Este grupo de jóvenes enseña a mujeres y niñas a andar en bicicleta y perder el miedo de utilizarla como medio de transporte.

Con el cierre de las gasolineras alrededor del país, una de las alternativas para transportarse de algún lugar a otro es la bicicleta. Un vehículo de transporte personal de propulsión humana fácil de adquirir y de manejar, sin embargo, existen muchas personas que no la utilizan por el miedo que les causa.

Es por esta razón que el colectivo llamado Intrépidas integrado por jóvenes de Cuernavaca, Morelos, le enseña a mujeres y niñas a andar en bicicleta y perder el miedo de utilizarla como medio de transporte.

Con el lema, “el único freno de la mujer es el de su bici”, el grupo de jóvenes inició a impartir cursos de ciclismo en Cuernavaca desde hace siete años, con el fin de incentivar entre las mujeres el uso de la bicicleta, que tiene como usuarios principales a los hombres.

“Hace siete años, un grupo de amigas que siempre rodábamos juntas empezamos a practicar actividades de cicloturismo, y un día nos dimos cuenta que iban casi puros hombres, o si la salida era convocada por mujeres, llegaban pocas”.

Para saber el por qué ocurría esto, decidieron platicar con las personas de su rededor para que supieran el motivo principal por la que no utilizaban la bicicleta. La respuesta más común era porque nunca aprendieron y tenían miedo de sufrir un accidente o alguna falla mecánica.

“Para todas nosotras que empezamos a rodar desde niñas era muy normal andar en bici, pero empezamos a hablar con familiares y amigas, preguntándoles por qué no se animaban a rodar, y nos dijeron que nunca aprendieron a montar bicicleta porque “era para machorras”, e incluso porque “podían perder la virginidad o su capacidad reproductiva podía verse afectada”.

De acuerdo con Animal Político, al analizar las respuestas, se percataron que algunas mujeres decían que únicamente se sentían seguras en el ciclismo en compañía de un hombre.


El colectivo llamado Intrépidas integrado por jóvenes de Cuernavaca, Morelos, le enseña a mujeres y niñas a andar en bicicleta y perder el miedo de utilizarla como medio de transporte.

Twittea esta frase.


Intrépidas; un colectivo de mujeres ciclistas sin miedo

Tras darse cuenta que son varias las mujeres las que piensan lo mismo, Intrépidas decidió dar cursos a mujeres y niñas para andar en bicicleta, así como talleres de mecánica básica y normas de tránsito.

Entre sus objetivos está que existan más ciclistas sin miedo de circular en las calles y además de que las mujeres sobre dos ruedas sean conscientes de que ellas tienen el poder de transformar la cultura vial hacia una más segura para todos.

Este proyecto comenzó con algunas bicicletas que pidieron prestadas y cada sábado se reunían para instruir a los interesados.

De acuerdo con Rubí, una de las fundadoras, “en un principio lo hicimos de la misma forma en que nosotros aprendimos, luego buscamos técnicas en internet y finalmente nos certificamos para que todo fuera más profesional”.

Las primeras clases en intrépidas fueron para mujeres adultas, luego comenzaron a recibir niñas y finalmente abrieron un espacio para toda persona que quiera convertirse en ciclista.

“Enseñamos técnica para andar, sobre derechos y obligaciones del ciclista y cultura vial. Nuestra aspiración es que cambie la cultura vial y disminuyan los accidentes de tránsito, que la gente conozca sobre la movilidad, que es un derecho humano”.

Crecimiento de la bici escuela

El colectivo de Intrépidas cuenta con once instructoras y además de dar clases, tienen eventos de ciclismo urbano, cicloturismo y algunas rodadas familiares para que las personas que tienen hijos pequeños también se involucren en el proyecto.

Entre las actividades que realizan se encuentra una que destaca, se llama “Reto 100”, con ella recorren 100 kilómetros en bicicleta, solas o en grupo, “con el objetivo de que se den cuenta que pueden lograrlo, que no deben tener miedo incluso si apenas comienzan. Es algo que las va impulsando a ponerse retos más grandes, no solo en la bici, sino en sus vidas”.

Este colectivo, además de dar clases a mujeres sobre ciclismo, ayuda a que las mujeres se empoderen y comiencen a rodar por la ciudad con entusiasmo y seguridad.

¿Tienes alguna experiencia con dicho colectivo? ¡Cuéntanos en los comentarios!

Acerca del autor

Janneth Del Real

Licenciada en Periodismo por la Escuela de Periodismo Carlos Septién. Ha trabajado en el periódico Mas por Más, revista SuperMujer, Pulso Pyme, Linio y en el Periódico AM de Querétaro. Actualmente desarrolla contenidos para Expoknews.

Mujer positiva que siempre busca el para qué de las cosas.