos nacionales cuentan con mujeres en sus delegaciones. Además, ellas conforman un histórico 45% de los atletas que participarán.

El espectáculo de inicio dirigido por Danny Boyle (Trainspotting, Slumdog Millionaire) hizo hincapié en los eventos que han transformado la vida del Reino Unido y las aportaciones culturales y políticas que este país ha hecho al resto del mundo: uno de éstos fue el movimiento de las sufragistas, las mujeres que lucharon por el derecho al voto. También se proyectó un video con memorables escenas románticas de la cultura popular, incluyendo el primer beso entre dos mujeres que se transmitió en la televisión británica, en 1994.

Esta escena fue transmitida mundialmente, incluyendo a países donde es ilegal ser gay, como Iran, Uganda y Arabia Saudita. Se trata, por lo tanto, del primer momento en el que un beso entre dos mujeres fue visto en todo el planeta, y muy probablemente la primera vez que millones de personas vieron uno en un contexto de apertura e igualdad, no de odio y discriminación.

La discriminación no se acaba con un evento mediático, pero la ciclista ganadora de la plata Lizzie Armitstead sabe que es importante aprovechar los momentos de gran cobertura para empezar una conversación sobre temas difíciles. Como ella misma dice, cuando el presidente de la Unión Internacional de Ciclistas la felicitó, quiso decirle que “se sentara conmigo a platicar. El sexismo que he experimentado durante mi carrera es frustrante y frustrante”.

Armitstead finalmente no lo hizo, pero sí compartió con la prensa sus impresiones, explicando que las mujeres reciben menos salario y menos apoyo de los medios: “El problema es que no quiero parecer negativa o quejumbrosa. Es difícil cambiar las cosas de forma positiva. Las mujeres debemos unirnos y tener una postura más fuerte”. Estas palabras, pronunciadas por la primera ganadora británica de los juegos, seguramente serán escuchadas. Lizzie Armistead supo usar su plataforma para hablar acerca de algo importante para ella, y tal vez otras atletas sigan sus pasos.

Por otro lado, una de las dos únicas competidoras de Arabia Saudita ni siquiera puede expresarse personalmente. Su padre hizo declaraciones afirmando que la atleta de 16 años no competirá si el Comité no permite que participe en las competencias de judo usando su tradicional hijab. La competencia está programada para el viernes 3 de agosto, y el presidente de la Federación de judo ya ha declarado que se espera que por razones de seguridad y respeto al espíritu y los principios del deporte, Wojdan Ali Seraj Abdulrahim Shaherkani pelee sin hijab.

Esta es la primera vez que Arabia Saudita cuenta con mujeres en su delegación. Se trata de un país donde las mujeres tienen muy poca participación y no hay una tradición deportiva femenina, por lo que fue muy difícil encontrar atletas que contaran con los requisitos para participar.

Cada 4 años los Juegos Olímpicos nos dan una oportunidad de mirar los avances que hemos hecho como sociedad, en muchos más ámbitos que el deportivo. La organización del evento y su alto perfil mediático permiten ver a estas dos semanas como un microcosmos de lo que sucede en todo el mundo diariamente. Que la sustentabilidad sea un tema primordial esta año habla de que se trata ya de un estándar inevitable. ¿Qué pasará con éstas historias sobre diversidad sexual y equidad de género? Tenemos todavía más de una semana para descubrirlo.


María José Evia Herrero. Asistente de Medios y Social Media en Expok.

Comunicóloga por la Universidad Modelo. Ha sido niñera, repostera, Community Manager, nerd, periodista cultural, maestra de preparatoria, asistente de dirección y ahora Asistente de Medios y Social Media en Expok. En sus tiempos libres es una Blogger indisciplinada pero divertida.

Es también una consumidora irredenta de libros, películas, postres, televisión, social media, crítica de género y moda. Para compensar, escribe sobre todos estos temas. Se incorporó también a la autoría de este espacio desde 2012. Su Flavors.

Acerca del autor

María José Evia H

Comunicadora especializada en medios digitales, literatura y equidad de género. Coordina, escribe y edita contenidos de ExpokNews y la Síntesis diaria, además de colaborar en medios como Letroactivos, Letras Libres, Lee + y Equilibrio. Aquí sus redes sociales.

Dejar un comentario