Ambiental

La importancia del desarrollo de la agricultura sostenible en el año 2020

agricultura sostenible

Hoy en día el concepto del desarrollo sostenible y ecológico a favor del cuidado del planeta va ganando más terreno, y por supuesto una de las actividades más afectadas en este sentido es la agricultura. La necesidad humana de los productos saludables que nos aporta la tierra debe ir acompañada del respeto y consideración hacía sus recursos. Por ello, la calidad de los productos alimenticios en el futuro dependerá de la manera en la cual tratamos el suelo, agua y aire. Si tratamos los recursos naturales con respeto y cuidado, sin agotar ni contaminar el suelo, la naturaleza nos lo agradecerá con un buen rendimiento y grandes cosechas en el futuro. El cultivo inteligente y el análisis constante de suelo son imprescindibles para la manutención de la fertilidad de la tierra y la prosperidad de la agricultura en el futuro.

EOS Data Analytics ha desarrollado una agro-plataforma digital por la cual, gracias al análisis de los datos de satélite y los programas especiales permite economizar los recursos, aplicar la cantidad exacta de fertilizantes y controlar la siembra, acercándose así a  una agricultura eficaz y sostenible.

Ventajas de la agricultura sostenible

Entre las ventajas indiscutibles de la agricultura sostenible se encuentran las siguientes:

  • La protección del medio ambiente y prevención de la contaminación;
  • Las mejoras en la calidad y cantidad de cosechas y de los productos alimenticios que va a tener un impacto importante en la salud de los consumidores;
  • La reducción de gastos como el combustible y otros aditivos que empeoran los recursos naturales;
  • El aumento de las cosechas y etc.

Métodos y prácticas de la agricultura sostenible

Para conseguir la sostenibilidad del cultivo, los agricultores deberían seguir los siguientes métodos y prácticas:

  1. Usar fuentes de energías renovables: huertos solares, hidroeléctricas y parques eólicos. La energía obtenida del sol, agua y viento puede ser utilizada para el funcionamiento de diversas máquinas empleadas en la agricultura.
  2. Llevar a cabo un control de plagas de forma integrada que permite identificar estas plagas en sus etapas iniciales, reconocer cómo de dañinas son y actuar en consecuencia.
  3. Hidroponía y acuaponía, dos innovadoras técnicas agrícolas. Los sistemas hidropónicos consisten en el cultivo de plantas usando disoluciones minerales en vez del suelo agrícola; y los sistemas acuapónicos combinan la cría de animales acuáticos como peces, cangrejos de río y camarones con los cultivos hidropónicos. Los cultivos se alimentan de los residuos de los peces y asimismo, las plantas limpian el agua que podrá ser usada de nuevo para la cría de los mismos.
  4. Rotación de cultivos que implica cambiar el tipo de cultivo año tras año en el mismo campo para prevenir el agotamiento del suelo y aumentar su rendimiento.
  5. Policultivos o el cultivo de múltiples especies en la misma área, imitando de esta manera la diversidad de cultivos en los ecosistemas naturales y evitando así la gran carga en el suelo que suponen los monocultivos.
  6. La permacultura, o cultura permanente, es un diseño de la agricultura inteligente para reducir los residuos de los recursos y aumentar la eficiencia de los cultivos.
  7. Evitar la erosión del suelo, usando la repoblación forestal, drenajes y rotación de cultivos.
  1. Diversidad de los cultivos, o plantación de diferentes variedades del mismo cultivo con el fin de disminuir los gastos.
  2. La agroforestería, o agrosilvicultura, es una herramienta muy útil para los terrenos con clima seco y tendencias a la desertificación. Consiste en la plantación y crecimiento de árboles y arbustos entre los cultivos y pastos. Los árboles ayudan a proteger los cultivos creando un microclima favorable. La agrosilvicultura combina las técnicas agrícolas con las forestales para intensificar el rendimiento de los suelos a corto y largo plazo. 
  3. Gestión racional del agua, gracias a la cual se puede reducir al mínimo la pérdida de agua de riego, programar con precisión el riego e instalar sistemas de captación de agua con el fin de usar responsablemente los recursos naturales.
  4. Crear bosques comestibles en jardines y descampados de las  ciudades para cultivar alimentos: plantas, hierbas, verduras, setas, árboles frutales y etc. Para tal uso se puede utilizar incluso los jardines de las casas, aceras y parques. 
  5. Uso de “pesticidas” naturales, como los murciélagos, pájaros e insectos, que funcionan como eliminadores naturales de plagas. Los agricultores deben construir refugios para mantener cerca estos “pesticidas”.  Las mariquitas, los escarabajos, las larvas de crisopa y las moscas se alimentan de plagas.
  6. Agricultura biodinámica, basada en la teoría de antroposofía, se centra en la relación entre el suelo agrícola, plantas y animales, tratando asimismo el sistema en conjunto. Este tipo de agricultura promueve el reciclaje de nutrientes, y presta mucha atención al mantenimiento del suelo, y a la salud y bienestar de los cultivos y animales. 
  7. Gestión de los pastos. El desplazamiento regular de los pastos proporciona varios beneficios: nuevos nutrientes para el ganado, así como, el enriquecimiento del suelo para el cultivo gracias a los excrementos de los animales.  
  8. Ahorro de gastos de transporte si la venta de los productos agrícolas se realiza en los mercados locales. Además así se ahorra en embalaje y en el espacio de almacenaje.
  9. La recogida manual de las semillas permite hacerlo con mucha más precisión y cuidado que si lo hicieran las máquinas.
  10. Cultivo de variedades tradicionales y agroecológicas, que siguen produciéndose de la manera parecida, mejorando con el paso del tiempo.
  11. La agricultura urbana incluye el cultivo en patios y jardines privados y comunitarios, huertos en azoteas e invernaderos hidropónicos.

La agricultura sostenible, ambientalmente racional, socialmente responsable y rentable para los agricultores nos permite producir y disfrutar de los alimentos saludables sin poner en peligro el mantenimiento de esta práctica para las siguientes generaciones. La clave para conseguir una agricultura sostenible es encontrar un equilibrio entre la necesidad de los productos alimenticios y la conservación del medio ambiente. Sólo con el uso racional de la tierra y evitando las técnicas dañinas, el agricultor puede llegar a obtener el máximo rendimiento del suelo no solo en el presente si no en el futuro.

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]