Ambiental

La agricultura y el medio ambiente

La agricultura es una actividad primaria basada en el uso del agua y suelo principalmente, mismos que durante mucho tiempo se consideraron sin límites e inagotables.

Desafortunadamente, la verdad es otra y hoy ciudades como el Distrito Federal, Hermosillo, entre otras, se han visto en la necesidad de racionar el agua ante el agotamiento y la falta de recarga de los mantos acuíferos.

El tema ambiental a diario ocupa los espacios de la prensa, radio y televisión a raíz de los efectos del calentamiento global, con la finalidad de crear conciencia ambiental y hacer los cambios necesarios en la forma de producir los bienes y servicios con menor impacto negativo al medio ambiente.

En la agricultura hay una brecha importante entre el desempeño actual de la actividad y el que se requiere para reducir el impacto de esta actividad hacia el medio ambiente.

Prácticas ancestrales como la quema empobrecen el suelo y emiten contaminantes al medio ambiente, uso inadecuado de agroquímicos contaminan corrientes superficiales llegando en ocasiones a los mantos acuíferos y la deforestación que reduce la recarga de los mantos acuíferos son algunos de los impactos negativos de esta actividad.

Para mitigar estos impactos negativos, FIRA desde hace más de 20 años inició la promoción de la siembre de granos bajo el sistema Labranza de Conservación, con el cual se evitan las quemas, se reduce al máximo el uso de maquinaria, se mejora la calidad del suelo y se conservan los recursos suelo y agua.

En el tema del agua, se ha trabajado con el Programa de Uso Racional del Agua (PURA) a través de la tecnificación del riego con sistemas más eficientes como la aspersión y el riego por goteo.

Estas tecnologías innovadoras han dado resultados satisfactorios en el tema de la eficiencia; sin embargo, actualmente no sólo es necesario hacer un uso racional de los recursos, sino también implementar tecnologías y programas que permitan su recuperación, de lo contrario sólo estaríamos prolongado el tiempo para su agotamiento total.

Indudablemente, la humanidad se enfrenta ante el reto de ser sostenible, siendo éste un desafío de todos los participantes de la economía; lo anterior implica el análisis de las relaciones entre la economía, el medio ambiente y el sistema social.

De no asumirse este desafío es difícil hablar de desarrollo sostenible.

El Economista, Valores y Dinero, pag. 19
Puede leer la nota completa dando Click sobre la imagen para ampliar

agrigultura

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]