Ambiental

En el mundo de los negocios no es difícil echar a andar un programa verde que distinga a su empresa

Concretamente, ¿qué hace el sector manufacturero en pro del medio ambiente? A continuación se presenta las 10 acciones ambientales que han ido ganando popularidad en la industria nacional durante los últimos años. Las medidas que se describen a continuación van desde sencillos programas de siembra de árboles, hasta la sustitución de insumos y la adopción de nuevas tecnologías. Cabe destacar que estas acciones incluyen prácticas en las que México presenta un liderazgo mundial.

Tratamiento de agua
La instalación de sistemas de tratamiento de agua residual dentro de las plantas industriales es una realidad que obedece a aspectos legales, tecnológicos, económicos, sociales y ambientales. Para varios corporativos, por ejemplo, ahora resulta más redituable tratar el agua utilizada y luego reaprovecharla dentro de sus procesos productivos, que extraer volúmenes superiores de este preciado líquido del subsuelo. El reaprovechamiento del agua utilizada en los procesos industriales es una acción amigable con el ambiente que ayuda a ahorrar recursos ambientales y económicos.

Tragaluces
Cuando se instalan de manera adecuada en las instalaciones puede haber un ahorro de hasta 80% en el consumo de energía eléctrica por concepto de iluminación, según el Departamento de Energía de Estados Unidos.
Más aún, la situación geográfica de México le ofrece una gran ventaja en cuanto al número total de días soleados durante el año, por lo que los corporativos actualmente prefieren la compra o renta de aquellas instalaciones que cuenten con tragaluces correctamente instalados. Las compañías saben que el ahorro de energía aumenta su competitividad y compromiso con el medio ambiente.

Reciclaje
Reciclar los residuos de cartón, papel, madera y ciertos plásticos es otra de las acciones más utilizadas. México es reconocido a nivel internacional como el segundo país del mundo que más cartón recicla, de acuerdo con el Programa para el Medio Ambiente de las Naciones Unidas (PNUMA).
Actualmente, se estima que se reutiliza más de 80% del cartón en el país. Por otro lado, el reciclaje de papel también es elevado a nivel nacional. Alrededor de 85% de las fibras que utiliza la industria papelera nacional proviene de papel reciclado; aunque sólo 45% del papel reusado en México se recicla, indica la Cámara Nacional de las Industrias de la Celulosa y el Papel.

Ferias ecológicas
Los corporativos reconocen que la colaboración activa y estratégica dentro de su comunidad suele tener efectos benéficos. Por tal motivo, muchos de estos acostumbran participar en ferias o eventos ecológicos como patrocinadores, mediante voluntariado o instalando módulos informativos o de educación ambiental. Si el evento o feria ecológica es organizado directamente por miembros de la comunidad que procuren una mayor colaboración y entendimiento entre los diferentes actores sociales, serán mayores las probabilidades de que los corporativos se unan a estas iniciativas a favor del medio ambiente.

Coprocesar aceites y residuos inflamables
Según la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos, un litro de aceite puede contaminar hasta un millón de litros de agua. La Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos establece que una opción de manejo sustentable de los aceites gastados puede ser el coprocesamiento, que consiste en utilizar residuos inflamables como combustible alterno. Es por ello que siempre y cuando se cumpla con una serie de disposiciones legales encaminadas a la protección ambiental, el coprocesamiento de aceites gastados y de otros residuos inflamables, es una alternativa que muchas empresas pueden desarrollar de una manera exitosa.

Árboles
Por el impacto que tuvieron las heladas del invierno pasado en el país —se habla de que en México se perdieron 60 millones de hectáreas de pastizales— y otros sucesos de este tipo, los corporativos han contribuido de manera importante con la reforestación de las áreas afectadas, particularmente con la siembra de árboles. En los últimos años se ha sumado un gran número de corporativos a una iniciativa llamada Mejores bosques, mejores empresas, la cual destaca la compra de madera certificada para evitar la tala ilegal y procurar la realización de actividades de integración forestal.

Sustitución de lámparas
Hace una década habría resultado utópico suponer que el Protocolo de Kioto sería ratificado por los países que lo suscribieron en su momento; sin embargo, el comercio de GEI es ahora una realidad y muchos corporativos han aprovechado esta ventana de oportunidad. La sustitución de luminarias es una práctica de las más difundidas y que ofrece resultados en el corto plazo. No sólo la eficiencia energética ha ido ganando popularidad dentro de los corporativos, sino también el uso de energías renovables, como la solar o la eólica.
Según la Asociación Nacional de Energía Solar, en 2009 México tenía una capacidad instalada de módulos fotovoltaicos de 16.57 megavatios (MW), la cual, en 2009, aumento a 25.12 MW. Esto demuestra un creciente interés por parte de la iniciativa privada (IP), principalmente, en la instalación de paneles solares. Por otro lado, la Asociación Mexicana de Energía Eólica indica que hasta enero de 2010 se tenía una capacidad instalada de 520 MW, aunque ya se encontraban en construcción poco mas 2,000 MW, lo que ubicara a México como líder de Latinoamérica.

Auditorías y certificaciones
En la última década ha aumentado de manera sustancial el volumen de disposiciones legales en materia ambiental que resultan aplicables en México. Esto ha vuelto el tema de cumplimiento ambiental más sofisticado. Para evitar que se incumpla el marco jurídico por algún desconocimiento de la ley, cada día son más los corporativos que deciden efectuar auditorias voluntarias periódicas con algún prestador de servicios e, incluso, certificarse ante algún organismo nacional, local e internacional.

Campañas internas
El costo de planeación y ejecución de esta acción suele ser reducido, por ello su valor agregado pocas veces es cuantificado. Sin embargo, a pesar de que esta acción no parece pragmática, si existe la creencia medianamente generalizada de que su valor intangible es elevado. Algunos de los medios de difusión para temas de educación ecológica más populares son los posters, los periódicos murales y el envío de correos electrónicos al personal del corporativo.

Sustituir materias primas e insumos
Uno de los reemplazos más exitosos a nivel nacional tiene que ver con el empaque de los productos. Por otro lado, los tratados internacionales, como la Convención de Viena y el Protocolo de Montreal, entre otros, han influenciado la decisión de los corporativos de sustituir algunas materias primas e insumos.
Este listado no es definitivo, puesto que los corporativos suelen realizar muchas otras acciones ambientales; entre ellas, algunas muy robustas y complejas que implican la adopción de nuevos procesos industriales; otras más que se realizan de forma externa a las organizaciones para retribuir a las comunidades con mejoras a su entorno ambiental. Entre estas acciones están, por ejemplo, la instalación de faros en las plantas para reducir emisiones a la atmósfera por niveles superiores a los que marcan las Normas Oficiales Mexicanas; la implementación de programas de manufactura esbelta que buscan minimizar la generación de residuos; la reducción del volumen de los empaques utilizados; la instalación de equipos para separar el agua del aceite y la realización de campañas de recolección de pilas o de afinación vehicular.
Es definitivo que estas acciones se multiplicaran como parte de la respuesta que las empresas deben dar a las regulaciones mundiales y locales en materia del cuidado al medio ambiente, así como las que se desprenden de una ética corporativa robusta y comprometida con el tema.

*La autora es Asociada de la Práctica Ambiental y de Recursos Naturales de Baker & McKenzie Abogados, S.C. Es Licenciada en Derecho y tiene la especialidad en Administración Ambiental por la Universidad de Texas. Está certificada por la Universidad de Duke y el Consejo de Calidad Ambiental de Estados Unidos en Legislación Nacional de Política Ambiental y es Consultora en Responsabilidad Social Empresarial conforme al Modelo IDEARSE de la Universidad Anáhuac. [email protected]

Fuente: Manufactura, p. 38-42.
Por: Denisse Varela Olivas*.
Publicado: Julio de 2011.

Click sobre la imagen para ampliar

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario