El consumo de lechuga romana ha infectado a 43 personas en 12 entidades de Estados Unidos, ¡entérate!

Por un posible brote de la bacteria E. Coli O157: H7, la Food and Drug Administration (FDA) de Estados Unidos ordenó retirar la lechuga romana del mercado de alimentos.

Las investigaciones están en proceso, sin embargo, existe una primera conclusión que dice que los vegetales afectados se cultivaron en el norte y centro de California.

La FDA dijo que es seguro el consumo de lechuga romana producida en las zonas de cultivo de invierno, entre ellas México, Arizona y Florida, así como la cultivada en invernaderos.


A pesar de los brotes de bacterias, la FDA dice que en México es seguro el consumo de la lechuga romana…

Twittea esta frase.


Sin embargo, hay que tomar precauciones al revisar que en la etiqueta diga el lugar de cultivo y la fecha. Si no se tienen esos datos, la recomendación oficial es no consumirla. Por esta razón se ordenó colocar avisos de «no comer» en estos productos.

La dependencia dice que «la gente no debería comer lechuga romana que no tenga la información de la etiqueta».

Asimismo es importante que los comerciantes y minoristas publiquen la información en el registro. Según la FDA, la industria se comprometió a hacer el estándar de etiquetado para la lechuga romana y considerar opciones de etiquetado a largo plazo para otras verduras de hoja verde.

Es segura para México la lechuga romana de California

Por su parte, Robert Whitaker, director científico de Produce Marketing Association, dijo que el etiquetado para la lechuga romana podría ayudar a limitar el alcance de futuras alertas y reconstruir la confianza pública después de otros brotes.

Esta no es la primera vez que se alerta sobre vegetales afectados, se trata de la tercera vez que sucede en los últimos 12 meses. El primero en dar a conocer este problema fue Consumer Reports, el año pasado, y después la FDA y después fue Centers for Disease Control and Prevention.

De acuerdo con un comunicado emitido por parte de la FDA, la cepa de esta bacteria es similar a la que se extendió por Estados Unidos y Canadá durante el invierno pasado, pero no es la misma que surgió en el verano en la región de Yuma, en Arizona.

El brote ha afectado a 43 ciudadanos de Estados Unidos en 12 estados y a 22 canadienses.

Los principales síntomas que causa la E. Coli O157: H7 es vómito, diarrea con sangre y dolores de estómago. También se puede desarrollar el Síndrome Urémico Hemolítico, una condición que provoca insuficiencia renal y requiere un tratamiento extenso.

La recomendación principal es que, por ahora, las personas se abstengan de consumir lechuga romana y se deshagan de las que tengan en el refrigerador, también como medida preventiva.
Cabe mencionar que la dependencia dice que la lechuga romana hidropónica y la cultivada en invernadero también se comercializa en Estados Unidos pero no hay información que sugiera que estos productos estén implicados en ningún brote de E. coli.

Es segura para México la lechuga romana de California

La FDA destacó que era de vital importancia tener un «rompimiento» en el suministro de lechuga romana disponible para los consumidores en Estados Unidos a fin de purgar el mercado de la lechuga potencialmente contaminada relacionada con el brote actual.

En 2006 se dio un brote pero relacionado con la espinaca, con él, la industria de productos agrícolas tomó medidas que creía que limitarían los brotes a gran escala, sin embargo, el brote de la lechuga, puso en duda la eficacia de las medidas.

E. Coli

Food Safety define a la E. Coli como una bateria que vive en sus intestinos y en los intestinos de los animales. A pesar de que la mayoría de los tipos de E. coli son inofensivos, algunos tipos pueden causar enfermedades.

Según el sitio, el peor tipo de E.coli, conocido como E.coli O157:H7, causa diarrea con sangre y en ocasiones puede provocar fallas renales e incluso la muerte. El E. coli O157:H7 genera una toxina denominada Shiga y se lo conoce como E. coli productor de toxinas Shiga (STEC, siglas en inglés).  Existen muchos otros tipos de STEC y algunos pueden provocar enfermedades tan graves como el E. coliO157:H7.

Una complicación grave vinculada con la infección por E. coli es el síndrome hemolítico-urémico (HUS, siglas en inglés). La infección genera sustancias tóxicas que destruyen los glóbulos rojos, lo cual causa lesiones renales. El HUS puede requerir cuidados intensivos, diálisis de los riñones y transfusiones.

Acerca del autor

Janneth Del Real

Licenciada en Periodismo por la Escuela de Periodismo Carlos Septién. Ha trabajado en el periódico Mas por Más, revista SuperMujer, Pulso Pyme, Linio y en el Periódico AM de Querétaro. Actualmente desarrolla contenidos para Expoknews.

Mujer positiva que siempre busca el para qué de las cosas.

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Caballocalco No. 42 Int 28, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact