RSE

España es uno de los países con más empleo flexible de Europa

En España, el porcentaje de empleo flexible, temporales y autónomos, fue en la última década mayor que en otros países, pero ello no impidió que este país fuera el que más empleo destruyera con la crisis económica.

En 2001 existía un 49,9% de empleo flexible sobre los puestos de trabajos totales, pero doce años después, tras la crisis inmobiliaria, este porcentaje ha caído hasta el 39,9%. El informe ‘Flexibilidad en el Trabajo 2013’ de Randstad indica que este tipo de empleo "acelera el crecimiento económico", pero necesita a su vez el país necesita unas bases económicas basadas en una "formación continua" y una política laboral orientada a "resultados" y eficiencia".

Los porcentajes de otros países se sitúan varios puntos por debajo como Canadá con un 20,9% o Alemania con un 24,4% de trabajadores con empleo flexible, según el informe.

España perdió 1,9 millones de contratos de duración determinada entre 2007 y 2012, sobre todo en lo que se refiere a trabajadores de menor cualificación (1,1 millones), especialmente pertenecientes a los sectores de la Construcción (unos 800.000) y la Industria Manufacturera (unos 300.000), según el informe. Sin la adaptación del país a la situación económica este tipo de contratos no crece.

"Es posible, incluso, que la oportunidad de ofrecer trabajo flexible acelere el crecimiento económico. Es por esto por lo que cabe esperar un mayor aumento del empleo flexible en el momento en que las economías de la mayor parte de países occidentales vuelvan a crecer con fuerza", explica Luis Pérez, director de relaciones institucionales de Randstad.

La flexibilidad ayuda al crecimiento

Del informe se desprende que existe una fuerte relación entre el uso del empleo flexible y el crecimiento económico. Tal es así, que el trabajo flexible es "la primera forma de empleo que se ve afectada por el descenso de la demanda laboral, particularmente entre los trabajadores más jóvenes y con menos formación; pero también será la que más rápidamente se recupere al estabilizarse la economía tras la crisis", indica.

En la última década se ha extendido la idea de que las relaciones laborales flexibles, como son los contratos temporales o el autoempleo, han aumentado en todo el mundo. Sin embargo, explica Luis Pérez, "el porcentaje de relaciones laborales flexibles se ha incrementado en numerosos países, pero no existen indicios claros de que el mercado flexible en general esté creciendo de modo estructural".

Este panorama flexible se da, principalmente, por el "mundo globalizado en el que vivimos", explica Randstad. Con ello, "se hace imprescindible una mayor flexibilidad del mercado laboral". Las empresas requieren trabajadores muy preparados y también muy creativos, sobre todo las que se dedican a la innovación. De esta manera, las compañías pueden adaptar su personal cuando la innovación así lo requiera. "Las empresas con este tipo de contratación son más eficiente y rentable", según el informe.

Los aspectos positivos de este tipo de contratación es que "un mercado laboral flexible aumenta la productividad y mejora la rentabilidad", indica Luis Pérez.

Cómo mejorar la situación laboral

Randstad prevé que la recesión en España continúe en 2013 debido a la consolidación fiscal y al alto nivel de endeudamiento del sector privado, que menoscaba la demanda doméstica.

Entre las recomendaciones realizadas por Randstad a España para que mejore la situación del empleo, destacan finalizar la evaluación de las reformas del mercado laboral y presentar modificaciones si fueran necesarias; adoptar el Plan Nacional de Empleo y promulgar una reforma del mercado laboral orientada a resultados; poner en marcha plenamente el portal único de la UE; e implementar y monitorizar la efectividad de las medidas para luchar contra el empleo juvenil a través, por ejemplo, de una Garantía Juvenil.

Fuente El Mundo.

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario