RSE

El gran reto de las finanzas verdes

¿Qué es lo que está deteniendo el avance de las inversiones verdes?

Los temas verdes se han vuelto una tendencia mundial; no solo lo podemos ver en campañas de asociaciones civiles o en productos que ofrecen alternativas de bajo impacto y responsables, el auge ha llegado también al mundo de las finanzas.

Cada vez hay más accionistas que se interesan en invertir en compañías que demuestran tener estrategias sustentables. De acuerdo con un estudio realizado por HSBC, dos tercios de los inversionistas institucionales en el mundo, buscan ubicar su dinero en “actividades económicas de bajas emisiones de carbono o en aquellas relacionadas con la mitigación del cambio climático.”

¿Por qué hay entonces una falta de inversiones verdes?

Según la investigación realizada a 300 inversionistas institucionales a nivel global y casi 300 compañías, menos de una cuarta parte de las empresas hacen pública la información referente al impacto de sus operaciones en el medio ambiente; y es precisamente esta falta de información la que complica que analistas puedan evaluar y comparar qué tan verdes son sus acciones.

Únicamente el 13% de las empresas consultadas cuentan con estrategias de financiamiento sustentable; esto se percibe por los inversores como una falta de oportunidades de rentabilidad y de acceso a investigación de calidad.

La buena noticia es que la situación está cambiando. Para el próximo año, un cuarto de las empresas que actualmente no divulgan su plan de impacto ambiental, lo harán; de la mitad de empresas que dice contar con estrategias para reducir su impacto, el 34% lo hará público en los próximos 12 meses.

Los principales retos

Entre los aspectos que se tienen que mejorar para que las empresas verdes puedan obtener financiamientos se encuentran:

  • Nuevas regulaciones e incentivos fiscales para financiamiento verde.
  • Más inversionistas interesados en temas de sustentabilidad.
  • Mayor divulgación y comunicación por parte de las empresas acerca de su impacto ambiental.

“Para moverse hacia una economía de bajas emisiones de carbono es necesario tener un ecosistema sólido para el financiamiento e inversiones verdes. Esta encuesta sugiere que hay una importante reserva de capital disponible para las empresas respetuosas con el medio ambiente, pero la falta de comunicación sobre sus iniciativas sustentables y los escasos inversionistas con acceso a investigaciones sobre este mercado están frenando la asignación de recursos”, explicó Andre Brandao, Director del Climate Business Council de HSBC.

¿Qué hace HSBC en el tema?

HBSC, así como otras instituciones, ha realizado distintas acciones en apoyo al mercado financiero sostenible.

  • En 2007 lanzó su Centro de Excelencia para el Cambio Climático que se encarga de producir investigaciones y análisis sobre el impacto del calentamiento global en la economía y diversas industrias, políticas ambientales y cómo financiar un mundo de +2° C.
  • En 2014 fue miembro del consorcio de bancos y otras instituciones que introdujeron los Principios de Bonos Verdes, un marco para la emisión de bonos que apoyen actividades sostenibles.
  • En 2015 emitió su propio bono verde por 500 millones de euros, que se ha utilizado para financiar proyectos de energía eólica, solar, redes inteligentes y manejo sustentable de residuos en Europa y África.
  • Además es patrocinador y partidario de la Climate Bonds Initiative, una organización que pretende movilizar el mercado global de bonos para encontrar soluciones a los problemas del cambio climático.

Acerca del autor

Pamela Garcidueñas

Lic. en Ciencias de la Comunicación, egresada de la Universidad de La Salle Bajío, interesada en el conocimiento, la sociedad y el medio ambiente. Ha trabajado para distintas empresas formulando información de temas sociales; actualmente forma parte de Expok en el área de desarrollo de contenido.

Dejar un comentario

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]