Diversidad Gobierno Grupos Vulnerables Noticias

La carta de Lincoln sobre la esclavitud, en la que debate consigo mismo

La carta de Lincoln sobre la esclavitud, en la que debate consigo mismo
Escrito por Corinna Acosta

Carta de Lincoln sobre la esclavitud dice que A. es blanco y B. es negro. Es el color, entonces… ¿el más claro, tiene el derecho de esclavizar al más oscuro?

Abraham Lincoln escribió innumerables notas privadas solo para sus ojos: palabras garabateadas para captar ideas y percepciones sobre los innumerables problemas y asuntos a los que se enfrentaba.

Nunca esperó que nadie las leyera, las dejó sin fecha, sin título y sin firma. Entrar en estas notas es como entrar en un mundo que la mayoría de los aficionados a la historia desconocen. ¿Hay algo nuevo que puedan decirnos sobre el notoriamente privado presidente?

Carta de Lincoln sobre la esclavitud

De acuerdo con TIME leerlas es mirar por encima del hombro de Lincoln mientras lucha con la cuestión de la esclavitud, piensa profundamente en su doble vocación de abogado y político, reflexiona sobre los obstáculos que rodean el nacimiento del partido republicano, desata su furia contra destacados autores pro-esclavistas y se enzarza en una reflexión teológica sobre la presencia de Dios en la Guerra Civil.

Detrás de su contenido revelador, estos fragmentos son un testimonio de la ágil mente de Lincoln. Uno de los fragmentos que se conservan es lírico, un estilo que no suele asociarse a Lincoln. Muchos son de razonamiento deductivo, utilizando la lógica para preguntar, desafiar, indagar y analizar.

Como abogado experimentado, a menudo comienza una nota avanzando la lógica del argumento de un oponente antes de articular su propio punto de vista sobre un tema. Lincoln a menudo concluye con una resolución del problema investigado o sugiere algún curso de acción futuro.

De las 111 notas que se conservan, todas ellas publicadas por primera vez en el libro Lincoln in Private, algunas de las más fascinantes se centran en la reaparición de Lincoln en la política en la década de 1850 para luchar contra la expansión de la esclavitud en los territorios occidentales de la nación.

En esta nota para sí mismo, uno puede imaginarse a Lincoln paséandose en una sala de justicia como el abogado fiscal. Escuchando a su oponente imaginario: “Usted dice”; “Usted quiere decir”; y luego devuelve el golpe: “Pero diga usted”.

“Si A. puede demostrar, de forma concluyente, que puede, por derecho, esclavizar a B. -¿por qué no puede B. usar el mismo argumento, y demostrar igualmente, que puede esclavizar a A?-.

Usted dice que A. es blanco y B. es negro. Es el color, entonces; ¿el más claro, tiene el derecho de esclavizar al más oscuro? Tenga cuidado. Según esta regla, será esclavo del primer hombre que conozca, con una piel más blanca que la suya.

¿Quiere decir que los blancos son intelectualmente superiores a los negros, y por lo tanto tienen derecho a esclavizarlos? Tenga cuidado de nuevo. Por esta regla, debe ser esclavo del primer hombre que conozca, con un intelecto superior al suyo.

Pero usted dice que es una cuestión de interés; y, si puede convertirlo en su interés, tiene derecho a esclavizar a otro. Muy bien. Y si él puede convertirlo en su interés, tiene derecho a esclavizarle.

La carta de Lincoln sobre la esclavitud, en la que debate consigo mismo

En tres justificaciones sucesivas de la esclavitud, Lincoln hace retroceder cada argumento a favor de la esclavitud sobre sí mismo, mostrando la contradicción fundamental de cada justificación —ya sea el color, el intelecto o el interés—, que podría darse fácilmente la vuelta para convertir al propietario en esclavo.

“Después de estudiar a Lincoln estos años, cuando me sumergí en el mundo oculto de sus notas para sí mismo, me encontré, en muchos sentidos, con un hombre totalmente nuevo”, comenta Ronald C. White quien es el autor del bestseller del New York Times American Ulysses y de tres libros sobre Abraham Lincoln, el más reciente A. Lincoln

Acerca del autor

Corinna Acosta

Comunicóloga, Mercadóloga y Especialista en Marcas Humanas. Colabora en este espacio desde 2012.

Generadora de estrategias y contenidos digitales. Defensora de la comunicación corporativa con enfoque humano. @coryacr en Twitter.

Dejar un comentario