Entrevistas Prácticas responsables RSE Universidad Anáhuac

La Entrevista: Juan Alberto González, director del Centro de Emprendimiento e Innovación de la UP

Juan Alberto Gonzalez Piñon
Escrito por Margarita Romero

Conoce la experiencia del Dr. Juan Alberto González Piñón, quien hace una reflexión sobre la innovación y la Responsabilidad Social.

De manera común se escucha hablar sobre “la fuga de cerebros”, fuga de capital intelectual o migración altamente calificada. Ello se refiere a personas capacitadas a nivel licenciatura o superior que salen de los países en los que fueron formados en busca de mejores oportunidades laborales y de vida.

En este rubro, México aparece como el primer país en América Latina y el sexto a nivel mundial por el volumen de la migración altamente calificada.

Al respecto, nuestro director general, Edgar López, tuvo la oportunidad de platicar con el Dr. Juan Alberto González Piñón, director del Centro de Emprendimiento e Innovación de la Universidad Panamericana, quien dio a conocer su experiencia sobre el tema, así como las áreas de oportunidad en el mismo. ¡Conócelas!

¡Te invitamos a ver La Entrevista!

Adiós cerebros….¿Adiós desarrollo y crecimiento?

Para dar una orientación sobre la fuga de capital intelectual, González Piñón señala que una primera respuesta sobre el tema se relaciona con la falta de oportunidades que tienen las y los profesionales en sus áreas.

Es decir, estos profesionistas no encuentran los lugares adecuados de trabajo de acuerdo con sus capacidades.

Las empresas están invirtiendo alrededor del 15 al 16% de ese 100% que implica la inversión para el país. El 85% lo invierte el sector público y estamos hablando de una cifra baja del .25%

Dr. Juan Alberto González Piñón, director del Centro de Emprendimiento e Innovación de la Universidad Panamericana.

Si se compara con otra naciones como Corea que invierte el 3% en este rubro, México se encuentra lejos de tal cifra, pese a ello, González resalta que la inversión puede considerarse alta tomando en cuenta el tamaño del país. Sin embargo, el sector privado no está tan cercano a los temas de innovación.

La fuga de capital intelectual, en primera instancia es por la ausencia de oportunidades en el sector productivo, y también en el sector público, que por más que quiera captar este capital intelectual en la infraestructura de inversión que tiene el país y ocupar en otros centros, no tiene la capacidad de absorción de talento.

Dr. Juan Alberto González Piñón, director del Centro de Emprendimiento e Innovación de la Universidad Panamericana.
Juan Alberto González Piñón

La pérdida de talento hacia otros países implica otros elementos, ya que estos se formaron gracias a la infraestructura y recursos del país.

Otra de las aristas que explica la fuga de capital intelectual, rescata Juan Alberto González, tiene que ver con la falta de interés de estos sectores, ya no en términos de inversión sino en saber “que somos una economía altamente centrada en factores de competitividad que están enfocados en precio”. Es decir:

  • Bajos costos a nivel laboral.
  • Bajos costos a nivel de infraestructura.
  • Agregación de valor mínima.
Juan Alberto González Piñón

Dichas apreciaciones González las realiza desde un profundo conocimiento del tema.

Innovación, desarrollo y Responsabilidad Social Empresarial

La Responsabilidad Social Empresarial (RSE) es una visión de negocio que integra el respeto por las personas, los valores éticos, la comunidad y el ambiente con la gestión misma de la empresa. Es inherente a ella y se centra como un pilar fundamental en los modelos de negocio.

González señala que la pandemia hizo visible un tema relevante que va de la mano con la RSE: la innovación. En particular el tema de la vacunación para el cual México no tiene la infraestructura científica y tecnológica adecuada para realizar estas innovaciones.

En la medida de que no hay una capacidad intelectual aprovechada en un país, cualquiera que este sea, hablemos de México. En esa medida —a nivel de la salud y bienestar para quienes habitan un territorio— no se está brindando la capacidad de cuidar el bienestar de la población en general.

Dr. Juan Alberto González Piñón, director del Centro de Emprendimiento e Innovación de la Universidad Panamericana.
Juan Alberto González Piñón

Resaltar este elemento es crucial, dado que si se piensa en que estos elementos son esenciales para garantizar un desarrollo humano en los términos más amplios e ideales, resulta que:

Estamos fallando con una encomienda principal relacionada con la Responsabilidad Social, que es cómo haces que sea compatible la generación de una riqueza importante económicamente como país, con la generación de un impacto social a través del cuidado y el bienestar de las personas.

¿Y porqué no? También a través de cuidar todo el contexto y entorno con ser sustentable.

Dr. Juan Alberto González Piñón, director del Centro de Emprendimiento e Innovación de la Universidad Panamericana.

Cuando hay un descuido de la salud, resalta González, hay una falta de responsabilidad social, esta garantiza los bienes mínimos para realizar otras actividades en pro del desarrollo. Sin embargo, asumir que solo con la innovación es suficiente, limita la complejidad del problema y por ende de la solución.

Juan Alberto González Piñón

Pese a ello, el experto señala que cuando se dedican capacidades de infraestructura y talento para la innovación, hay mayor crecimiento, aunque la ecuación “innovación igual a capacidades de bienestar” no es tan simple, lo que sí es certero es que las patentes pueden ser un indicador en términos de innovación de un país.

González realizó, como parte de su Doctorado en la Universidad Anáhuac, una investigación que consistió en analizar 20 años (1995-2015). Entre los hallazgos resalta:

En México se concedieron 158 mil patentes, en estos 20 años de dicho total, 9,800 se concedieron en el Apartado A del código de clasificación de patentes que corresponde a las necesidades humanas.

Dentro de ellas encontramos que solo hubo 285 mexicanos o empresas mexicanas con estas concesiones.

Dr. Juan Alberto González Piñón, director del Centro de Emprendimiento e Innovación de la Universidad Panamericana.

González resalta que pese a que el 97% de patentes no son concedidas a mexicanos, la investigación arrojó que existen 299 investigadores mexicanos involucrados con ese 97% de las patentes. Esta brecha es la que hay que resaltar y disminuir según González. Es decir, que las innovaciones hechas por talento mexicano sean aprovechadas por empresas mexicanas.

Además, México tiene que innovar para tener un nivel de competitividad internacional, no solo los bajos costos, sino tener un impacto social y ambiental positivo que el mundo está buscando dentro de la Responsabilidad Social, señala.

Juan Alberto González Piñón

Incluso Juan Alberto González Piñón resalta que la línea de investigación de la RS debe ser profundizado y que impacta tanto al sector privado como al desarrollo social.

De igual forma, la sustentabilidad es central para así no dañar el medio ambiente, una perspectiva que abordó González durante su doctorado, y que le ha permitido tener una visión más compleja del tema de innovación y responsabilidad social, además de mejorar sus aportes de colaboración en las áreas de emprendimiento de innovación, y contribuir a la disminución de fuga de talento.

Acerca del autor

Margarita Romero

Amante de las humanidades, las ciencias sociales, el género y la movilidad urbana. Me entusiasma colaborar en espacios donde pueda desarrollar mis conocimientos e ideas.

Dejar un comentario