Escándalo por las t-shirts de las Spice Girls al conocerse la verdad de su origen

Es un mundo complicado, en muchos sentidos. Es un mundo en donde las caretas están cayendo más rápido que antes. Uno en donde declararse responsable o hacer washing con el tema es altamente riesgoso… y las Spice Girls acaban de comprobarlo.

El escándalo por las t-shirts de las Spice Girls

En noviembre pasado, el otrora grupo sensación, se ponía solidario poniendo en marcha una campaña con el objetivo de recaudar fondos y así apoyar a la organización Coomic Relief y el programa Gender Justice.

¿Cómo pensaban hacerlo? Tal vez de la forma más sencilla hoy en día: usando el poder del marketing creando un producto con causa. Lo más simple: una T-shirt.

La camiseta llevaría estampada la leyenda #Iwannabeaspicegirl recordando uno de sus más grandes éxitos: Wannabe.

Lo obtenido de estas prendas iría encaminado por completo al programa citado, en pos de defender los derechos de las mujeres y las niñas, y a la lucha contra la violencia de género y la explotación.

Hasta allí todo es tan color de rosa como ellas, pero…

The Guardian revela escándalo por las t-shirts de las Spice Girls

El periódico The Guardian publicó recientemente una investigación donde señala que las camisetas de las Spice Girls, vendidas para recaudar fondos para la campaña de Comic Relief se manufacturaron en una fábrica en Bangladesh donde las mujeres ganan 0.39 euros por hora, durante turnos en los que afirman ser abusadas verbalmente y acosadas.

Las prendas de caridad, que llevan el mensaje «#IWannaBeASpiceGirl», fueron producidas en su mayoría mujeres que dijeron que se vieron obligadas a trabajar hasta 16 horas al día y fueron llamadas «hijas de prostitutas» por los gerentes cuando no alcanzaban los objetivos.

«No nos pagan lo suficiente y trabajamos en condiciones inhumanas», declaró una de ellas.

Por si esto no fuera suficiente, se señaló que de la venta total, 21,97 euros, algo más de 6 euros correspondían a los gastos de fabricación, pero el resto, cerca de 15 euros, deberían estar ya en manos de Comic Relief, lo que no ha sucedido.

Lo más irónico de todo el asunto es que las mismas Spice Girls declararon en noviembre a través de un comunicado:

«La igualdad y el movimiento del poder de las personas siempre han estado en el corazón de la banda. Se trata de la igualdad para todos, «cada niño y cada niña». Recientemente descubrimos que las organizaciones benéficas centradas en los problemas que enfrentan las mujeres no reciben la financiación que necesitan, por lo que lanzar una campaña para recaudar fondos para estos problemas es increíblemente importante para nosotros y un área que queremos apoyar.»

Un portavoz de las Spice Girls dijo que estaban «profundamente conmocionados y horrorizados» y que personalmente financiaría una investigación sobre las condiciones de trabajo de la fábrica. Comic Relief dijo que la caridad estaba «conmocionada y preocupada».

Ambos dijeron que habían verificado las credenciales de abastecimiento ético de Represent, el minorista en línea encargado por las Spice Girls para hacer las camisetas, pero que posteriormente se había cambiado de fabricante sin su conocimiento. Represent dijo que asumía la «plena responsabilidad» y que reembolsaría a los clientes el dinero si lo solicitaban. La banda dijo que Represent debería donar ganancias a «campañas con la intención de poner fin a tales injusticias».

La compañía detrás de la fábrica que hizo las camisetas, Interstoff Apparels, dijo que los hallazgos serían investigados, pero que «simplemente no eran ciertos». Sin embargo, se descubrió un catálogo de pruebas sobre las condiciones que enfrentan los empleados, incluidas las acusaciones de que:

  • Algunas trabajadoras cobran 93 euros al mes, según una boleta de pago reciente, en semanas de 54 horas. La suma está muy por debajo de lo que los sindicatos han exigido y están muy por debajo de las estimaciones de salario digno.
  • Los empleados se ven obligados a trabajar horas extras para alcanzar objetivos «imposibles» de coser, aka miles de prendas al día, lo que significa que a veces trabajan turnos de 16 horas que terminan a la medianoche.
  • Los trabajadores de las fábricas que no cumplen los objetivos son abusados verbalmente por la gerencia y se reducen a lágrimas. Algunos han sido obligados a trabajar a pesar de la mala salud.

Al señalar que las condiciones parecían ir «mucho más allá de las ilegalidades normales» en las fábricas de Bangladesh, Dominique Muller, el director de políticas del grupo de campaña Labor Behind the Label, agregó:

«Es absolutamente esencial que las celebridades, organizaciones benéficas y marcas aseguren que sus productos se hacen en fábricas que pagan un salario decente y proporcionan trabajo decente «.

En 2013, 1,134 personas murieron cuando el edificio Rana Plaza se derrumbó debido a fallas estructurales ocasionadas por este tipo de talleres manufactureros… Al parecer, la situación no ha cambiado mucho desde entonces.

¿De quién crees que es responsabilidad el escándalo por las t-shirts de las Spice Girls?, ¿del grupo musical?, ¿de su manager?, ¿de las empresas con las que hicieron el trato?, ¿de aquellas que las fabricaron?… ¿De todos?

Coméntanos…

I dont wanna be a spice girl

Acerca del autor

ExpokNews

1 comentario

  • La responsabilidad es de todos, cuando se arma un proyecto basado en RS o Filantropía, debemos revisar que todos los involucrados participen con las misma línea ética.

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Caballocalco No. 42 Int 28, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact