Fundación Mexicana para el Desarrollo Rural ha fungido como financiador de pequeños productores

: Fundación Mexicana para el Desarrollo Rural, 52 años de invertir en el campo

Trabajo de campo vía Shutterstock

Por: Emilio Guerra Díaz

En el mundo fundacional y de organizaciones de la sociedad civil de carácter filantrópico este mes de septiembre está cargado de información que permite aquilatar la utilidad pública del tercer sector. Para confirmarlo se puede tomar a una organización como ejemplo, pues su trabajo ha sido emblemático.

En estos días se registra el 52° aniversario de la creación de la Fundación Mexicana para el Desarrollo Rural (FMDR), por parte de Don Lorenzo Servitje y un grupo de empresarios visionarios que consideraron vital y estratégico dirigir recursos a la producción del campo. A menudo pensar en la FMDR me lleva a pensar en las cátedras de Economía Política que dictaba aquel gran ser humano y ejemplo de vida como lo fue el Dr. Carlos Quijano.

Con frecuencia, Don Carlos hacía ver a sus alumnos de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales que ningún país tendría viabilidad en su independencia económica si no atendía primero a su campo. Palabras más menos decía “¿Qué nación puede pensar ser independiente si no puede dar de comer a sus habitantes?”. Ninguna economía despega si tiene que estar dedicando el capital a importar alimentos en lugar de desarrollar su industria.

La FMDR de cierta forma ha fungido como un financiador de pequeños productores, pero en su trabajo cotidiano importa primero la persona, por lo que al campesino se le reconoce con suprema humidad respecto a que él y sus familias generan los alimentos que día a día se sirven en los hogares de México. Desde luego la FMDR no puede ser considerada como una fundación empresarial aunque en su seno su Consejo Directivo esté integrado por hombres de negocios.

Más bien, la FMDR ha sido una experiencia que recoge el talento empresarial para llevarlo al campo y detonar procesos productivos. Cierto es que por distintas coyunturas y características de las diversas regiones, los resultados son contrastantes teniendo por un lado prácticas exitosas y otras fallidas que arrojan nuevos aprendizajes.

Pues se sabe que FMDR cambiará pronto su nombre a “Educampo” para adecuar el quehacer de esta organización a las actividades que desarrolla en pleno siglo XXI sin abandonar el espíritu y esencia de incentivar el trabajo en equipo entre los productores del campo, pero ahora incluye a la mujer como un eje central de la estrategia de desarrollo comunitario, lo cual es un gran acierto.

La mujer ahora es sujeto de atención prioritaria para la FMDR para demostrarle que es un agente de cambio y, a través de un programa especial, se le incluye en un círculo virtuoso que detona desde la integración de ellas al campo para incidir favorablemente en beneficios que impactan a su familia: nutrición infantil, salud familiar, economía del hogar, ahorro y emprendimiento. La mujer es una productora de cadenas con eslabones de experiencias certeras.

Por estas razones la FMDR ha establecido importantes alianzas con otras organizaciones, como la Fundación Walmart , que durante el mes de agosto anunció un apoyo de más de 3 millones 650 mil pesos para apoyar el programa Pro de la Mujer que ofrece asesoría y acompañamiento a proyectos de mujeres campesinas principalmente en los estados de Campeche y Yucatán, donde están involucradas más de 400 mujeres quienes recibirán el apoyo durante los próximos 7 años.

En este caso la inversión conjunta que hacen FMDR y Fundación Walmart se dirige a distintos proyectos que tienen que ver con producción, organización, administración y comercialización de productos elaborados por las mujeres como textiles, artesanías, alimentos procesados, etc. También se apoyan iniciativas de salud y por su puesto actividades que les permiten generar ingresos a través del asociacionismo formal.

Es muy afortunado para el desarrollo comunitario considerar a la mujer como parte activa, como una protagonista para el cambio y desarrollar sus habilidades permite fincar pilar firmes donde el bienestar familiar se va edificando reproduciendo conductas y actitudes de involucramiento, corresponsabilidad y respeto a la mujer.

Desde el Consejo Directivo

El Presidente del Directorio compartió con sus colegas que Gustavo Pérez Berlanga, quien es director de Responsabilidad Social de Toks, ha recibido recientemente el premio Social Caring Leadership Award, que otorga el Instituto de Investigación de Emprendimiento Social (SERI por sus siglas en inglés) por su liderazgo y efectividad. En un mundo de la Responsabilidad Social Corporativa donde en ocasiones impera el blof, la simulación y acciones de fachada; Pérez Berlanga sobresale por su sencillez, humildad y un trabajo profesional constante. Un excelente joven líder.

La secretaria del Consejo Directivo recordó a sus colegas que la Fundación del Empresariado Chihuahuense iniciará esta semana las actividades de celebración de los 25 años de su creación. Este 24 de septiembre arrancarán con la presentación de un documental de la historia de esta organización que ha sido ejemplar no solo para México sino para otros países y cuyo modelo ha sido replicado por lo menos en Sonora, Jalisco y Yucatán.

El Tesorero de la organización dijo que la actriz Susana Alexander presentará su espectáculo el monólogo “Bendita Menopausia” durante la celebración del X Aniversario de la asociación civil Girasoles, que atiende “activando” a gente mayor en Ciudad Juárez. El evento se llevará a cabo el 29 de septiembre. Carola Amparán Máynez, vicepresidenta de Girasoles, le señaló que el liderazgo de Carlos Cuéllar, actual presidente de su Consejo Directivo, ha sido clave para que el bienestar de la organización.

El Director de la organización señaló que la Fundación Casa de Santa Hipólita está organizando una nueva edición del Festival Infantil que lleva a cabo en noviembre en el Instituto Thomas Jefferson, al norte de la ciudad. El evento de celebración del XXV festival tendrá lugar el 8 de dicho mes y que se puede apoyar con donativos económicos o en especie. Quienes deseen colaborar pueden contactar a Bárbara Taylor Jiménez, al correo electrónico: fundacion02@prodigy.net.mx


Emilio Guerra Díaz

Emilio Guerra cuenta con amplia experiencia en la Gestión de la RSC, destacando su trabajo en el área de vinculación con la comunidad que potenciar la inversión social empresarial. Ha gerenciado fundaciones empresariales.

Acerca del autor

Expok

Expok es una consultora y medio en responsabilidad corporativa. En este portal, creamos y curamos contenidos para el nicho interesado en la RSE y la sustentabilidad.