No hay seguimiento a las acciones de mitigación y adaptación para diminuir el cambio climático, ¡te contamos!

El cambio climático es un reto que tanto empresas, gobiernos y ciudadanos debemos enfrentar. Sin embargo, son muy pocas las tareas y las metas las que en conjunto se han logrado.

Lamentablemente, la contaminación en el aire dentro de nuestro país sigue latente.

Recientemente, el Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático realizó una “evaluación estratégica” a la política nacional sobre cambio climático aplicada entre 2015 y 2018. En esta evaluación se concluyó que los organismos públicos creados para tender este fenómeno no están ejerciendo sus atribuciones y tampoco le están dando seguimiento a las acciones de mitigación y adaptación emprendidas.

El impacto del cambio climático en bienes raíces

Además, la federación tampoco ha desarrollado una estrategia de coordinación con órdenes de gobierno estatal y municipal para poder enfrentar el problema.

Estos resultados fueron publicados en el Diario Oficial de la Federación. Ahí se revela que dos de los organismos creados por las autoridades federales para coordinar acciones contra ese fenómeno, que son el sistema Nacional y la Comisión Intersecretarial de Cambio Climático, no han cumplido con la función, por ello “la ejecución de las acciones de gobierno identificadas por la evaluación están lejos de conformar una política sistemática”.

Este hecho representa una falta de atención y visión por parte de todos los niveles de gobierno y de todas las instituciones que están involucradas en las acciones de mitigación y adaptación del cambio climático.

Por consiguiente, esto no nada más significa una violación a la Ley General en la materia, sino también al Acuerdo de París y a los Objetivos de Desarrollo Sostenible, y que por medio de ellos, varios países decidieron enfrentar esta problemática, además de comprometerse a tomar acción para cambiar esta situación.

La falta de información en la materia es el principal obstáculo para perseguir de manera continua la política de mitigación y adaptación al cambio climático.

Datos de Animal Político dicen que un ejemplo de ello es la política común y de información de calidad sobre el cambio climático, además de que la evaluación señala que “no es posible conocer las emisiones” contaminantes de algunas industrias.

85% de la población podría morir por cambio climático

Aunque no se trata de que únicamente el gobierno y los organismos se preocupen por el cambio climático, sí tienen la responsabilidad de coordinarse, algo que no han podido hacer hasta hoy.

Algunas herramientas para evaluar el avance no han podido ser utilizadas o están suspendidas. Por esta razón algunos datos se han perdido.

Ante esta situación, el Instituto Nacional de Ecología destaca que México no cuenta con sistemas de información confiables que permitan saber cuál es el volumen real de residuos sólidos que generan los conglomerados urbanos del país, “a tal grado que las entidades federativas tienen información distinta de la que proveen las instancias federales”.

Otro ejemplo que Animal Político destaca es el de los programas de calidad del aire vigentes en diversos estados o en ciudades específicas. Éstos no guardan ninguna relación con la política nacional de cambio climático, a pesar de que la principal fuente de emisiones de gases de efecto invernadero es el transporte.

El estudio concluyó que la relación entre la política y el cambio climático prácticamente es nula, además de que esta problemática se encuentra en los tres niveles de gobierno.

Además, en esta evaluación también se reconoce que no todos los problemas se deben a carencias de normatividad o coordinación.

La Ley General de Cambio climático –señala la evaluación– menciona que para el año 2018, los municipios, en coordinación con las entidades federativas y demás instancias administrativas y financieras, y con el apoyo técnico de la Sedesol, desarrollarán y construirán la infraestructura para el manejo de residuos sólidos que no emitan metano a la atmósfera, sin que esta acción haya sido llevada a cabo”.

De acuerdo con el documento, se encontró evidencia de que las acciones del Programa Especial de Cambio Climático 2014-2018, relacionadas con residuos sólidos urbanos, fueron canceladas.

Las acciones y resultados contra el cambio climático supuestamente aplicados desde 2012 no han funcionado. Tanto que hasta ahora no existe un lenguaje común en cuanto conceptos como “vulnerabilidad”, “resiliencia” o “adaptación”.

Cabe mencionar que el Instituto Nacional de Ecología ha reportado que durante las evaluaciones no se encontró ninguna evidencia de que los riesgos y daños asociados al cambio climático estén entendidos por las autoridades afectadas ni por las autoridades responsables”.

Acerca del autor

Janneth Del Real

Licenciada en Periodismo por la Escuela de Periodismo Carlos Septién. Ha trabajado en el periódico Mas por Más, revista SuperMujer, Pulso Pyme, Linio y en el Periódico AM de Querétaro. Actualmente desarrolla contenidos para Expoknews.

Mujer positiva que siempre busca el para qué de las cosas.