Ambiental

Flor nacional

En México, como en el resto del mundo, se enfrenta el reto de aprender a vivir sin plástico.

Todos los días escuchamos que tenemos que bajar el consumo de plástico, pero nadie nos dice por qué, nada más nos mandan fotos de animales marinos asfixiados y, entonces, pensamos: “Pero si yo ni en el mar vivo, ¿cómo van a llegar hasta allá mis bolsas de plástico?”.

Hoy en día una de las peores plagas del universo son las bolsas de plástico (y sí llegan al mar, no importa en dónde vivamos), no solamente porque matan alrededor de cien mil ballenas, focas, tortugas, entre otras especies, al año, sino porque cada bolsa se tarda 200 años en biodegradarse, los chinos la llaman “basura blanca”.

Cada vez que utilizamos por 10 minutos una bolsa plástica, apoyamos el que se continúe extrayendo petróleo que se transporta en tanques, lo cual no necesito explicar por qué es fatal… Todo este plástico termina como deshecho, como en Sudáfrica, donde las bolsas cuelgan de los árboles y por eso las llaman con amargura la “flor nacional”.

En México las utilizamos para todo. Nos acostumbramos a su practicidad y ahora nos hacen falta cuando no las tenemos. Pero debemos bajar su uso al mínimo y convertirnos en uno más de los países que aprendieron a vivir sin ellas, como Irlanda, cuyo gobierno puso 20% de impuesto sobre cada bolsa de plástico cobrado al cliente final. Con esto cayó 90% su uso.

En Australia, los establecimientos firmaron con el gobierno acuerdos en los que se comprometen a utilizar menos plásticos y a cobrarles a los clientes por ellos. Para 2004, el Reino Unido ya discutía la introducción de estas nuevas leyes… en 2010, en México no tenemos ni siquiera educación por parte del gobierno en este aspecto de acuerdo con la Ocean Conservancy, en 2004 se extrajeron 350 mil bolsas del mar, en una limpieza que se hizo en las costas de 100 países, convirtiéndolas en el quinto objeto más común en las playas.

Y cómo no, si cada año se utilizan entre 500 mil millones y un billón de ellas.
¿Cómo podemos ayudar? Ya que a nuestro gobierno le importa un bledo que los próximos asfixiados seamos nosotros, pues es muy sencillo. Cada vez que vayamos al súper llevemos carrito o las mismas bolsas de mercado tan mexicanas. Además se sorprenderán al ver que entrarán a sus casas con el súper más rápido que cuando les empacan tres cosas por bolsa.

En muchas cadenas ya venden o regalan las bolsas de papel. Éstas son reciclables y más amigables con el ambiente. Así que cuando les pregunten si quieren que les empaquen en papel o plástico, ya saben qué responder. Si no las regalan, las pueden comprar por cuatro pesos y reutilizarlas cada vez que vayan al súper, cuatro pesos no significan mucho y sí un respiro para el planeta. Tomen su libro, dulces, cigarros, chocolate o lo que sea que compren y regresen la bolsa, en realidad no la necesitamos, sólo estamos acostumbrados a ellas.

También venden bolsas de tela para las compras o ustedes mismos pueden hacer o mandar a hacer una con telas como algodón. No se lleven el sandwich al trabajo en bolsa y, si es así, guárdenla para llevarlo durante más días, hasta que se rompa… pueden lavarla y ahorrar dinero. Pero definitivamente lo mejor es que utilicen toppers, que son plástico pero, por lo menos, no lo tiran a la basura cada vez que se comen su contenido.
Si de plano se quieren ver muy ambientalistas, investiguen lugares en dónde se recicle el plástico y tengan en casa un contenedor para recolectar botellas, bolsas etcétera. Les dejo una liga con algunos de los recicladores dentro del DF

http://guia-distrito-federal.guiamexico.com.mx/reciclaje-de-plasticos/distrito-federal/empresas-guia.html

Siempre estamos pensando que no tenemos tiempo, que todo lo que implica salvar al planeta es cuestión de minutos extra, que con toda la carga de trabajo cómo voy a estar pensando en mandar a hacer un bolsa de tela o cómo voy a saber cuándo se me atraviese el súper y andar cargando las benditas bolsas de papel.

Pensemos cuando un familiar se enferma, nos tomamos el tiempo para ir a verlo al hospital, para comprar las medicinas, no importa cuánto cuesten, para cuidarlo y a veces hasta pedimos un día en el trabajo para hacerle compañía. Ahora el que está enfermo es nuestro planeta y es nuestra obligación cuidarlo, meter en nuestro presupuesto de tiempo algo de minutos para dedicarle a su cuidado, lo único que necesitamos es perder la indiferencia.

Tenemos que reducir el uso de plásticos, entender de una vez por todas que la inconsciencia nos puede llevar a nuestra propia ruina, que hoy en día debemos actuar conforme a lo que el planeta necesita, porque es Casa y tenemos que cuidarla.

Excelsior, Comunidad, pag. 2
Puede leer la nota completa dando Click sobre la imagen para ampliar

flor

Acerca del autor

ExpokNews

1 comentario

  • ¿alguien ha visto una bolsa de plastico ir corriendo a subirse a un arbol?
    ¿alguien ha visto una bolsa de plastico ir corriendo a tirarase al mar?
    pensemos un poco, la culpa no es de las bolsas , la culpa es nuestra que no las sabemos utilizar, aprendamos a utilizar las bolsas y vereis como las bolsas dejan de ser un problema ecologico y pasan a ser una solucion ecologica.

Dejar un comentario

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]