Al parecer las ciudades sin autos no solo serán las más sostenibles, también las más inteligentes. Echa ojo.

Las ciudades sin automóviles se están posicionando como una solución para combatir la contaminación e impulsar la movilidad sostenible. Sin embargo, algunos expertos mencionan que esta tendencia sólo fomentará ciudades pobres y pueblos muertos…

Ciudades sin auto, ¿sí o no?

Para comprobar que las ciudades no se verán afectadas por la prohibición de los autos, y que al contrario, aportarán un beneficio a la calidad de vida de los ciudadanos y el medio ambiente, Noruega y otras ciudades han llevado a cabo programas que demuestran que las urbes inteligentes serán sin autos.

Exploremos un poco acerca de los programas que se han puesto en marcha y cómo ha interactuado la población con ellos.

1. Oslo

Para mejorar el transito de las calles principales en centro de la ciudad, el gobierno de Oslo decidió eliminar los últimos espacios de estacionamiento y transformarlos en carriles para ciclistas.

Además impulsó un programa de movilidad que se encargará de ofrecer incentivos a ciclistas nuevos y servicios que incluyen mejor iluminación, remoción de nieve, así como subsidios para bicicletas eléctricas y ciclos de carga.

2. Londres

La capital de Inglaterra anunció el cierre de 20 kilómetros de carreteras para celebrar su día sin automóviles, y promete extender esta iniciativa a semanas o hasta meses sin la presencia de vehículos en diferentes áreas de la ciudad.

A lo largo del 2019, el gobierno de Londres impulsará una nueva estrategia para su centro “Square Mile”, cuyo objetivo es designar la mitad de las calles libres de autos y priorizar el paso peatonal. 

Estas dos estrategias resaltan que Londres ha sido pionera en gestionar e impulsar la movilidad sustentable en la ciudad, y también en incentivar a que sus ciudadanos sean más concientes con su huella ambiental al movilizarse.

3. Alemania

Este país está impulsando una “Red Verde” de corredores sin automóviles que conectarán a ciclistas y peatones en 10 ciudades alemanas y 4 universidades.

Para el 2020 se espera que con esta autopista designada a las bicicletas se logre que 50,000 autos salgan de la carretera a diario.

4. Berlín

En Berlín, los responsables de movilizar a la ciudad están construyendo cerca de 100 kilómetros de autopistas para bicicletas, con una medida aproximada de 4 metros de ancho.

Otra de las iniciativas que tienen planeada tendrá como meta prohibir los automóviles de algunas carreteras, con esto se planea alterar de manera positiva el paisaje urbano y mejorar la calidad de vida de los ciudadanos y del lugar.

5. París

En el centro de la ciudad, la capital de París prohibió la circulación a los automóviles modelo anterior a 1997, y desde el 2018, el primer domingo de cada mes también está exento de todos los autos.

Por otra parte, París planea duplicar los carriles para las bicicletas y cerrar el paso a los automóviles eléctricos en ciertas calles.

6. Buenos Aires

Los bulevares de la ciudad ahora cuentan con carriles dedicados para autobuses. Esto permite reducir el trafico en las calles laterales y ayuda a que la ciudad sea más segura y tenga zonas preferenciales para peatones. También se prohibió que los vehículos circulen a una velocidad de 10 km por hora.

7. Toronto

El consejo de la ciudad decidió legalizar un proyecto que desalienta la conducción de automóviles en un tramo de 2.5 kilómetros de King Street, esta iniciativa liberará el tráfico de las principales avenidas.

8. Madrid

Madrid decidió determinar 500 acres en su núcleo urbano como una «zona de emisiones ultra bajas», y se prohibió el uso de los vehículos de diesel y de gasolina más antiguos.

Un periódico local estimó que el tráfico en el centro de la ciudad disminuyó inmediatamente un tercio.

Practicas a favor de todos

El vicealcalde de Oslo dijo a la revista Fast Company que las iniciativas a favor de la movilidad sostenible harán de las ciudades sitios más inteligentes, seguros y saludables:

«Estoy seguro que cuando la gente imagina su ciudad ideal, este sueño no incluye aire contaminado, autos atascados en un tráfico interminable o calles llenas de autos estacionados«.

Incluso en algunas ciudades se ha planeado integrar desde carreteras inteligentes hasta otras herramientas que permitan incluir energías renovables en los medios de transporte, y así incentivar a que las personas utilicen menos el automóvil y más servicios como las bicicletas compartidas.

Un ejemplo de ello es la start-up Integrated Roadways que está trabajando en un piloto de carreteras inteligentes cuyo funcionamiento se basa en el uso de sensores de fibra óptica de alta resolución, y algunas otras herramientas que identifican la posición del vehículo en tiempo real, así como las condiciones de la carretera.

El fundador de esta star-up, Tim Sylvester, menciona que las carreteras inteligentes son una innovación que transforma a la carretera en una red de sensores, datos y conectividad para los vehículos de la próxima generación:

Se utilizan sensores de fibra óptica de alta resolución y otras tecnologías dentro del pavimento para detectar la posición del vehículo en tiempo real y las condiciones de la carretera. Esta tecnología detectaría bloqueos a medida que ocurren y notificaría automáticamente a emergencias sobre esos choques”.

Además de este tipo de iniciativas, existen otras que buscan trasformar la movilidad a una mucho más sostenible, y progresar a la par con las ciudades que integran sistemas más inteligentes para funcionar, esto sin dañar el medio ambiente, ni poner en riesgo los recursos presentes y futuros.

Acerca del autor

Kenya Giovanini

Comunicóloga en formación por la UTEL. Melómana, cinéfila y amante de la cultura pop. Ha desarrollado contenido para Revista Kuadro y actualmente trabaja como Asistente Editorial en Expokews, donde se encarga de curar el contenido más relevante sobre responsabilidad social, diseñar la síntesis diaria y crear contenido entretenido acerca de estos temas.