RSE

La Fiscalía de Roma investiga al Banco Vaticano por lavado de dinero

Hasta 180 millones de euros ‘opacos’ habrían pasado por una sucursal de Unicredit

Las finanzas vaticanas se han visto sacudidas en numerosas ocasiones por los escándalos. El último y más sonado tuvo lugar en los años 80, y amén de provocar la quiebra del Banco Ambrosiano (del que el Vaticano era un importante accionista) y de causar un agujero de 3.500 millones de dólares, dejó dos cadáveres: el de Roberto Calvi, responsable del Banco Ambrosiano que apareció colgado bajo un puente de Londres, y el del banquero mafioso Michele Sindona, envenenado durante en una cárcel de Milán.

Ahora, un nuevo terremoto amenaza con sacudir al Instituto de Obras Religiosas (IOR), más conocido como Banco Vaticano. Sobre todo al trascender que la Fiscalía de Roma está investigando con la máxima discreción, todo hay que decirlo una serie de operaciones financieras muy sospechosas llevadas a cabo por esa institución y que podrían violar algunas de las normas contra el lavado de dinero, sobre todo la que obliga a que haya transparencia en la titularidad de los depósitos en cuentas corrientes.

Las que han despertado las suspicacias del fiscal Stefano Rocco y del adjunto Nello Rossi se encuentran en la filial de Unicredit en Via della Conciliazione, la gran avenida de Roma que conduce a la Plaza de San Pietro.

Fueron abiertas en 2003, cuando aquella oficina todavía no había pasado a manos de Unicredit y aún pertenecía al Banco de Roma. Por ellas habrían llegado a pasar 180 millones de euros en los últimos tres años.

El principal problema es que no se sabe quién está detrás de esas cuentas. Están a nombre del IOR, es cierto, pero la Fiscalía de Roma considera que esa podría ser una «pantalla opaca» detrás de la cual se ocultarían personas físicas o sociedades que a través de esas cuentas habrían creado un canal tapadera por el que hacer circular dinero entre la Banca del Vaticano e Italia.

Además, y siempre según fuentes de la investigación, a través de esas cuentas el IOR habría emitido cheques y realizado transferencias siempre a favor de sí mismo.

Por ahora, las pesquisas de la Fiscalía de Roma se dirigen únicamente a averiguar la titularidad de esas cuentas y a establecer si se ha violado la normativa comunitaria contra el reciclaje de dinero. Pero, por el momento, ninguna persona esta siendo indagada.

Además, para esta encuesta en concreto, la Fiscalía de Roma no necesita siolicitar una rogatoria al Estado vaticano. La noticia de la investigación supone un jarro de agua fría para Ettore Gotti Tedeschi, que en septiembre pasado fue designado presidente del Banco Vaticano y que hasta entonces era el máximo responsable en Italia del Santander.

Acerca del autor

ExpokNews

1 comentario

Dejar un comentario

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]