Para fomentar una cultura de transparencia, ética empresarial y responsabilidad social, se debe trabajar
en la familia, en la educación y en los medios masivos.

Así lo expuso en entrevista Bernardo Kliksberg, investigador y asesor principal para el Programa de Desarrollo de las Naciones Unidas, durante su visita a México.

Contrario a este sentir, las visiones económicas predominantes en la región tienden a desvincular ética y economía.

Kliksberg aseveró que es imprescindible que en América Latina, agobiada por grados agudos de pobreza y desigualdad, se recupere la estrecha relación que debería haber entre valores éticos y comportamientos económicos.

Las empresas pueden hacer su parte, por ejemplo, con políticas que en la práctica respeten los derechos de sus integrantes y favorezcan su desarrollo.

Reforma, Empresas, p. 2
Click sobre la imagen para ampliar

rse

Acerca del autor

ExpokNews