Entendiendo la Responsabilidad Social RSE

¿Por qué mi empresa debe ser socialmente responsable?

razones por las que mi empresa debe incorporar la rse

Un propósito de Año Nuevo debe ser incorporar iniciativas responsables en tu empresa.

Empresas grandes y pequeñas se están dando cuenta que un cambio importante está sucediendo en su entorno: la responsabilidad social (RSE) ha llegado para quedarse. Si hace algunos años pocos creían en la importancia de cuidar el medio ambiente, apoyar a las comunidades y publicar en la web sus reportes anuales, actualmente esas iniciativas son casi una obligación para todas las compañías, pero he allí la cuestión: casi.

Diversas encuestas y estudios realizados por Nielsen, Cone Communications, SolarCity y otros demuestran que los consumidores buscan marcas que se preocupen por la sostenibilidad, e incluso están dispuestos a pagar más por productos que provengan de prácticas responsables. Sin embargo, parece que aún falta un último empujón para que el sector privado en su totalidad se convenza de esta realidad.

“¿Pueden ser los negocios de hoy catalizadores del cambio?”, pregunta un artículo publicado en Entrepreneur. La respuesta es un claro y fuerte SÍ, siempre y cuando la RSE sea adoptada al cien por ciento.

¿Todavía eres primerizo en la responsabilidad social o no te animas a integrarte a ella? Existen 3 puntos que tienes que tomar en cuenta. Después de conocerlos, no querrás mantener la puerta cerrada a la RSE un minuto más.

1. No le des la espalda a la RSE

Las personas no ven con buenos ojos a una empresa que no intente reducir los posibles impactos negativos de sus actividades y que, además, no demuestre interés en ser responsable. En esta época es fácil encontrar información y difundirla globalmente; si tu compañía empieza a ganar una mala reputación en línea, tu negocio se vería inmerso en problemas que, en el peor de los casos, pueden convertirse en un conflicto legal. Asimismo, afecta tu atracción de talento. Lo primero que hacen los postulantes es verificar que los consumidores y empleados tengan una buena opinión del negocio. ¿Decidirían trabajar para una organización que no tiene una relación de confianza con sus grupos de interés? No, nadie elegiría eso.

La campaña Detox de Greenpeace puso en la mira a varias marcas reconocidas de moda como Levi’s, Valentino, Victoria’s Secret, Zara, C&A, Adidas y otras. Dándose cuenta del efecto negativo que esto tenía sobre su imagen, varias de las compañías señaladas se unieron a la causa y prometieron “desintoxicar” sus actividades y parar la contaminación del agua proveniente de las fábricas textiles.

2. Crea oportunidades para tu negocio y la comunidad

Cuando los ingresos de tu empresa son estables, tienes la opción de diseñar un proyecto con la capacidad de generar más ganancias para tu negocio y, al mismo tiempo, impulsar el desarrollo de sectores o grupos desfavorecidos. No lo veas como una especie de caridad, porque no lo es. Lo que sugerimos es que planees una inversión social en la que todos los involucrados se beneficien y, de esta manera, ganes nuevos campos de negocio, clientes potenciales y pongas tu granito de arena en el mundo.

En 2010, Coca-Cola lanzó la iniciativa mundial 5by20 que busca empoderar a 5 millones de mujeres para el 2020 a través de programas que impulsen su desenvolvimiento social y económico. Más de 35 mil mujeres en México han sido apoyadas con este proyecto, y alrededor de 865 mil se han visto beneficiadas en 52 países. Las mujeres son pilares importantes en la economía, por lo tanto, si les ofreces apoyo, ellas contribuirán a crear comunidades más sustentables.

3. No necesitas ser grande para lograr el cambio

A veces parece que únicamente los grandes corporativos pueden convertirse en agentes de cambio que afecten positivamente a la sociedad y el medio ambiente, una idea que no tiene nada de cierto. Siguiendo el principio personas, planeta, ganancia, tu negocio se unirá a la RSE con paso firme y dejando huella. Esta nueva mentalidad de los pequeños empresarios está fomentando el avance de la sustentabilidad; un ejemplo de esto es el creciente número de empresas B Corp.

¿Qué es esto? Una certificación que aprueba el desempeño de una compañía mediante el cumplimiento de rigurosos estándares sociales y medioambientales. B Corp (Benefit Corporation) es considerada una de las máximas certificaciones de la responsabilidad social y hay empresas grandes, medianas y pequeñas que se están uniendo a este movimiento.

Sea cual sea el enfoque que decidas tomar en tus iniciativas, es vital que comprendas el verdadero significado de la responsabilidad social y no te concentres solo en el aspecto ambiental de la RSE. Sé transparente, ético y no finjas. Súmate al compromiso que, más temprano que tarde, todos deberemos aceptar.

Acerca del autor

Alejandra Ramírez

Licenciada en Escritura Creativa y Literatura, egresada de la UCSJ. Ha trabajado para el medio editorial y la Secretaría de Cultura, y también ha colaborado como redactora de contenido en revistas digitales de entretenimiento.

Dejar un comentario

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]