Ambiental RSE

Estados Unidos, ¿enemigo de la sostenibilidad?

Escrito por Janneth Del Real

Trump ordenó la mayor reducción de reservas naturales en la historia del país permitiendo la tala y la minería en tierras protegidas

Una de las decisiones más fuertes que Trump ha tomado durante el 2017 fue salir del Acuerdo de París, en el cual los países firmantes se comprometieron a reducir sus emisiones de carbono y a mantener la temperatura a menos de 2ºC.

A lo largo del año pasado, la Administración de Trump comenzó a cumplir numerosas peticiones del sector energético para eliminar leyes importantes; El Instituto de Petróleo americano envió a la Agencia para la Protección del Medioambiente de Estados Unidos una lista de leyes que consideran indeseables para sus negocios. Ellos destacaron ocho regulaciones y siete meses después, la Administración de Trump ha eliminado o retrasado seis de ellas.

De acuerdo con el periódico de México, un alto ejecutivo del Instituto del Petróleo americano envió una carta pidiendo al Gobierno que alterara las regulaciones para “promover el acceso al petróleo y gas natural a nivel doméstico, facilitando el proceso con normativas al petróleo y gas natural a nivel doméstico, facilitando el proceso con normativas que sean rentables”.

Entre otras peticiones que ha cumplido Scott Pruitt líder de la agencia medioambiental, un escéptico del cambio climático favoreció los intereses del sector y llegó a presentar hasta 14 demandas contra la agencia que ahora dirige.

Según el periódico de México, Pruitt aboga por reducir y descentralizar la agencia, concediendo más autonomía a cada gobierno estatal para establecer las regulaciones que afectan a la contaminación y las actividades empresariales. En 2011, una investigación de The New York Times reveló que enviaba cartas críticas contra el Gobierno de Barack Obama a petición de grandes petroleras como Devon Energy.

Otras peticiones que ha cumplido el líder está el retraso de las regulaciones para mejorar la seguridad en plantas químicas o la reevaluación de medidas que limitan la contaminación del aire en las plantas energéticas

Señalar que la nueva estrategia de seguridad nacional de EU, publicada este mes, ya no contempla al cambio climático:

 “Es evidente que para ellos el petróleo, el gas y la industria del carbón van por encima del puedo americano, de la salud ciudadana y las organizaciones medioambientales”.

Cabe mencionar que Trump ordenó hace unas semanas la mayor reducción de reservas naturales en la historia de Estados Unidos y así abrió la puerta a la explotación de actividades como la extracción del gas y petróleo, la minería o la tala de árboles en tierras históricamente protegidas.

Estrategia de seguridad nacional

La nueva estrategia de seguridad nacional (NSS en inglés) es un documento formal que cada presidente de Estados Unidos debe producir cada cuatro años.

La NSS no menciona sobre el cambio climático, el último documento sobre estrategia nacional emitido el año 2015 declaraba que el cambio climático era “una urgente y creciente amenaza para nuestra seguridad nacional.”

El documento considera a los países en constante competencia y además destaca que Estados Unidos defenderá su soberanía, aunque esto ponga en riesgo los acuerdos internacionales con otros países.

Acerca del autor

Janneth Del Real

Licenciada en Periodismo por la Escuela de Periodismo Carlos Septién. Ha trabajado en el periódico Mas por Más, revista SuperMujer, Pulso Pyme, Linio y en el Periódico AM de Querétaro. Actualmente desarrolla contenidos para Expoknews.

Mujer positiva que siempre busca el para qué de las cosas.

1 comentario

  • Es interesante como nos justificamos con el comportamiento de otros dirigentes en otros países. En mi muy humilde opinión, México tiene grandes desafíos en el tema de regulaciones medioambientales, muchos desconocidos por los mismos mexicanos. Y que estamos haciendo para mejorar la situación? No mucho, nos es más interesante practicar la libre expresión o lo que pensamos que es.

Dejar un comentario