Fundaciones Empresariales

Las Fundaciones Empresariales ¿Necesitan un procurador de fondos para dirigirlas?

Por: Emilio Guerra Díaz

En los últimos meses, profesionales y algunos amigos me han planteado diversas preguntas como consultor para saber mi opinión respecto a la forma de crear una fundación empresarial, el tipo de personal que debe contratarse y sobre todo, si el director tiene que cumplir un perfil de especial.

Por ejemplo, el esposo de una amiga que tiene una consultoría financiera me hacía ver que un cliente deseaba crear su asociación y que él proponía el arranque con un equipo pequeño, un director y un asistente administrativo. Desde su perspectiva pensaba que necesitaría un procurador de fondos.

En otra oportunidad, una empresa que recién había obtenido el Distintivo ESR había decidido abrir su fundación y para dirigirla contrató a un amigo. Esta persona quien tiene experiencia en el campo de la responsabilidad social corporativa (RSC), pero en esos días no tenía suficientes conocimientos del sector filantrópico, me contactó para pedir apoyo pues los directivos le habían marcado el reto de conseguir por fuera del negocio los recursos necesarios para la operación y la administración de la nobel institución empresarial, es decir, para pagarse su sueldo y conseguir el dinero que se donaría bajo los criterios que determinasen los directivos.

En otro caso, una empresa que tiene un gran avance en todos los campos de la RSC (cuenta con 8 años de ostentar el Distintivo ESR) pero que reconoce oportunidades en algunas áreas, se muestra dubitativa si para avanzar en el ámbito de la vinculación con la comunidad establece un programa o una fundación.

Este corporativo se encuentra analizando qué hacer, pero de entrada asumió que si creaba una institución debería asumir el asignar un presupuesto y vislumbra que para su operación cotidiana debe buscar un profesional con experiencia dentro del sector filantrópico. Un ejecutivo de su área de recursos platicó conmigo y le hice notar que afortunadamente existen ya colegas profesionales en México que están haciendo un estupendo papel al frente de fundaciones, pero que en muchos casos los headhunters tardan en encontrarlos porque en los sistemas electrónicos que disponen en las páginas web para que candidatos registren su experiencia, no contemplan categorías adecuadas ni registros que faciliten plasmar la información conveniente. Por ejemplo, en la plataforma de OCCMundial no existe un campo para un profesional que por un lado comunique que tiene experiencia en Gestión de la Responsabilidad Social Empresarial, o un profesional con experiencia en Dirección de Instituciones Filantrópicas, mucho menos en profesional en procuración de fondos para instituciones no lucrativas. Prácticamente no existen estas opciones, cuando éstas son ahora categorías necesarias para un negocio sustentable.

La alternativa para el candidato es llenar cualquier espacio como “Gerencia”, “Administración”, “Dirección” y en las subcategorías ya no encuentra opciones por lo que se diluye su trayectoria profesional porque no hay suficiente especialización ni diversidad de campos que permitan a un reclutador cruzar datos y encontrar al candidato ideal.

Piense entonces en lo complicado que resulta para el personal de recursos humanos que esté buscando un profesional que requiere la empresa y que se apoya en sistemas electrónicos que no le facilitan la información para localizar al candidato que requiere para iniciar y gerenciar un programa de voluntariado corporativo, o bien, dirija una fundación.

Recuerde el lector que existen 4 tipos de fundaciones y mientras que dos de ellas comparten características muy similares para su operación y administración, como las fundaciones familiares y comunitarias; las fundaciones empresariales demandan habilidades distintas. Se preguntará el lector ¿por qué?

En las fundaciones comunitarias y familiares se requieren fuentes de financiamiento adicionales para complementar el esfuerzo inicial del legado, del fondo, de los recursos. Las independientes cuentan, en teoría, con los fondos suficientes que les permite trabajar por su mandato. En cambio en las fundaciones empresariales es deseable que la empresa destine un presupuesto inicial que cubra el costo de operación y administración y disponga de recursos para la inversión social.

En otras palabras, la empresa paga el sueldo del equipo operativo y brinda desde el área de contabilidad, los recursos necesarios para cumplir con las responsabilidades fiscales y legales. Por otro lado, la corporación destina un monto para la inversión social, ya sea en especie en dinero o una combinación de ambos.

Cuando surge la necesidad en una empresa de construir un programa o fundación que permita potenciar su vinculación con la comunidad a partir de los recursos disponibles (entendiéndola en la amplia relación con todos sus grupos de interés y no sólo a la idea de que el área va a hacer donaciones) el problema es a quién contrato.

Si se piensa que un excelente candidato para encabezar una fundación empresarial es un profesional en la procuración de fondos para que consiga el dinero para operar y administrar la fundación, estamos ante un verdadero conflicto, pues imagine usted que ha sido contratado por una empresa cuyos directivos le digan “yo ya cumplí con los estándares y deberes de RSC en vinculación con la comunidad, para ello creamos la fundación empresarial. Ahora, que el directivo que contratamos consiga afuera los recursos que vamos a donar a nombre de la empresa”. ¿Usted haría un donativo para apoyar a una fundación empresarial o preferiría donar a una causa de su elección?, ¿El procurador de fondos tendría herramientas y argumentos suficientes para pedir donaciones para una fundación empresarial?

Con lo que hemos expuesto, podemos vislumbrar que una fundación empresarial puede o no contratar a un procurador de fondos, pero realmente el énfasis está en que con su trabajo debe agregar valor a la mayoría de los indicadores de vinculación con la comunidad, debe involucrar a todas las áreas de negocio, velar por sus intereses, facilitar su trabajo, administrar el fondo de inversión para construir un retorno para la empresa, debe cuidar el impacto social y su experiencia en procuración de fondos debe plasmarse en la construcción de alianzas estratégicas para el negocio, asociarse a iniciativas que permitan hacer un uso más eficiente y eficaz del presupuesto de inversión y fortalecer a los actores y a todos sus grupos de interés.


Emilio Guerra Díaz

Emilio Guerra cuenta con amplia experiencia en la Gestión de la RSC, destacando su trabajo en el área de vinculación con la comunidad que potenciar la inversión social empresarial. Ha gerenciado fundaciones empresariales.

Acerca del autor

ExpokNews

Comentarios

  • Estoy muy interesada en enviar mi cv a ustedes pues tengo el perfil para diriguir o trabajar en empresa o fundaciones donde un procurador , coordinador o gerente en el area de RSC sea necesario.
    Me podrian canalizar o enviar el mail a donde dirigirme.

    Saludos,

    Monica Perez

  • Excelente artículo, coincido en que énfasis del procurador de fondos está en que con su trabajo debe agregar el valor a la mayoría de los indicadores de vinculación con la comunidad.

  • Me parece interesante la pregunta, pero al haber laborar por nueve años y medio en Fundacion del Empresariado chihuahuense A.C. creo que el procurador de fondos no debe de ser el Director o Administrador, es una parte importante del personal operativo de una Fundación.
    Al igual que Mónica, si puedo enviar mi cv, tengo capacitacion, experiencia en administración y supervisión de proyectos.

    Gracias

    Saludos

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]