Ambiental

Las paredes de una casa se pueden convertir en terrenos fértiles para cosechar alimentos gracias a una novedosa propuesta de diseño orgánico

Cosechar calabazas, zanahorias, coles, chiles y otros productos en la pared de nuestra casa no es parte de la historia de un guión del director italiano Federico Fellini. Aunque parezca algo un tanto surrealista, es una posibilidad real que ya podemos aplicar en nuestro país.

Ésta es parte de la propuesta arquitectónica de la firma mexicana Verde Vertical, cuyo concepto básico es integrar al desarrollo de espacios urbanos lo que proviene del campo y la naturaleza, creando así áreas verdes en medio de la ciudad.

El director de este despacho es Fernando Ortiz Monasterio, quien en conjunto con el arquitecto Juan Pablo Serrano, presentó esta idea en la reciente edición del Salón Internacional de la Edificación, celebrado en el World Trade Center.

“Somos los primeros en buscar incorporar nuevas formas para integrar áreas verdes en una ciudad cubierta de concreto; como no hay espacios disponibles, lo que proponemos es utilizar los muros de los edificios mismos como soporte para lo que se conoce como jardines verticales, superficies que pueden funcionar igual que un jardín tradicional sólo que montadas sobre un muro, y que pueden sobrevivir con o sin sol; pueden ser grandes o chicos, cualquier muro puede ser un jardín”, comentó Ortiz Monasterio.

Vanguardia ecológica

El despacho emplea una tecnología en la que las plantas no enraizan en la tierra sino en tela por medio de un sistema hidropónico que cuenta con un sistema de riego integrado para garantizar que la plantas tengan siempre la humedad que necesitan. Verde Vertical ofrece 300 especies diferentes de plantas que permiten jugar con sus formas.

“Esta idea no es sólo ornamental, con la misma tecnología hemos llegado incluso a la producción alimenticia”, dice Fernando.

En el Salón de la Edificación Juan Pablo Serrano y Ortiz Monasterio crearon una muestra de este proceso en una pared provisional.

“Desde hace mucho estamos preocupados por la ciudad, la huella verde de una construcción la podemos suplir por medio de muros: los de una cocina, de un lobby o de un baño, que pueden ser máquinas productoras de oxígeno que absorben la polución del ambiente y crean un microclima que se siente como aire acondicionado”, dice Juan Pablo.

“El poder hacer de una cosa ornamental una producción de alimento que pueda redituar en la cartera del usuario es algo muy interesante. Ya ha sido aplicada en un restaurante donde cosechan sus propias lechugas”, afirmó Serrano.

“En lugar de plantas de ornato cultivamos hortalizas y hierbas de olor”, concluye Ortiz.

Fuente: El Universal.com, Estilos.
Reportero: Gerardo León.
Publicada: 13 de marzo de 2011.

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]