Ambiental

Faltó responsabilidad compartida ante prohibición de bolsas de plástico

Consumidores se adaptan a nueva realidad ante la necesidad apremiante de evitar los desechos de un solo uso.

La prohibición de las bolsas de plástico en la Ciudad de México, a pesar de ser considerada una buena medida, divide la opinión de especialistas en torno a la carga de responsabilidad que esta medida ha significado para consumidores, empresas y gobierno.

En la Ciudad de México habitan casi 9 millones de personas, que en conjunto tiran mil 350 millones de bolsas al año. Dicha cantidad no considera las bolsas que se utilizan y se desechan en la zona conurbada del Estado de México, en la que habitan más de 12 millones de personas.

Esta realidad se buscó modificar con la entrada en vigor de las nuevas disposiciones del artículo 25 de la Ley de Residuos Sólidos en la Ciudad de México, en las que autoridades capitalinas dieron a conocer que las empresas no podrán comercializar, distribuir o entregar bolsas de plástico.

 “Tenemos que aceptar que la realidad cambió. Ver esto como una oportunidad para innovar y buscar, desarrollar las opciones más favorables para nuestros clientes, al no poder hacer uso de bolsas de plástico”, consideró Juan Carlos Camargo, subdirector de Sustentabilidad de Walmart de México y Centroamérica.

La medida de prohibición de bolsas de plástico en la CDMX, dijo, no ha tenido impacto negativo para los acomodadores de producto en las cajas de la cadena y “no debería haberlo en el futuro” pues se está eliminando el uso de bolsas de plástico, pero sigue la necesidad de acomodar productos en bolsas reutilizables.

Abundó que en sus tiendas ofrecen opciones de bolsas de tela a los clientes y que en general los clientes han recibido bien que no se usen bolsas de plástico y están dispuestos a hacer su parte.

En pocas palabras, se requiere de un trabajo de responsabilidad compartida entre todos los sectores sociales para enfrentar esta nueva realidad de “cero plásticos”, pues se debe aprender a vivir sin las bolsas.

El directivo empresarial explicó que la tendencia en México y en el mundo es eliminar las bolsas de plástico de un solo uso y no cree que haya marcha atrás.

En el caso de la industria del plástico, ésta debe buscar opciones para su sector y el comercio, mientras que el consumidor tiene que responsabilizarse del uso de bolsas reusables.

En la Ley de Residuos Sólidos de la CDMX se establece la prohibición a partir de este 2020 de comercializar, distribuir y entregarbolsas de plástico al consumidor en puntos de venta, excepto si son compostables.

México no tiene una ley federal para regular los plásticos de un solo uso, aunque ya son 17 de los 32 estados del país que han prohibido las bolsas de plástico de un solo uso.

Por su parte, Miguel Ángel Santinelli, director de la Facultad de Responsabilidad Social de la Universidad Anáhuac, detalló que “la carga de transferencia y adaptación de la ley recae en la población civil. Quiero que se entienda que es una buena ley, sin embargo, su operación oficial es incorrecta”, afirmó.

“No es bueno que tanto empresas como gobierno nieguen su responsabilidad social en el tema, ambos tenían que haberse puesto de acuerdo en los esquemas de adaptación del corto y mediano plazo, para no terminar discutiendo tras aplicarse la ley”, añadió.

El gobierno tenía que planear con mayor conocimiento y aplicar estrategias y atacar de fondo el problema principal, que es manejo adecuado de los residuos y no dar un golpe de timón tan drástico que afecta a todos los ciudadanos y las empresas.

Enfatizó que se requiere de establecer trabajos al unísono para que la responsabilidad compartida de la sociedad, las empresas y el gobierno permitan que todos estos actores no se vean muy afectados ante la nueva regulación.

Otros consideran que cargan la mano a IP

Carlos Viesca Lobatón, director de Rinters -empresa consultora en Sustentabilidad Corporativa- señaló que el ganador en la nueva reglamentación es el gobierno de la CDMX, que utilizó la emoción del ciudadano para no usar bolsas de plástico y dejo la responsabilidad en un 100% en las manos de la iniciativa privada.

Aceptó que el uso de bolsas de plástico de un sólo uso es un problema de contaminación que requiere de una adecuada transición para sustituirlas.

“La autoridad capitalina ignoró atacar rubros esenciales en la cadena de recolección y separación de basura que son un caos. Cabe mencionar que las bolsas de plástico sólo significan un 0.4% de los desechos, es decir, su impacto será marginal”, subrayó.

Relató que faltó un análisis profundo en el sector de los residuos para establecer sistemas adecuados de transición como sustitución de elementos plásticos y otros elementos, así como fomentar una mayor cultura ciudadana para la separación de los desechos.

Enfatizó que las soluciones de las autoridades no están apegadas a estudios técnicos, sino aspectos políticos, un ejemplo es la falta de reglamentación de la basura, que se refleja en que 54% de la misma sea orgánica son que exista reglamentación al respecto.

Empresarios del plástico no actuaron a tiempo

Arnold Ricalde, codirector de la organización Organi-K, dijo que “desde el 2009, la entonces Asamblea Legislativa de la CDMX publicó una reforma de residuos sólidos que incluía medidas para cobrar por las bolsas de plástico; poco después se echó atrás por presiones de la ANIPAC y la Asociación Nacional de la Industria Química (ANIQ)”.

Declaró que los empresarios del plástico, hablan de pérdidas de empleos que genera esta medida, pero también debe considerarse el costo económico del impacto a la salud y de la pérdida de ecosistemas y servicios ambientales derivados por la contaminación de plásticos.

Realidad apremiante en plásticos

-En 2030 se producirán 619 millones de toneladas de plástico por año en el mundo.

-Cada minuto se compran un millón de botellas y bolsas de plástico en el mundo.

-Al año se usan aproximadamente 500 mil millones de bolsas de plástico en el mundo.

Fuente: ONU

Acerca del autor

Juan Carlos Machorro

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact