RSE

La co-responsabilidad social en la educación

JUANITO (10 años) NO VA A LA ESCUELA (*)
Si no es ahora, ¿cuándo?

En la editorial pasada hacíamos referencia a la importancia de la co-evolución en materia de responsabilidad social. Hoy quiero hacer referencia a la co-responsabilidad, particularmente en un tema que es altamente preocupante para el conjunto de la sociedad y que condena a la exclusión a quienes son los protagonistas de la historia.

Según el Barómetro de la Deuda Social de la Infancia (1), la mitad de los niños de 2 a 4 años se encuentra fuera de los procesos de escolarización, mientras que el 19% de los adolescentes en los primeros años del nivel medio, y el 41% en los últimos años, no asisten o está atrasado respecto de su edad.

Este estado de situación, que llama al compromiso por parte de todos para poder garantizar la permanencia con éxito en la escuela de niños, niñas y adolescentes, afecta también al sector privado ya que las empresas no operan en el asilamiento, dependen de la infraestructura social y de la calidad educativa de su entorno –entre otros factores– para poder prosperar y hacer negocios.

En “Estrategia y Sociedad” (2) Porter y Kramer, destacan la importancia de priorizar en los programas de responsabilidad social corporativa aquellas condiciones o problemas sociales del entorno externo que afectan significativamente a los impulsores subyacentes de la competitividad de una empresa en los lugares donde opera. Cuando el diagnóstico es como el que compartimos al inicio de esta columna, ciertamente las condiciones educativas del entorno constituyen un aspecto estratégico de la agenda de la RSE, cuyo abordaje aporta una ganancia tanto para la empresa y para la sociedad.
Interesante es observar que la educación se encuentra entre las áreas temáticas prioritarias que abordan las empresas y fundaciones empresarias -junto a desarrollo y promoción social, cultura y salud- según el último estudio sobre Inversión Social Privada en la Argentina (3).

¿En qué situación se encuentra su empresa en relación a los aspectos que venimos tratando? Le proponemos un ejercicio. En el cuadro siguiente encontrará una serie de estadios que marcan la madurez del tema en las empresas. Lo invitamos a situarse en el que mejor lo represente, para que a partir de allí pueda plantearse los próximos pasos que puede dar en su compromiso con la promoción de la educación.

153-edi-002

Bueno es de destacar, que además de ser la educación un aspecto estratégico a la competitividad de las empresas, también ocupa el primer lugar entre lo que la población espera sobre la RSE. Según el Monitor de Responsabilidad Social Empresaria 2009 de TNS Gallup (4), en la Argentina 3 de cada 10 ciudadanos consideran que la educación es la principal área en que las empresas deberían ayudar a su comunidad, seguida por la pobreza y la seguridad con dos de cada diez menciones. También señala el estudio, que comparando con ediciones anteriores, ha crecido el interés por la educación y la seguridad: la educación pasó de 26% a 32% en la actual medición, y la seguridad de 7% al 17% (ver también NOTICIAS DESTACADAS).

Indudablemente al abordar la cuestión de la educación desde sus programas de inversión social, inscriptos siempre en el marco de su estrategia corporativa general de RSE, estará dando respuesta a una necesidad propia y a una compartida por todos.
Para mejor promover la educación en la comunidad en que desarrolla su negocio y participar en forma efectiva (5):

* Identifique los principales problemas existentes, los grupos poblacionales más afectados y busque soluciones conjuntas con las organizaciones de la comunidad y los poderes públicos locales.
* Invierta en su comunidad y haga donaciones de sus productos y/o servicios para mejorar la infraestructura educativa y apoyar programas que promuevan la formación docente, la educación temprana, el rendimiento escolar, la formación profesional y el acceso a nuevas tecnologías.
* Tome conciencia y movilice a sus empleados para que comprendan este nuevo rol de la empresa y participen de él.
* Genere un proyecto educativo específico vinculado a la misión de su empresa.
* Promueva el voluntariado corporativo, para que los voluntarios aporten sus conocimientos y experiencias en programas educativos, foros y comisiones especiales.
* Realice alianzas con otras empresas y con organizaciones de la comunidad para tener mayor impacto en los programas de educación desea impulsar la empresa y que necesita la comunidad.
* Involúcrese, preocúpese por la calidad educativa en su localidad.
* Establezca alianzas en la implementación de programas educativos.
* Luche por la transparencia y el derecho a la información, interésese por las cuentas públicas y la aplicación de fondos en materia educativa.
* Participe con transparencia en foros de debate de políticas públicas u organismos dedicados a la educación.

Indudablemente, el ejercicio de la RSE no suple, ni podría suplir, la acción del Estado en materia social, o educativa. Lo que es bueno que suceda -cumpliendo cada sector sus roles y funciones específicas- es que se colabore y se articule en el desarrollo de políticas públicas para la generación de capital humano, económico, cultural y social.

Sabemos que existen importantes experiencias en distintos puntos del país que demuestran que el interés del sector privado en aportar al tema educativo está presente, pero tal vez el reto también pase por contar con más organizaciones que sepan actuar como articuladores, facilitadores y puentes para viabilizar una mayor participación del sector privado en iniciativas concretas y efectivas que generen impacto, beneficios compartidos para todos y aprendizaje a partir de la acción.

Para todas aquellas empresas que se sienten interpeladas por la situación educativa que planteamos al inicio de esta nota y por la situación de la infancia en general, se ha puesto a disposición el Portal www.empresasxlainfancia.org, que invitamos a visitar. Allí podrá acceder -entre otros recursos- al banco de prácticas de referencia, en dónde encontrará casos de inversión social empresaria en materia educativa así como sobre otras áreas de intervención en infancia y adolescencia.

153-edi-003

Este Portal ha sido creado por la iniciativa Empresas por la Infancia -surgida de la acción conjunta de Fundación Arcor, Fundación C&A, Save the Children en Argentina y UNICEF- y la colaboración de IARSE. En ese sentido, pone a disposición de empresas y fundaciones empresarias información sustantiva para facilitar su compromiso a favor de la infancia y la adolescencia del país y la región.

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario