Colaboraciones

Las PYMES y la responsabilidad social

Por: Miguel Angel Mesinas Iglesias

Tendencia de nicho o una verdadera oportunidad de negocio con causa.

En los últimos años ha venido creciendo el interés por parte de empresarios y particulares por participar más activamente en temas que ayuden a mejorar el medio ambiente, reducir la emisión de contaminantes y en general todo lo relacionado con salvar nuestro planeta, que verdaderamente está en una crisis ambiental.

Esta tendencia, al ser del interés de grandes corporativos, ha convertido el tema en algo mucho más general y sobre todo, mas necesario como un instrumento de acción para cualquier persona que busque nuevas oportunidades y formas de hacer negocio con lo que el mercado busca para satisfacer sus necesidades y sus gustos.

Es así, que encontramos a las PYMES ahora mucho más inmersas en el tema de la responsabilidad social, aun y cuando esto implica inversiones de tiempo y dinero, capacitación de personal, concientización y comunicación a los integrantes del equipo de trabajo.

Decidirse y finalmente “subirse a la ola” de empresas (cualquiera que sea su tamaño) que están buscando como hacer eco dentro de su entorno externo e interno, no es cosa fácil; antes que nada, porque es un tema muy nuevo y poco explorado aun, lo que representa entonces un reto pero también una oportunidad.

Buscar formas de ser proactivos y marcar tendencias es arriesgado e incluso puede significar un costo de oportunidad, en la inteligencia que los recursos que a ello se destinen podrían ser utilizados en mejoras de tecnología, compra de inventarios o desarrollo de nuevos productos.

Sin embargo, y pese a todo lo anterior, la historia de crecimiento en el número de empresas que se inscriben al proceso para obtener el distintivo de ESR nos indica claramente que no solo es un tema de interés por el solo hecho de ayudar a la mejora (o rescate) de nuestro hábitat; sino que también se está viendo una enorme oportunidad por todo lo que representa ser responsable con nuestro entorno.

Hay enormes oportunidades de negocio si se decide entrarle al tema de lleno; las grandes corporaciones ven con muy buenos ojos a las pequeñas y medianas empresas que se interesan en participar en dicho esquema; existen ejemplos de integración a cadenas de valor y de círculos virtuosos en los que las empresas de gran tamaño “jalan” o ayudan a que proveedores pequeños participen y sean parte de la tendencia.

¿Pero porque es tan importante rescatar, ayudar, concientizar, mejorar? ¿No es un tema que el gobierno debe resolver? ¿No es algo que las organizaciones no gubernamentales ya están atacando de lleno? La respuesta es sí, hasta cierto punto; pero sería muy irresponsable dejar ahí el esfuerzo, confiar en los esfuerzos que se están haciendo por parte de gobiernos y organizaciones enfocadas al tema; además de que sería un enorme desperdicio de oportunidades de negocio que visto de forma estratégica se pueden desarrollar.

Así pues, se puede llegar a la conclusión de que esto que estamos viviendo y que se está desarrollando cada vez más en mercados de nicho, puede hoy ser costoso, pero sin duda es una inversión para ser reconocidos más adelante como iniciadores de lo que puede representar ayuda a la sociedad, al entorno y a socios comerciales, estratégicos y proveedores de productos y servicios.

La tendencia ya esta, “la ola” ya está creciendo, es solo cuestión de encontrar en cada ramo o sector, la forma de sacarle provecho al tema; no solo como negocio, porque eso de si representaría una total irresponsabilidad social, sino también la forma de crear elementos positivos para un cambio a lo que se viene desarrollando y que claramente no ha funcionado, razón por la cual hoy estamos sufriendo consecuencias de sobre población, escasez de materias primas, alimentos, agua y demás temas que a diario se hablan, comentan, discuten; pero que no tienen una solución comprobada y mucho menos efectiva al cien por ciento. Cada carencia que el planeta tiene hoy, es una oportunidad de ayudar y también de generar dividendos.

Miguel Angel Mesinas Iglesias

Actualmente, a sus 35 años, Miguel Angel se desempeña como Director General de ICONO COMERCIAL, empresa con 13 años en el mercado, corresponsal de marcas, todas relacionadas con el consumo y accesorios para el hogar. ICONO representa más de 15 marcas de todo el mundo para el mercado mexicano y ha desarrollado 4 marcas propias maquiladas en Europa y Asia. Su principal canal de distribución son las tiendas departamentales, autoservicio, clubs de precios y tiendas especializadas. En respuesta a las necesidades del mercado y del medio ambiente, Miguel Angel ha enfocado esfuerzos en buscar alternativas sustentables y materiales renovables como reemplazo a materiales usados durante años, que en el presente sugieren una amenaza al medio ambiente.

Acerca del autor

ExpokNews

1 comentario

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]