- Advertisement -
NoticiasSemana de 4 días o dos meses de vacaciones laborales

Semana de 4 días o dos meses de vacaciones laborales

La semana laboral de cuatro días parece que llegó para quedarse. Cada vez son más las empresas que ofrecen esta ventaja como respuesta al agotamiento relacionado con la pandemia y al abandono de puestos, conocido como la Gran Dimisión. Ante la presión de los horarios, algunos colaboradores independientes tiene una estrategia: implementar dos meses de vacaciones laborales.

Aunque el número de organizaciones en adoptar estas prácticas continúa siendo reducido, una serie de estudios demuestran que los tiempos de trabajo más cortos benefician la productividad y el bienestar. Incluso algunos líderes políticos apoyan la idea como un paso hacia una forma de capitalismo más humana y sostenible.

Menos días de trabajo o dos meses de vacaciones laborales

De acuerdo con Inc.com, mejorar las condiciones del personal y la flexibilización de los horarios es una vía para conseguirlo. Pero, ¿y si las semanas laborales de cuatro días no fueran la única opción para aliviar la presión sobre los profesionales? ¿Si en lugar de replantear cuándo y cuánto trabajan cada semana, se redefine cuándo y cuánto laboran cada año?

Esto puede parecer una locura para los directivos americanos, pero en otros continentes está cobrando más fuerza. Durante los últimos años en la isla mediterránea de Chipre hay temperaturas más cálidas en julio y agosto, y algunas de las mejores playas del mundo están a un corto trayecto en coche. No es de extrañar que prácticamente todo el país se cierre en este periodo y disfrute del sol.

dos meses de vacaciones laborales playa

Y no solo ahí, en toda Europa continental las escapadas de varias semanas, o incluso de un mes, son la norma. Lo cual es muy molesto si se tiene que realizar una tarea bancaria o burocrática, pero a pesar de esto, la mayor parte de las empresas siguen funcionando bien mientras los ciudadanos disfrutan de un ritmo de vida mucho menos estresante.

Lamentablemente, este no es un modelo al que puedan aspirar muchos estadounidenses ni otros habitantes en el mundo, por ejemplo. Los corporativos en esta nación suelen ser algo avaros con las licencias pagadas. Y si uno está empezando su carrera, se está arreglando económicamente o acaba de recibir un enorme cheque, entonces los descansos no son realistas.

Por ello, según un artículo reciente de Jackie Lam para Freelance Creative, para los colaboradores independientes y los emprendedores de mediana edad, incluir un año sabático puede ser mucho más factible de lo imaginado.

Cómo diseñar un año de 10 meses

En su investigación, Lam habló con personas que han decidido trabajar solo diez meses al año, es decir, que tienen dos meses de vacaciones laborales. Los entrevistados son desde escritores que hacen retiros de varias semanas hasta podcasters que dejan de laborar por completo en Acción de Gracias y reanudan en Año Nuevo.

El común denominador en este grupo está en que dedican gran parte de su temporada de trabajo a observar cuidadosamente el flujo y reflujo de las actividades con los clientes y su productividad personal, para conseguir intencionadamente largas pausas de descanso.

Semana de 4 días o dos meses de vacaciones laborales

Todos dicen tener más éxito (y estar más asertivos) por ello. La capacidad de relajarse ayuda a renovar la motivación y a ser más productivo. «Los descansos me dan la energía y la inspiración para dar pasos adelante», asegura la escritora Amanda Castleman.

Los humanos son criaturas estacionales

Un ritmo de vida más ascendente y descendente puede alinearse mejor con las variaciones estacionales que están profundamente entretejidas en la mente. La antropología sugiere que en gran parte de nuestra historia, los seres humanos alternamos entre las estaciones de agricultura asentada y las de caza y recolección nómadas.

Es posible que en la época moderna sigamos teniendo estas características vinculadas con los ciclos de explotación y exploración de nuestros antepasados, la laboriosidad sedentaria y la curiosidad errante.

dos meses de vacaciones laborales alternativa

O, en otras palabras, si no puedes dejar de pensar en el mar durante el verano (o te apetece hibernar con una pila de libros en enero), tal vez debas arriesgarte. Muchos emprendedores se convierten en empresarios, al menos en parte, para controlar su tiempo. Reajustar tu horario semanal es una forma de hacerlo, pero rediseñarlo conscientemente al año sería un camino aún más eficaz hacia la alegría y el éxito.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Lo más reciente

DEBES LEER

TE PUEDE INTERESAR