RSE

La promoción más rara de este Black Friday y la RSE

¿Cómo logró esta empresa recaudar 70 mil dólares sin dar un producto a cambio?

cards against humanity

¿Qué harías si, de pronto, tuvieras 4,185 dólares extras?, ¿y qué harías si una empresa te pidiera dinero a cambio de… nada? En lo que tiene que ser una de las iniciativas más extrañas del pasado Black Friday, Cards Against Humanity resolvió ambas preguntas.

Desde hace varios años, la compañía, que fabrica un popular e irreverente juego de mesa, realiza campañas poco comunes para el Viernes Negro: en 2013, vendió su producto a un precio mayor y en 2014 literalmente ofreció llevar excremento a las puertas de sus clientes. En esta ocasión, simplemente pidió a su público que diera un mínimo de 5 dólares, con la promesa de recibir absolutamente nada a cambio. Sin duda, un paso más allá de las empresas que simplemente cerraron sus puertas ese día.

Aunque no lo creas, la compañía reporta que 11, 248 personas dieron 5 dólares, mientras que 1,199 pagaron más de 5 y una incluso aportó cien, logrando así llegar a la cantidad de 71,145 dólares ganados por un producto inexistente.

A pesar de que Cards Against Humanity tiene una larga historia de donaciones a la caridad, recaudando más de 4 millones de dólares desde 2012 e iniciando una beca para mujeres en la ciencia, en esta ocasión simplemente dividió el monto obtenido entre los 17 colaboradores y compartió en su sitio web en qué usó el dinero cada uno.

cards against humanity black friday2

La gran mayoría de los colaboradores destinó una parte significativa del dinero a apoyar a sus fundaciones y ONG favoritas. Una de las más populares fue Planned Parenthood, la clínica de salud femenina que sufrió un atentado terrorista en días pasados. En total, se benefició a 25 organizaciones (contando por separado cada sede de Planned Parenthood) con $22,135.37 dólares.

Otra constante fue usar el dinero para comprar regalos para los seres queridos, desde computadoras hasta autos. Pero también hay compras indulgentes como relojes o juegos de video y algunas muy extrañas, como 500 dólares en arena para gatos o una armadura hecha a la medida. Finalmente, los más prudentes contribuyeron a sus fondos de retiro o pagaron deudas.

Max Temkin, el creador del juego, le dijo a Business Insider que la empresa “realmente odia el Black Friday. Es una asquerosa orgía de consumismo justo después de una fiesta que se trata de ser agradecido por lo que tienes, así que siempre tratamos de pensar en bromas chistosas o en comentarios qué hacer sobre la tradición.”

Reconoce que su estrategia es riesgosa, pero se trata de confiar en que su público encontrará el humor en la situación. En definitiva, es necesario tener una gran relación con los consumidores y una confianza mutua para que una “broma” de este tipo tenga tanto éxito.

Al final, se puede ver que el dinero obtenido sí hizo una diferencia en la vida de los colaboradores y, más que eso, generó dinero para ONG de todo tipo. Aunque no se puede llamar a esto responsabilidad social, sí es una iniciativa que se basa en el propósito de la empresa (hacer reír de forma irreverente) y que la une con toda su comunidad.

Acerca del autor

María José Evia H

Comunicadora especializada en medios digitales, literatura y equidad de género. Coordina, escribe y edita contenidos de ExpokNews y la Síntesis diaria, además de colaborar en medios como Letroactivos, Letras Libres, Lee + y Equilibrio. Aquí sus redes sociales.

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact