RSE

Estructura de una memoria de sostenibilidad GRI

El día de ayer hablábamos sobre los principios detrás de las memorias de sostenibilidad en un afán de acercar el desarrollo de esta práctica a aquellas empresas que la consideran muy lejana.

gri1Para complementar esa información hoy les presentamos algunas precisiones sobre estas memorias, basados por supuesto en la Global Reporting Initiative (GRI), pero que, como mencionamos, pueden guiar cualquier esfuerzo similar aún cuando no se piense declarar bajo esta herramienta.

El contenido básico de una memoria de sostenibilidad GRI consta de tres tipos de información:

• El perfil: información que establece el contexto general para comprender el desempeño de la organización, tales como su estrategia, su perfil y su gobierno.

• El enfoque de la dirección: información que incluye cómo la organización aborda un determinado conjunto de aspectos para proporcionar contexto y para la comprensión del desempeño en un área concreta.

• Indicadores de desempeño: Indicadores que facilitan la comparabilidad de la información sobre el desempeño económico, medioambiental y social de una organización. Están clasificados en Indicadores principales (47) y optativos (32).

La disponibilidad de los datos, el coste de recopilarlos, la confidencialidad o fiabilidad de la información, la privacidad u otros asuntos legales, pueden tener como resultado la decisión legítima de no revelar cierta información. En caso de que se omita información material por tales razones, el informe deberá indicarlo claramente y explicar los motivos.

Las organizaciones utilizan diversos enfoques para mejorar la credibilidad de sus memorias; pueden contar con sistemas de control interno, incluidas funciones de auditoría interna. Sin embargo, GRI recomienda, además del uso de los recursos internos, recurrir a la verificación externa.

gri-2Para indicar que una memoria de sostenibilidad está basada en la Guía del GRI, se debe declarar en qué medida se ha aplicado este marco. Existen tres Niveles de Aplicación: C, B y A.

Cada nivel manifiesta una aplicación cada vez más amplia del marco de elaboración de memorias del GRI. En este contexto, las organizaciones se autocalifican de acuerdo al número de indicadores a los que apliquen (ver cuadro anexo). Asimismo, una organización podrá añadir a estas calificaciones un símbolo + en cada nivel (p. ej. C+, B+, A+), en el caso de que se haya utilizado verificación externa.

Popularmente se piensa por ejemplo que una memoria B evalua a una empresa mejor que una con una memoria C+, cuando la realidad es que el nivel de aplicación depende de las necesidades y esquemas de cada organización.

Finalmente hay que señalar que una memoria puede ser online o impresa y puede presentarse de manera separada o incluso como parte de los informes financieros o el informe anual.

Sabemos que la información de este post y su predecesor, es muy general, sin embargo constituye un buen acercamiento a cómo se estructura la herramienta. No obstante, para aquellos que deseen profundizar, les dejamos un link a la Guía para Elaboración de Memorias de Sostenibilidad de la GRI, en donde se amplían y profundizan los conceptos mencionados y puede llevar paso a paso a una organización a la elaboración de esta herramienta.

Acerca del autor

ExpokNews

1 comentario

Dejar un comentario