Equilibrar las necesidades económicas, sociales y ambientales entre PyMES e industria: Toks – ExpokNews

La cadena restaurantera ha logrado reducir el consumo de 32 millones de popotes anuales.

En el inicio de la década de los 70, el mundo experimentaba una trasformación, la sociedad era cada vez más consciente de los problemas que aquejaban el ecosistema, esto motivado por el desenfrenado desarrollo industrial, que ponía en jaque el ecosistema, resultado del uso de intensivo de pesticidas y otros contaminantes. El 22 de abril de 1970 miles de personas en Estados Unidos de Norteamérica salieron a las calles para protestar contra los impactos negativos que sufría la biodiversidad.

La conciencia ecología estaba en crecimiento y como respuesta surgieron en algunos gobiernos agencias para la protección ambiental, así como leyes ambientales más robustas, 35 años después, la Organización de las Naciones Unidas, determinó que el 2008 fuera el Año Internacional de la Madre Tierra, reconociendo al planeta y sus ecosistemas son nuestro hogar y convencida de que, para alcanzar un justo equilibrio entre las necesidades económicas, sociales y ambientales de las generaciones presentes y futuras, es necesario promover la armonía con la naturaleza. En 2009 observando que en diferentes territorios existían celebraciones similares, decidió asignar el 22 de abril de cada año como el Día Internacional de la Madre Tierra.

El objetivo de este 2018, es acabar con la contaminación plástica, ya que se ha convertido en algo recurrente ver restos de plásticos en la costa o flotando en el mar. Los plásticos son ahora omnipresentes en el océano, se encuentra en todos y en todas las costas de la Ártico a través de los trópicos hasta la Antártida. La mayoría de estos cúmulos plásticos en los mares se componen por objetos un sólo uso como los popotes, botellas plásticas, bosas de supermercado.

Ante esta compleja situación, el área de Responsabilidad Social de Grupo Toks, en cumplimiento a los objetivos de desarrollo sostenido y compromiso con el logro de operaciones sustentables, emitió una serie de recomendaciones que implementa en cada una de sus unidades y que todas las PyMES del sector restaurantero pueden fácilmente llevar a cabo para reducir no sólo gastos, si no su huella ambiental.

Refrescos enlatados: El aluminio del que están hechas las latas de refresco son de un material altamente reciclable, por lo cual se recomienda en medida de lo posible ofrecer a sus clientes este tipo de bebidas.

Eliminar popotes: En 2017 en todos los Toks del país se eliminaron los popotes en las bebidas, por lo que sólo se entregan a petición expresa del cliente, de la mano con esta acción se lanzó una campaña de concientización con nuestra manteleta #SinPopote impactando a un poco más de 30 millones de clientes. Esto se traduce en dejar de consumir aproximadamente más de 32 millones de popotes anualmente lo que significa más de 9 toneladas residuos de este plástico de un sólo uso.

Sustituir contenedores de plástico con utensilios reusables: A inicios de este año sustituyeron otro producto plástico de un sólo uso en todos los restaurantes de la cadena, el recipiente desechable de 2 onzas en el que se obsequiaba a los clientes la mermelada artesanal “Santa Rosa” y que también era utilizado para los complementos de algunos platillos, en lugar de este desechable, se optó por uno de acero inoxidable grado alimenticio reutilizable, con lo que se evitaran más de 14 millones de contenedores desechables que representa más de 31 toneladas de residuos de este plástico de un sólo uso.

Comunicado de prensa.

Acerca del autor

Expok

Expok es una consultora y medio en responsabilidad corporativa. En este portal, creamos y curamos contenidos para el nicho interesado en la RSE y la sustentabilidad.