Las fundaciones culturales y el voluntariado – ExpokNews

La importancia de preservar un valioso patrimonio cultural.

Culture vía Suhtterstock

Culture vía Suhtterstock

Por: Emilio Guerra Díaz

Hace unos días fue presentada de manera oficial la Fundación Leonora Carrington, que tendrá por objeto preservar el legado artístico de la artista de origen británico. Desde octubre del año pasado ya se conocía de esta iniciativa.

Esta nueva fundación cultural y de preservación de un valioso patrimonio cultural de una gran artista que se avecinó en nuestro país viene a sumarse a las que en meses recientes se han creado, como la de Elena Poniatowska, la Fundación María y Héctor García y la Fundación Manos Manchadas, que resguarda obras de Alberto Gironella. De todas ellas se habló en esta columna, en un artículo que puede consultarse aquí.

La presentación de la Fundación Leonora Carrington se da dentro del contexto de la transformación del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes en la Secretaría de Cultura que dirige Don Rafael Tovar de Teresa y el acto cobra una mayor relevancia porque precisamente el ejercicio de gobierno en materia de arte y cultura puede ver como un gran aliado a las iniciativas privadas que concurren en la creación de fundaciones, porque los bienes privados pasan a tener una dimensión pública.

A su vez la actitud del gobierno de apoyar y apoyarse en fundaciones privadas para afectar positivamente el patrimonio de todos los mexicanos ha tenido una malsana distancia que desatiende la iniciativa de particulares por crear más fundaciones de este tipo y que además reciban estímulos gubernamentales. Nuestro gobierno ha sido timorato en este renglón.

En todo el mundo desarrollado conviven venturosamente esfuerzos privados y gubernamentales a favor de una producción y consumo cultural amplio, robusto, diverso donde caben diversas tendencias, grupos, corrientes e intereses. Se reconoce al coleccionista que desde una pasión privada acaba formando y ordenando universos culturales que lega a su país, dotando además de recursos económicos para la manutención de dicho patrimonio. De ahí nacen además asociaciones de amigos de los museos donde curadores, investigadores, creadores, artistas y voluntarios participan generando nuevos circuitos de consumo cultural.

Además de que el lanzamiento de la Fundación Leonora Carrington motiva la reflexión de que existe un gran potencial en que la Secretaría de Cultura se adentre a diseñar política pública en materia de fomento del arte, preservación y consumo del patrimonio cultural, se abre una vía muy importante: la promoción de la cultura de voluntariado como otro gran recurso que tiene el Estado para involucrar a particulares en estas acciones.

El propio Rafael Tovar de Teresa reconoció, de acuerdo con las notas publicadas en distintos periódicos, que: “la fundación Carrington como un proyecto inédito, o casi, pues la familia de esa gran artista ha podido sumar no sólo sus recursos, sino su esfuerzo, la pasión por la obra de su madre, y que haya podido convocar a una parte importante de la sociedad mexicana a trabajar por preservar el patrimonio de una de las grandes artistas que han vivido en el país” (La jornada, febrero 5 de 2016).

El voluntariado cultural, un recurso hasta ahora disperso, socavado y profundamente desaprovechado por el gobierno, está dispuesto a sumar pero no a disolverse y supeditarse en proyectos partidistas de corto plazo. En cambio avanza con ingenio, creatividad e innovación ante escenarios de austeridad de los recursos gubernamentales mucho más lejos que cualquier sexenio. La novel Secretaría de Cultura podría sentar bases para crear alianzas con iniciativa privada y emprendedores culturales donde el país tiene mucha riqueza.

Desde el Consejo Directivo

El presidente del Directorio calificó de destacable el trabajo que organizó Roberto Delgado Gallard para movilizar a voluntarios en todas las ciudades de la gira papal en México. Ha movilizado al menos a dos centenares de miles de voluntarios. Comentó también que San Miguel de Allende será sede del Programa intensivo de fortalecimiento para OSC, que ofrecen la Alianza Fronteriza de Filantropía México-EE.UU. y Community Foundation for Southern Arizona. El evento se llevará a cabo en el Hotel Real de Minas de San Miguel de Allende Guanajuato del 22 al 24 de febrero. Es gratuito pero los interesados tienen que inscribirse previamente.

Se ofrecerán los talleres: Cómo conformar un programa de voluntariado efectivo, por Emilio Guerra Díaz; Fundamentos de la procuración de fondos, por Ma. Laura Muñoz; El consejo directivo en las OSC: clave de la sustentabilidad, que impartirá Andy Carey y, Comunicación estratégica y mercadotecnia en las OSC, por Mauricio Guerrero Martínez (mayores informes al correo: malaura@alianzafronteriza.org).

La Secretaria del Consejo Directivo recordó a sus colegas que Jacqueline Butcher García Colín, Directora del Centro de Investigación y Estudios de Sociedad Civil invita al coloquio “La Generosidad de los Mexicanos”, que se llevará a cabo el 3 de marzo a las 17:00 horas en el Senado de la República, sala Octavio Paz. Participarán Ana María León Miravalles, Armando Ríos Piter y Jacqueline Butcher García Colín. En el evento se podrá adquirir el libro Generosidad en México: fuentes, cauces y destinos que no puede faltar en una biblioteca de interesados en filantropía.

El tesorero de la organización señaló que la convocatoria de los Premios Compartir, unos de los reconocimientos más importantes y prestigiados de sociedad civil a líderes y organizaciones filantrópicas y altruistas. Las categorías que conforman el premio son: Premio a la Institución en Asistencia Social, Premio a la Institución en Desarrollo Comunitario, Premio a la Institución por su Incidencia Pública, Premio a la Organización en Fomento al Voluntariado y Premio al Líder Social. Los ganadores reciben la escultura “Manos Compartir” y un estímulo económico de 300 mil pesos. El tesorero recomendó postular a organizaciones y personas de acuerdo a las bases que aparecen aquí.

El director de la organización calificó de muy bueno el análisis de Bernardo Barranco, experto en sociología de la religión, en la entrevista que le hiciera Adela Micha en su programa de TV con motivo de la visita papal a México. Barranco trascendió en su análisis más allá de la esfera política y el deseo de toda la clase política de sacar provecho de la presencia del pontífice en el país y amplió el tema de la visita del papa Francisco a la esfera social, enfatizando en varios elementos que van desde la relación diplomática hasta la necesidad que tiene la Iglesia católica de recuperar terreno y la necesidad de que los obispos estén más cercanos a la feligresía. En México las iniciativas de pastoral social tienen gran peso en la atención de grupos vulnerables como lo demuestra la recién publicada obra Conanimac, medio siglo de unión y entrega por la niñez y juventud en riesgo, publicada por Hoor Tejiendo Puentes y el Instituto Nacional de Desarrollo Social, pero es imperativo que la Iglesia profundice su participación en la atención comunitaria.


Emilio Guerra Díaz

Emilio Guerra cuenta con amplia experiencia en la Gestión de la RSC, destacando su trabajo en el área de vinculación con la comunidad que potenciar la inversión social empresarial. Ha gerenciado fundaciones empresariales.

Acerca del autor

Expok

Expok es una consultora y medio en responsabilidad corporativa. En este portal, creamos y curamos contenidos para el nicho interesado en la RSE y la sustentabilidad.