Noticias

Garantías sin garantía…

Por CaRloS Muñoz

Quiero empezar mi artículo haciendo mención de dos puntos relevantes del Pacto Mundial porque llama mucho mi atención que reconocidas empresas “socialmente responsables” los desconozcan o de plano los ignoren:

· Principio V. Abolir cualquier forma de trabajo infantil.

· Principio VI. Eliminar la discriminación en materia de empleo y ocupación.

No voy muy lejos, los vemos cada vez que “hacemos el súper”, ahí están, niños trabajando empacando nuestras cosas, sí, ellos a quienes conocemos como cerillos. Lo asombroso es que algunas de estas tiendas de autoservicio son galardonadas como ESR.

Lo grave del asunto es que nosotros como consumidores o compradores de productos nos convertimos en cómplices de esta situación abusiva, ¿pero qué otra nos queda?,¿empacar nuestras cosas nosotros mismos?… ¿Dónde quedaron las garantías individuales de los niños señaladas en el artículo 4to. de nuestra Constitución?

Ahora haré referencia al punto que señala la no discriminación en materia laboral. He constatado casos de empresas nacionales o extranjeras en las que desprecian, entre muchos otros casos, candidatos homosexuales, las relaciones entre colaboradores y candidatos con 35 o más años, lo cual me parece una actitud por demás soberbia e ignorante de cualquier empresa, y aún así, también se hacen merecedoras a reconocimientos como empresas socialmente responsables.

Estoy seguro que todos hemos sido testigos de los romances formales o pasajeros entre directivos de importantes firmas con colaboradores del mismo nivel o de niveles más bajos, pero como se trata de ejecutivos, la política interna no importa, pero no se trate de empleados “de medio pelo” porque las actas administrativas hacen fila india para posicionarse firmemente sobre el escritorio.

¿A dónde quiero llegar con esto?, es muy obvio, a dejar claro que la congruencia es parte fundamental de las acciones de Responsabilidad Social, y retomo lo mencionado por un servidor en artículos anteriores, la RS no es por ley, cada individuo, empresa o autoridad la hacen suya si les “conviene” o si hacerlo les llena el corazón realmente.

Hoy los indicadores arrojan resultados desgarradores en el número de empresas que se ostentan orgullosamente como socialmente responsables y cuya realidad es totalmente opuesta al verdadero significado de las siglas ESR.

Las inconsistencias entre lo que se dice y lo que se hace, puede ser lo que defina la existencia de una firma en el tiempo, cualquiera que sea su tamaño.


Carlos Muñoz

Comunicólogo egresado de la Universidad Anáhuac, cuenta con estudios de posgrado de Especialidad en Mercadotecnia en su Alma Máter y actualmente cursa la Maestría en Responsabilidad Social también en la Anáhuac.

Es Director de Comunicación de la Asociación Mexicana de Comunicadores (AMCO) y anteriormente se desempeñó como Gerente de Relaciones Públicas en el Hipódromo de las Américas.

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario