Comunicación de RSE Voz ChinampaMx

¿El futuro deseable lo creamos o lo aceptamos?

Escrito por ExpokNews

Por Gilda Franyutti Fundadora y Directora, Mutual Consultoría

Las empresas no tienen que elegir entre la responsabilidad social o el valor económico, ambas coexisten cuando hay una visión sostenible a largo plazo. Planear a futuro implica colaborar de manera conjunta para reestablecer una nueva narrativa en los negocios.

El futuro lo creamos todos. Tal cual dijo Hannah Jones, VP de negocios sustentables e innovación de Nike: “Creemos que la innovación requerida para crear el futuro no vendrá de una sola fuente. No de la ciencia, no de la tecnología, no de los gobiernos, no de los negocios, sino de todos nosotros. Debemos sacar provecho de el poder colectivo de las alianzas poco convencionales para redefinir la forma en la que posperaremos en el futuro”.

EL FUTURO SE CONSTRUYE HOY

Después de la publicación del informe del IPCC Panel Intergubernamental de Cambio Climático) y su alerta roja sobre el calentamiento global y las consecuencias sobre el aumento de temperatura global, menciona que es probable que entre el 2030 y 2052 el calentamiento global alcance 1.5º C. Si sumamos que después de 20 años y amplificado por COVID 19, aumenta nuevamente el índice de probreza y desigualdad a nivel mundial, alcanzando a más de 700 millones de personas que viven con menos de $1.90 Usd al día, entonces nos encontramos en un momento histórico para aceptar este futuro como algo inminente con consecuencias irreversibles o para crearlo a partir de posibles escenarios futuros deseables; el segundo requiere que la industria ajuste en tiempo record la visión de sus negocios en todo el proceso y que colaborativamente asumamos la información que tenemos y la usemos positivamente. 

El futuro se construye día a día y las empresas que han cambiado el rumbo de la historia, nacen después de las crisis. Hoy las empresas tienen una oportunidad titánica para replantear sus negocios y contribuir no solamente con sus propósitos de crear valor económico, sino con una visión largoplacista en donde se comprenda la relación que tienen sus impactos con sus stakeholderes y con su entorno. Las organizaciones deberán operar de manera mucho más colaborativa e innovadora, asumiendo toda su responsabilidad desde “la cuna hasta la tumba” de su producto o su servicio, cambiando la percepción del capitalismo común a un sistema de cooperación social que permite generar valor a todas las partes, incluyendo el económico y que se traduzca en resultados sociales y ambientales más positivos. 

MIGRAR HACIA LA SOSTENIBILIDAD

Por ejemplo, la empresa danesa Ørstedex nació como empresa estatal de exploración y producción de petróleo y gas, y se transformó en la firma de energía eólica marina más grande del mundo, en donde el 93% de sus ganancias operativas proviene de parques eólicos marinos. Lanzarse a modificar la estrategia de negocio requiere valentía y osadía, pero sin duda, las empresas que se atrevan, serán las que permanecerán en el mercado y las que encontrarán puntos de conexión más sólidos con sus partes interesadas. 

La gran aceleración post covid ha impulsado cambios fundamentales que han estimulado la trayectoria futura de las cosas para bien y para mal: según el Sistema Económico Latinoamericano y del Caribe, la reciente pandemia aceleró diez años el uso de la tecnología en México incluyendo la gran brecha digital y educativa que se ha generado sobre todo en las poblaciones más vulnerables; sin embargo, la gran oportunidad ahora está en aprovechar las TIC para mejorar la calidad de vida de las personas y sus oportunidades de desarrollo. Pensar en el potencial de nuestro país en la industria, por ejemplo, de los robots, es dimensionar que crecerá más del 30% para el 2026 y que empresas mexicanas como Roomie pueden hacer una gran diferencia. De presumir internacionalmente es el caso de “Laluchy Robotina” ubicado en el Hospital 20 de noviembre, el primer robot humanoide de telepresencia, el cual monitorea regularmente a los enfermos, acerca a los familiares a través de videollamadas y aplica pruebas COVID sin necesidad de exponer a los médicos al contagio, también realiza intervenciones de apoyo psicológico y rehabilitación neurológica a pacientes internados, disminuyendo las crisis y el estrés por aislamiento. Esta compañía no sólo está diseñando el futuro, sino que aparte lo hace creando un gran valor para sus usuarios. 

Entrando en la parte laboral, a pesar de que el futuro genera un panorama fluctuante e incierto, se debe concebir como una oportunidad para revalorizar la mano de obra y los nuevos talentos requeridos. Según la OIT serán 24 millones de nuevos empleos en economía verde dirigidos a limitar el calentamiento global y a impulsar rennovaciones y mejoras en las industrias actuales, nuevos rasgos de liderazgos y nuevos enfoques de valor elevarán la lealtad y la pertenencia en las organizaciones. Entonces ¿cómo están las empresas preparándose para atraer, liderear y capacitar a nuevos talentos y estar listos para este cambio? 

Al hablar de las empresas también se debe involucrar al consumidor final, que está modificando sus expectativas de valor y que actúa de manera mucho más activa en la presión a las organizaciones para mejorar su core business y para ser responsable de sus impactos y sus externalidades. Según los datos del último informe global “Consumer Insights Survey 2020” elaborado por la consultora PwC, tras la pandemia, el 45% de los entrevistados a nivel mundial, aseguraron que tratan de evitar, en la medida de lo posible, el uso del plástico en los productos que adquieren, y el 43% espera que las marcas sean responsables del impacto medioambiental de sus productos. Así que las compañías deben de entender que el comportamiento de los consumidores está cambiando y deben de ofrecer soluciones atinadas y disruptivas que logren conectarse con ellos de una manera transparente y responsable.

Sin duda la sostenibilidad es una brújula atinada para transitar hacia los futuros deseables de las empresas y ampliar el concepto de comportamiento responsable será parte escencial de los nuevos modelos de negocio y de su permanencia en el largo plazo. Transitar hacia nuevos mercados y hacia un mundo más consciente serán consecuencia de visualizar los múltiples futuros deseables y de rediseñar y redirigir las veces que sea necesario, las decisiones y las nuevas disciplinas tomando en cuenta que depende de todos nosotros y que el objetivo final es construir un mejor futuro para todos.

Acerca del autor

ExpokNews

1 comentario

  • Bien planteado al dimensionar los tiempos cambiantes que estamos viviendo.
    Cada quien desde nuestra trincheras , tenemos la obligación de sumarnos al esfuerzo para detener ,el cambio climático, asumir que ningún esfuerzo es pequeño , sin embargo al sumarlos podemos lograr cambiar conciencias en nuestro entorno, el tiempo se viene encima , trabajemos juntos para salvar el,orgullo de poder decir a las nuevas generaciones , lo estamos logrando felicidades Gilda Franyutti por tu entrega y compromiso

Dejar un comentario