Gobierno

La corrupción sigue rampante en la industria de la construcción en China

A pesar de las persistentes campañas y las fuertes penalizaciones en años recientes, la corrupción en los proyectos de infraestructura sigue siendo omnipresente, advierten las agencias anti-corrupción.

De acuerdo con la Comisión Central para la Inspección de la Disciplina del Partido Comunista Chino, la principal agencia anti-corrupción del país, en los primeros ocho meses de este año, alrededor de 6 mil 800 oficiales han sido acusados de corrupción en proyectos de infraestructura en todo el país.

Y los fiscales descubrieron casos de soborno en este sector por más de 2.99 mil millones de yuanes (468 millones de dólares) durante una campaña nacional que empezó en septiembre de 2009 y terminó en marzo de este año, de acuerdo con el Ministerio de Supervisión.

Los fiscales locales cercanos a las investigaciones de corrupción han encontrado que el soborno se incluye ahora como parte rutinaria de muchos presupuestos de los constructores como “gastos de relaciones públicas”.

Dado que China ha gastado mucho dinero en el desarrollo de la infraestructura en años recientes, la cantidad de dinero involucrada en casos de soborno se ha incrementado considerablemente.

Un soborno puede exceder un millón de yuanes si se estima que el proyecto cuesta 20 millones de yuanes, dijo un fiscal de la ciudad de la Provincia de Jiangxi, quien pidió permanecer en el anonimato.

“En la mayoría de los casos, los sobornos conforman entre el 5 y 10 por ciento del costo total de un proyecto”, agregó.

Los sobornos ocurren en varias etapas del proyecto, incluyendo la aprobación de uso de suelo, la administración del proyecto, las licitaciones públicas, la compra de equipo y materiales de construcción así como las inspecciones de los proyectos, dijo Zhang Xin, un fiscal de la Provincia de Jilin.

Además de aceptar dinero en efectivo, los funcionarios reciben certificados de compra, rentas, paquetes de viaje en el extranjero, colegiaturas para sus hijos, casas y artículos de lujo, dijo Zhang.

Los fiscales también se han percatado de que los altos funcionarios de los departamentos gubernamentales o de las empresas públicas relacionadas con el desarrollo de infraestructuras, son susceptibles a la corrupción.

La semana pasada, Wu Rijing, un antiguo miembro del consejo y administrador general del Grupo Guangdong Xinguang International, propiedad del gobierno, fue juzgado en una corte local en la Provincia de Guangdong, acusado de aceptar más de 26 millones de yuanes en sobornos, de ofrecer sobornos por más de un millón de yuanes, y por el desfalco de más de 46 millones de yuanes de dinero público.

Los fiscales dicen que todos los crímenes ocurrieron cuando Wu estaba a cargo de subcontratar los proyectos de construcción entre el 2006 y el 2008.

Desde marzo de 2007, 10 altos funcionarios del departamento de transporte de la Provincia de Jiangxi han sido encarcelados debido a la corrupción, incluyendo Pu Rixin, anterior director del departamento, quien fue acusado en junio por tomar sobornos por un total de 4.23 millones de yuanes.

La falta de una supervisión efectiva permite a los altos funcionarios hacer mal uso de su poder. Las agencias anti-corrupción necesitan cooperar con la supervisión financiera del gobierno y las agencias auditoras y establecer una plataforma para compartir información y poner en la lista negra a los constructores involucrados en casos de corrupción para evitar que liciten para otros proyectos, dijo Zhang.

Los proyectos de infraestructura han sido una de las cuatro prioridades de trabajo de supervisión de disciplina del país, dijo en una reunión a principios de mes, He Guoqiang, jefe de la Comisión Central para la Inspección de la Disciplina del Partido Comunista Chino.

Fuente: Chinadaily.com.cn
Por: Xinhua
Publicada: 19 de octubre de 2011.

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario