Entendiendo la Responsabilidad Social RSE

¿La RSE se hizo para servirnos… o nosotros a ella?

En este país, los esfuerzos y actos de cordialidad de algunos colaboradores pueden ser clasificados como actos ilícitos.

La mayoría de nosotros soñamos con vivir en un mundo honesto en donde haya justicia, equidad y respeto para todos. Lamentablemente, este sueño aún está muy lejano, y para combatir diferentes problemas globales como la corrupción deben crearse e integrarse normas que en ocasiones pueden ser muy radicales.

De acuerdo con Bruce Horowitz, CEO del Center for the Study of Bribery, Extortion and Coercion Situation, las personas tienden a suponer que la ética y el cumplimiento contra la corrupción son dos términos esenciales para un gobierno corporativo transparente y honesto.

No obstante, en algunas situaciones el cumplimiento de las leyes anticorrupción podría violar la ética y atentar contra los comportamientos humanos más naturales, debido a que por desgracia algunas prácticas, por loables que sean, pueden tener una incorrecta interpretación.

Enviar flores, ¿un acto de corrupción?

Bruce comparte que en Suecia, el National Council for Crime Prevention insta a los funcionarios y organizaciones a desalentar la hospitalidad y otros beneficios para expresar la gratitud por servicios desempeño, ya que puede ser un acto de corrupción disfrazado de agradecimiento.

Por desgracia, hacer esto priva a los clientes de expresar su propia humanidad porque no todos los casos de agradecimiento son precisamente una práctica relacionada con la corrupción; a veces se trata solo y simplemente de gratitud.

Una florista de Suecia compartió el caso de uno de sus clientes, quien estuvo enfermo un largo tiempo, y para agradecer el buen trato y el servicio recibido por parte de una enfermera, decidió enviarle un arreglo de flores, detalle que no pudo mandar directo al hospital porque podía ser interpretado como un caso de corrupción y podía incluso poner en riesgo la estabilidad laboral de la enfermera. En su lugar tuvo que ir a la florería, pagar el arreglo por adelantado y solicitar que más tarde la enfermera pasara por las flores.

Ella les comentó a la florista y a su ayudante, que la principal razón por la que decidió no recibir este arreglo en su trabajo, fue por dos razones:

  • porque podía ser acusada de corrupción
  • y sus compañeros serían opacados por esta muestra de agradecimiento, dejando en duda la calidad de su servicio.

Suecia y su RSE

Para Bruce, Suecia supera a muchos países que luchan contra la corrupción y contra este tipo de actos de “aparente” bondad, ya que para los responsables de este tipo de ley, estas prácticas esconden egoístas y malas intenciones, por ello toda organización y empresa debe prohibir estas acciones.

Otro ejemplo es la prohibición gubernamental de Suecia contra las agencias suecas de adopción que proporcionan voluntarios para ayudar a los huérfanos en países extranjeros, ya que incluso ese trabajo a favor de la salud y el cuidado, podría ofrecer incentivos para los padres adoptivos suecos y todo aquel que se ofreciera a ayudar.

En otros países, y a menor escala, han comenzado a prohibir todo acto que demuestre cordialidad, agradecimiento o socialización por medio de algún regalo. Esto se debe a que muchas de estas muestras han sido utilizadas para obtener ventajas desde proveeduría hasta consumo.

Aunque, y de acuerdo con Horowitz, muchas de las donaciones y obsequios se hacen para recibir algo a cambio, que favorezca las dos partes involucradas, esto no quiere decir que todos los actos de agradecimiento estén involucrados con algo ilegal y corrupto… pero ¿cómo saber?

Para evitar que se realicen más actos de corrupción, Suecia y otros países, han preferido castigar todo acto de bondad y tachar como algo ilícito cualquier muestra de agradecimiento que lleve un incentivo a cambio.

Esta toma de conciencia ha llevado a las legislaturas a promulgar este tipo de leyes que prohíben no sólo el soborno directo, también todos esos actos de cordialidad.

Suecia es reconocida por ser uno de los países con más seguridad y mejor reputación pero muchos líderes han tachado al país como radical al no poder distinguir un acto corrupto con uno inocente, pero al final, ¿qué es lo más importante?, ¿tratar de evitar la reciprocidad ventajosa?, ¿o permitir las interacciones amables y respetuosas?

Bruce señala que parte de la naturaleza humana es el interés propio y la conducta de convivencia, por lo que cada individuo debe tener cuidado y ser responsable con aquellos actos ilícitos disfrazados en forma de bondad, ya que es nuestro compromiso ser buenos ciudadanos si de verdad se quiere vivir en un mundo transparente.

Por su parte las empresas deben fomentar la responsabilidad social corporativa con cada uno de sus colaboradores e invitarlos a realizar prácticas más honestas no solo a nivel profesional sino también a nivel personal, si es que realmente queremos evitar con la corrupción…

Suecia es un país europeo y las relaciones del viejo continente suelen ser así, frías y duras en ocasiones, sin embargo, en países latinos, donde la gente es sumamente afectuosa y cálida, normas así suelen verse como un exceso absurdo. ¿Tu qué opinas?

Esto nos recuerda una enseñanza que es tan vieja como la Biblia cuando hablaba de la ley, y que hoy podemos homologar a la responsabilidad corporativa ¿La RSE se hizo para servirnos… o nosotros a ella? ¡Compártenos tu opinión!

Acerca del autor

Kenya Giovanini

Comunicóloga en formación por la UTEL. Melómana, cinéfila y amante de la cultura pop. Ha desarrollado contenido para Revista Kuadro y actualmente trabaja como Asistente Editorial en Expokews, donde se encarga de curar el contenido más relevante sobre responsabilidad social, diseñar la síntesis diaria y crear contenido entretenido acerca de estos temas.

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Caballocalco No. 42 Int 28, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact