Ambiental Gobierno

En el DF adoptar un espacio verde es más complicado de adoptar a un niño

Escrito por ExpokNews

áreas verdes

El presupuesto para la manutención de espacios verdes en la Miguel Hidalgo es insuficiente, pero para que un ciudadano pueda adoptar uno, debe cumplir con varios requisitos.

El Parque América, en el corazón de la colonia Polanco, es uno de los más cuidados por la delegación Miguel Hidalgo de la Ciudad de México, sin embargo tiene un aire de abandono: está delimitado por pilas de material de construcción, sus fuentes están secas, sus estatuas deterioradas y lo que podría ser un vibrante “skate park” es un espacio solo y sucio.

Si un ciudadano, por iniciativa propia, quisiera mejorar el espacio de este parque, se enfrentaría a un trámite más tedioso que el de adoptar a un niño, denunció este lunes 10 de febrero la organización Dejemos de Hacernos Pendejos (DHP), tras presentar los resultados de su más reciente solicitud de información a la demarcación referente a la manutención de sus áreas verdes.

Los resultados revelan un presupuesto insuficiente para la rehabilitación de sus 22 parques jardines y camellones en 2013 (no contando las áreas verdes de Reforma y Palmas que son de jurisdicción federal): aproximadamente mil 652 pesos por km2, en total poco menos de 21 millones de pesos.

Ante la insuficiencia de recursos para mejorar las áreas verdes de las 81 colonias que conforman la Miguel Hidalgo, el gobierno local tiene un programa llamado “Contigo en las áreas verdes”, con el que pretende que los colonos participen de manera activa a través de acciones de mantenimiento, mejoramiento, restauración, fomento, conservación y reforestación; para participar no basta con comprar plantas, palas, tierra y tener tiempo, también se debe cumplir con una lista de trámites, “incluyendo un acta notarial dirigida a una persona específica y no fácilmente identificada”, reveló Maite Azuela de DHP.

Aquí los requisitos para adoptar un espacio verde en la Miguel Hidalgo:

-Oficio de solicitud dirigida al Lic. José Francisco Gallardo Enríquez.

– Acta constitutiva de la empresa.

– Copia del IFE del representante legal.

– Copia de domicilio de los adoptantes.

– Imágenes actuales de los camellones que se pretenden adoptar.

– Croquis de la ubicación, con superficie (en m2) y detalles.

– Un poder notarial.

– Cédula fiscal.

En contraste, para adoptar a un menor de edad, simplemente se tiene que acreditar ser 17 años mayor al menor, tener “buenas costumbres”, beneficios y solvencia económica, no contar con antecedentes penales y aprobar una serie de exámenes psicológicos y socioeconómicos, asegura la organización.

Ante la disyuntiva, DHP exhortó a los capitalinos a pedir información sobre cómo se ejercen los recursos para áreas verdes en sus respectivas delegaciones y a denunciar en su cuenta en Twitter (@dhpmexico) cuáles son los espacios verdes más deteriorados a través del hashtag #OperaciónMatorral.

DHP recopilará las denuncias y realizará una presentación de los datos, además de escoger un espacio para rehabilitar como acción simbólica.

Fuente: Animal Político

Acerca del autor

ExpokNews

Comentarios

  • Hablo por experiencia! No en la Miguel Hidalgo, sino en la Álvaro Obregón.
    Hace años, el Centro de Desarrollo Infantil solicitó a los Viveros de Coyoacán árboles para reforestar el Parque Ecológico Las Águilas…

    Ecológico!!! Ahí permiten que los alumnos de las secundarias oficiales de la demarcación hagan sus campamentos, se instalen tiendas de campaña, destruyan las bancas para hacer fogatas… más lo que se acumule esta semana.

    Cuando pretendimos hacer la reforestación, sólo se nos autorizó a hacerlo en la parte externa del parque en cuestión; pero nos quitaron la llave de agua, con la que pudiéramos regar nuestros incipientes arbolitos, así que tuvimos que llevar la propia, para conectarla y desconectarla cada tercer día que iban las brigadas a regar y cuidar lo que habíamos plantado.

    Nos cuestionaron si teníamos permiso de la delegación a lo que contesté que si los depredadores y destructores lo tenían, porque nosotros lo único que íbamos a hacer era enseñar a nuestros pequeños a sembrar y cuidar su arbolito; y ellos y sus padres, en los fines de semana también lo hacían. (Los que estaban interesados en ello) Hasta que se hartaron de los tropiezos y los malos modos de los encargados del parque.

    Es increíble que exista tanta burocracia para hacer el bien; y que no haya castigo para quien hace mal… en este caso, los que acampaban, ni siquiera su basura recogían y sí destruían; pero eran escuelas oficiales!!!

    Luego vimos con tristeza que el lugar que nosotros habíamos reforestado, se lo habían concesionado (no sé cómo o a cambio de qué) a un vendedor ambulante de flores, de esos muy uniformes que hay por toda la ciudad…

    Triste situación; nos vacunaron contra la reforestación, algo que hubiera podido ser pedagógicamente algo grandioso!!!

  • Estoy totalmente de acuerdo que el gobierno sus patrullas son las primeras en pedir una lana para poder sembrar un arbolito

Dejar un comentario