Colaboraciones

Junta pero no revuelta

Desde el segundo cuarto de este año, la delegación Tlalpan decidió implementar un sistema de recolección de los residuos sólidos de la zona, mismo que implicaría la previa separación de la basura, inorgánico/orgánico, por parte de los vecinos. La idea parecía estar a tono con la oleada “verde” que se avista en casi todo el mundo. Un camión de recolección pasaría por los residuos sólidos inorgánicos tres veces por semana, mientras que otro recogería los residuos orgánicos en los tres días restantes. Al menos en mi colonia, los vecinos estaban muy entusiasmados y participaron, activa y efectivamente, en este nuevo tipo de “relación con la basura”. Digo relación porque ya no es comer y tirar en el basurero, es tomarse unos segundos para colocar cada residuo donde le corresponde, porque implica estar pendientes del día específico en que los camiones recogen cierto tipo de basura. Parecía un éxito. Sin embargo yo siempre tuve una duda latente: ¿sería rentable pasar por la basura a cada casa los 6 días a la semana, tomando en cuenta que Tlalpan es la delegación más grande del D.F.? Durante un par de meses la respuesta fue sí, hasta el día de hoy, cuando recibo en mi buzón una carta por parte de la administración de esta colonia diciendo que el departamento de limpia de Tlalpan no cuenta con los insumos necesarios para cubrir los gastos del diesel de los camiones recolectores, y que por lo tanto, se verán en la necesidad de volver al viejo sistema, es decir, se verán en la necesidad de recoger ambos desperdicios juntos, tres veces por semana.

El sabor que me deja todo esto es un sabor amargo, a podrido. La verdadera respuesta es que no, no es redituable que los camiones pasen 6 días a la semana por la basura. En verdad es una pena que las implementaciones de programas “verdes” casi siempre acaben fracasando, y todo debido a la mala planeación de los mismos. El efecto que todo esto ha tenido en la colonia no ha sido menos relevante: desconcierto, incertidumbre y pérdida de credibilidad en los cambios del gobierno en miras a la sustentabilidad. Sólo nos queda esperar que esta vez se hagan planes de manera realista en cuanto a la recolección, y que –de verdad- se lleve a cabo, y que no quede en una iniciativa más, fracasada porque no tenía fondo, porque servía únicamente para llenar la boca de los políticos que alardean su preocupación por el ambiente y por la sociedad.

Por: María del mar Gargari
[email protected]

Acerca del autor

ExpokNews

1 comentario

  • Tal vez no sea rentable recoger la basura 6 días por semana, falta de presupuesto, camiones, etc… pero también es resultado de la falta de entuciasmo y conciencia por parte de la delegación, bien podrían reducir los días de recolección a cuatro por semana o inclusive los tres cotidianos, recolectando dos días residuos orgánicos dos veces por semana.
    Tal vez no podamos controlar las iniciativas de la delegación, pero como vecinos si podemos crear iniciativas internas, tal vez crear depósitos dentro de nuestra pequeña comunidad para que sea rentable el que la delegación siga con el programa de basura orgánica/inorgánica

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]