Notas

La importancia del desayuno en el control de la glucosa

header-telefonica-2

Esta Columna es patrocinada por Kellogg ‘s

La alimentación juega un papel fundamental en el control de la glucosa; el desayuno no es la excepción. La primera comida del día cobra importancia, ya que nos ayuda a mantener en niveles óptimos el azúcar de la sangre. Omitir el desayuno origina que los niveles de glucosa en sangre, bajen y suban de forma descontrolada, lo que a la larga desfavorece nuestra salud. Fernanda Zimmermann, nutrióloga del Instituto de Nutrición y Salud de Kellogg´s, nos hablará un poco más del tema.


Después de una larga noche de sueño, que normalmente es de 8 horas, cuando despertamos, nuestro cuerpo espera la “entrada de combustible”, es decir, nutrimentos provenientes del desayuno. El cuerpo necesita reponer las fuentes de energía que utilizó desde el último alimento. El desayuno provee nutrimentos que las células necesitan para funcionar de forma adecuada, entre ellos la glucosa. Desayunar diariamente favorece la prevención de enfermedades como la diabetes, debido a que ayuda a controlar los niveles de glucosa en la sangre y con esto, evita los incrementos abruptos de la misma.

Después del desayuno se observa un incremento de glucosa en la sangre. Ésta, causa la secreción de la hormona insulina y a su vez la insulina permite el paso de la glucosa a las células para que puedan utilizarla como fuente de energía.

1146987_507023682713221_1139937551_o

Cuando el cuerpo humano no recibe alimento después del ayuno prolongado, se llevan a cabo formas alternas para obtener energía, utilizando las reservas de los depósitos de grasa y de músculo. Pero, al repetir esta situación de forma periódica, nuestro cuerpo puede resentir y a largo plazo, estas modificaciones en el metabolismo pueden llegar a desencadenar diabetes tipo 2.

Por otro lado, también existe una relación entre el consumo de fibra en el desayuno y el control de la glucosa sanguínea. Varios estudios demuestran que el consumo adecuado de fibra en el desayuno ayuda a prevenir incrementos repentinos de glucosa en la sangre. Se reconocen dos tipos de fibra: la fibra insoluble y la fibra soluble. Esta última tiene un especial efecto benéfico en el control de los niveles de glucosa en la sangre. Uno de los mecanismos que se han propuesto para explicarlo, es mediante el efecto que tiene la fibra de retardar la digestión y la absorción de la glucosa ayudando así a reducir la producción de hormonas metabólicas como la insulina.

En un desayuno completo hay otros nutrimentos que ayudan en el control de los niveles de glucosa en la sangre, entre ellos, las proteínas y los lípidos; éstos, retardan la velocidad con la que transitan los alimentos a través del sistema gastrointestinal. Este tránsito lento causa que los carbohidratos, como la glucosa, sean digeridos más despacio pues se encuentran hasta cierto punto, “protegidos”, por los otros nutrimentos.

Además del control de la glucosa en sangre, el desayuno beneficia nuestra salud en otros aspectos, como por ejemplo:

  • Ayuda a cubrir las necesidades diarias de nutrimentos
  • Brinda energía suficiente para mantenerse activo y realizar actividades matutinas
  • Aumenta la concentración, la productividad y la memoria
  • Ayuda a mantener un peso saludable
  • Disminuye el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, ya que las personas que desayunan tienen niveles saludables de lípidos en la sangre
  • Las personas que desayunan con regularidad tienen otros hábitos saludables, como mayor consumo de frutas y verduras, y mayor actividad física.
  • Ahora que ya lo sabes, recuerda desayunar todos los días, y si tienes dudas sobre qué desayunar o con tu alimentación, acude con un nutriólogo para que te oriente.

 

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario