Capitalizar el rol de AL y el Caribe como potencia agroalimentaria será una de las soluciones

Hambre vía Shutterstock

Hambre vía Shutterstock

Para evitar que un menor crecimiento económico de América Latina afecte el proyecto de Desarrollo Sostenible de reducir el hambre y la pobreza, los gobiernos de la región necesitan fortalecer sus programas de inclusión social, sugirió José Grazino Da Silva, director general de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

“Promover la inclusión es fundamental para que los países de América Latina y el Caribe erradiquen el hambre de la región para 2025”, sostuvo.

En el marco de la inauguración de la 34 Conferencia Regional de la FAO para América Latina y el Caribe, el titular del organismo internacional destacó los esfuerzos del gobierno mexicano para erradicar el hambre y lograr un sector agroalimentario más sostenible e inclusivo.

Dijo que si bien América Latina y el Caribe es la región mayor exportadora de alimentos, alrededor de 34 millones de personas sufren de hambre en la región.

En este sentido destacó que la zona necesita capitalizar aún más su rol como potencia agroalimentaria, apoyando a la agricultura familiar y desarrollando las zonas rurales, ya que ahí se concentran los mayores focos de pobreza y hambre.

Destacó que ante la creciente obesidad, particularmente en niños y mujeres, son necesarios los hábitos de producción y consumo alimentario.

“Nos obliga a diseñar políticas públicas que promuevan sistemas alimentarios sensibles a una buena nutrición con alimentos frescos y nutritivos.”

No obstante, reconoció que entre los desafíos para erradicar el hambre y la pobreza extrema se encuentra el cambio climático.

En este sentido hizo un llamado a los ministros de los 33 países asistentes a la Conferencia regional para fomentar el uso sostenible de los recursos, la gestión de riesgos y la adaptación al cambio climático.

Puntualizó que el sector agrícola perdió 11 mil millones de dólares, producto de desastres naturales entre 2003 y 2013, además de que un tercio de la población vive en zonas de alto riesgo.

Carta de intención

La secretaria de Relaciones exteriores, Claudia Ruiz Massieu, firmó una “Carta de intención” con el director de la FAO, José Grazino Da Silva, a través de la cual el organismo internacional refuerza su disposición para acompañar las políticas públicas y los programas del gobierno mexicano para combatir la malnutrición y promover el desarrollo sostenible de los sectores agrícolas.

En su oportunidad, el secretario de Agricultura, José Calzado Rovirosa, destacó que la voluntad política de los gobiernos, un marco jurídico que garantice el derecho a la alimentación y la implementación de políticas para grupos vulnerables son los pilares para mejorar la vida en el ámbito rural.

“Asumimos nuevos retos. Queremos mayor productividad en el campo y mejor distribución de los alimentos”, indicó.

Ayer, Raúl Benítez, representante regional de la FAO, dijo que América Latina y el Caribe fue la región que más avanzó en la lucha contra el hambre y la Pobreza en los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM).

Fuente Dinero en Imagen

Acerca del autor

Expok

Expok es una consultora y medio en responsabilidad corporativa. En este portal, creamos y curamos contenidos para el nicho interesado en la RSE y la sustentabilidad.