Ambiental Gobierno Noticias Organizaciones internacionales RSE RSI

Greenwashing en la COP26, ¿un riesgo inminente?

Greenwashing en la COP 26, ¿un riesgo inminente?
Escrito por ExpokNews

Ed Miliband dice al Primer Ministro que “deje el camastro y empiece a ser un estadista” o la COP26 fracasará. ¿Hay Greenwashing en la COP26?

Hoy se le pedirá a Boris Johnson que “deje el camastro y empiece a ser un hombre de Estado”, ya que el secretario de negocios en la sombra del Partido Laborista, Ed Miliband, advierte que, sin una intervención específica del Gobierno, la COP26 corre el riesgo de convertirse en una mera “cumbre de greenwash”.

De acuerdo con BusinessGreen, mientras el Primer Ministro se toma un descanso a principios de otoño en una villa española propiedad del ministro de Medio Ambiente, Lord Zac Goldsmith, Miliband pedirá un “cambio de acción por parte de nuestro gobierno y de los gobiernos de todo el mundo” para dar un paso adelante en los esfuerzos climáticos mundiales en la próxima cumbre de Glasgow.

Además, acusará al Gobierno de no actuar ante la actual crisis energética, que ha provocado la escasez de gasolina y el aumento de las facturas de energía para los hogares y las empresas, y advertirá de que el fracaso de la COP26 podría suponer nuevas crisis para la economía británica en las próximas décadas.

“No podemos permitir que la COP26 sea la cumbre del greenwash”, se espera que diga Miliband en un evento organizado por el think tank Green Alliance. “Es hora de que el Primer Ministro salga de su camastro, sea un estadista y haga de Glasgow el éxito que necesitamos. Esta cumbre debe tener éxito”.

Greenwashing en la COP26

El presidente de la Cámara de Representantes afirma que un resultado exitoso sigue estando al alcance de la mano, pero que requerirá la implicación directa de un Primer Ministro al que se ha acusado de no comprometerse lo suficiente con el impulso diplomático previo a la Cumbre.

“Todavía puede ser una cumbre exitosa pero necesitamos un cambio de acción de nuestro gobierno y de los gobiernos de todo el mundo”, dirá Miliband. “Por encima de todo, finalmente, en el último momento, el Primer Ministro debe tratar esta cumbre con la seriedad que merece”.

Faltan menos de tres semanas para que diplomáticos, líderes mundiales y activistas de todo el mundo lleguen a la ciudad escocesa para la conferencia de dos semanas, que se considera un momento crítico para los esfuerzos por mantener el objetivo de 1.5°C de temperatura establecido en el Acuerdo de París.

Sin embargo, todavía hay que resolver una serie de cuestiones cruciales y polémicas, ya que muchos de los principales países aún no han presentado compromisos climáticos más ambiciosos antes de la cumbre, tal y como exige el tratado de París.

Las naciones más ricas tampoco han aportado hasta ahora los 100,000 millones de dólares anuales prometidos para ayudar a los países en desarrollo a adaptarse a los efectos cada vez más graves de la crisis climática, mientras que las negociaciones llevan mucho tiempo estancadas en cuanto a las normas que rigen los mercados de carbono.

Por ello, el Reino Unido, como anfitrión de la cumbre, se enfrenta a un importante reto diplomático si quiere que la Cumbre de Glasgow cumpla su objetivo de catalizar una nueva ola de esfuerzos de descarbonización mundial.

Miliband argumentará que, a pesar de que la COP26 es un acontecimiento tan importante, hay poca claridad pública o gubernamental sobre lo que la cumbre pretende conseguir, cómo debe juzgarse su éxito y qué se espera que hagan las naciones tras el evento.

Tenemos que ser sinceros sobre la verdad de dónde estamos a apenas quince días del comienzo de la COP26. Estamos a kilómetros de distancia de donde tenemos que estar.

¿De qué trata la COP? es una pregunta que me hacen a menudo. La respuesta es sorprendentemente sencilla, pero nunca ha sido expuesta adecuadamente por el gobierno.

Ed Miliband, secretario de negocios en la sombra del Partido Laborista.

La cumbre es “una cuestión de matemáticas”

Miliband, que como antiguo Secretario de Energía y Cambio Climático del Reino Unido desempeñó un papel destacado en la aprobación de la histórica Ley de Cambio Climático de 2008 bajo el último gobierno laborista, es un veterano de las cumbres climáticas de la ONU, ya que encabezó la delegación del Reino Unido en la Cumbre de Copenhague de 2009, que terminó en un punto muerto.

Argumentará que la tarea central de los gobiernos en la COP26 es cerrar la brecha entre los objetivos agregados país por país —también conocidos como Contribuciones Determinadas a Nivel Nacional (CDN) en la jerga de la ONU— y la ambición de alto nivel requerida en el Acuerdo de París.

Según Miliband, la cumbre es “una cuestión de matemáticas”, ya que se necesitan compromisos claros para reducir las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero de unas 53 gigatoneladas a 25 gigatoneladas en 2030.

Sin embargo, los compromisos nacionales actuales sólo permitirían reducir cuatro gigatoneladas de emisiones en todo el mundo para el final de la década, lo que dejaría una brecha de entre 24 y 25 gigatoneladas que habría que salvar.

Esta es la innegable y aterradora matemática de Glasgow.

Ed Miliband, secretario de negocios en la sombra del Partido Laborista.

Además, Miliband aprovechará su discurso para acusar al Gobierno de haber socavado aún más las posibilidades de éxito en la cumbre —y de cumplir su propia aspiración de ser un líder climático mundial— gracias a una serie de decisiones políticas confusas y “desastrosas”.

“El gobierno ha sido, en el mejor de los casos, un espectador y, en el peor, un contribuyente a la inacción mundial. Cuando la confianza entre los países en desarrollo y los desarrollados es la clave del éxito, y necesitamos persuadir a otros para que den un paso adelante en la financiación del clima, el Reino Unido tomó la desastrosa decisión de recortar el presupuesto de ayuda, siendo el único país del G7 que lo hizo.

Cuando estamos diciendo a todos los grandes emisores que deben actuar, el Reino Unido ha hecho un acuerdo comercial con Australia que les permite eliminar del texto los compromisos de temperatura de París. Cuando, con razón, hemos hecho de la eliminación del carbón un objetivo de nuestra Presidencia, al mismo tiempo el gobierno ha coqueteado con una nueva mina de carbón en Cumbria”.

Greenwashing en la COP 26, ¿un riesgo inminente?
Esta imagen está marcada con una licencia CC BY-NC-ND 2.0. Más información aquí

El cambio climático: prioridad internacional

En respuesta a las críticas de Miliband, el gobierno insistió en que el primer ministro había hecho de la lucha contra el cambio climático “su prioridad internacional personal” y que Johnson “ha centrado sus esfuerzos en asegurar que los líderes mundiales puedan reunirse y cumplir con nuestro planeta en Glasgow”.

Ha dejado claro que la COP26 debe ser el momento en el que todos los países, y todos los sectores de la sociedad, asuman su responsabilidad de proteger nuestro futuro compartido, y está deseando reunirse con los líderes —desde los grandes emisores hasta las naciones vulnerables al clima— para asegurarse de que la COP26 cuenta.

Comunicado.

El discurso de Miliband se produce justo un día después de que el presidente designado para la COP26, Alok Sharma, pronunciara un discurso en París en el que expuso las prioridades del Reino Unido para la Cumbre, reiterando su llamamiento a los gobiernos para que presenten nuevas estrategias nacionales de reducción a cero, finalicen el reglamento del Acuerdo de París y apliquen políticas ambiciosas para movilizar mayores niveles de financiación para el clima, eliminen gradualmente la energía de carbón y los coches con motor de combustión interna, y amplíen los sumideros naturales de carbono.

Los últimos acontecimientos se producen en el momento en que Rishi Sunak realiza su primera visita oficial a EE.UU. como Canciller, donde está previsto que participe en conversaciones con los ministros de finanzas del G7 sobre cómo abordar los problemas de la cadena de suministro global y de la energía, así como aumentar la ambición en la acción climática.

Greenwashing en la COP26

Sunak también presidirá esta semana una reunión de los ministros de Economía del G20, en la que se espera que pida una acción coordinada y unos objetivos ambiciosos de reducción de emisiones a las 20 mayores economías del mundo para apoyar la transición a la red cero, según el Tesoro.

Su visita se produce pocos días antes de que los líderes mundiales se reúnan en Italia para la cumbre del G20, en la que la acción climática ocupará un lugar destacado en la agenda, ya que se produce sólo quince días antes de la COP26 en Glasgow, y Sunak aprovechará la reunión para pedir más apoyo para los países vulnerables.

El encuentro se produce en un momento en el que la Canciller se enfrenta a las críticas por su intención de “reciclar” el dinero recibido del Fondo Monetario Internacional (FMI) como parte del presupuesto de ayuda británico, en lugar de añadirlo, en una medida que se espera que ahorre al Tesoro miles de millones de libras al año.

La cooperación mundial es clave para abordar nuestros retos compartidos mientras salimos de la pandemia.

Desde la reforma fiscal mundial hasta las cadenas de suministro globales, debemos trabajar juntos para buscar soluciones internacionales en beneficio de nuestros ciudadanos en casa.

Canciller Rishi Sunak, en un comunicado antes de su visita a Washington

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario