RSE

¿Dónde compramos Comercio Justo? ¿Y qué compramos? Estudio en España

Escrito por ExpokNews
Café, cooperativa CECOCAFEN, Nicaragua

Café, cooperativa CECOCAFEN, Nicaragua

Si el año pasado consumiste productos de Comercio Justo lo más probable es que lo hicieras en alguna cafetería, restaurante o similar, ya que según el último informe “El Comercio Justo en España 2013” el 38% de las ventas de estos productos se realizó en establecimientos de hostelería. También sería muy posible que los hubieras comprado en algún supermercado o gran superficie, ya que dichos locales registraron el 30% de la facturación total del sector. Un porcentaje similar lo formasteis los partidarios del comercio de proximidad, las tiendas de Comercio Justo o el herbolario de vuestro barrio, dado que el pequeño comercio fue responsable del 28% de las ventas.

Tras conocer estos datos y si tenemos en cuenta los de los últimos estudios, vemos que en España el modelo de consumo de Comercio Justo se parece cada vez más al europeo.

En lo que todavía estamos muy lejos de nuestros vecinos europeos es en las cifras de ventas. En nuestro país, en 2013 la facturación por productos de Comercio Justo fue de 31 millones de euros, lo que supone un 10% más que en 2012. Pero si hacemos la media por habitante, encontramos que cada consumidor español gastó en Comercio Justo unos 70 céntimos de euro, cuando en Europa la media es de 10 euros por habitante/año. Con estas cifras, España se sitúa como uno de los países en los que menos Comercio Justo se consume de todo el continente. Por debajo de nosotros solo se encuentran Letonia, Lituania y la República Checa. Lejísimos nos quedan países como Suiza, con 39 euros de media por habitante y año, Reino Unido, con 30 euros, o Finlandia, 28.

Complementos, (c) M. Charlon

Complementos, (c) M. Charlon

Aún así sorprende ver cómo en España, en plena crisis económica, el Comercio Justo continúa creciendo. Su explicación es que cada vez hay más lugares donde se pueden consumir estos productos, por lo que están al alcance de una mayor cantidad de público. De hecho, son los establecimientos de hostelería y los supermercados los que están actuando de motor de crecimiento de este sector de la economía solidaria.

Quienes sí están sufriendo las consecuencias de la crisis son las tiendas de Comercio Justo. Si en 2009 dichos establecimientos facturaron 10 millones de euros, el año pasado ingresaron 6,3 millones. Desde la Coordinadora Estatal de Comercio Justo celebramos el aumento global del sector pero no ocultamos nuestra seria preocupación por las tiendas dado que son la parte esencial dentro de nuestro movimiento, por varias razones.

Por un lado, porque no son solo espacios de compra y venta. Son lugares donde el consumidor tiene la oportunidad de participar en las actividades y campañas que realizan dichas entidades. De esta manera puede conocer más sobre lo que significa esta alternativa comercial, y formar parte de un movimiento de transformación económica que es, en definitiva, lo que pretende el Comercio Justo. En este sentido, el descenso de ingresos dificulta a las tiendas desarrollar toda la actividad de concienciación y denuncia que venían realizando.

Por otro lado, en las tiendas además de informarse de la procedencia de cada artículo, los consumidores encuentran productos de Comercio Justo que no hay en otros espacios de gran distribución, como juguetes, artículos infantiles, ropa, textil y menaje de hogar, cosmética natural, complementos, etc. De hecho, todo este sub-sector de artículos artesanales ha sufrido fuertes caídas desde el comienzo de la crisis. Esta bajada es otro motivo de preocupación para nosotros ya que afecta a miles de artesanos y artesanas de América Latina, África y Asia con pocas opciones de encontrar otro medio de vida.

Si apenas compramos artesanía, ¿qué productos compramos de Comercio Justo? La primera respuesta es muy clara: café. Casi la mitad de las ventas que realizamos en España el año pasado fue de este producto. Además, principalmente consumimos otros productos de alimentación como azúcar, cacao, dulces (mermeladas, galletas, zumos,…) o infusiones. El 90% de las ventas de Comercio Justo son de alimentos, un sector que continúa creciendo con paso firme.

Esta es, a grandes rasgos, la realidad del Comercio Justo en nuestro país. En los próximos años nos gustaría seguir hablando de aumento del número de consumidores y de espacios de venta, pero también esperamos que este crecimiento sea patente en todos los sectores dentro del cada vez más amplio movimiento del Comercio Justo, pues significará que realmente hemos logrado remover conciencias y lograr un cambio holístico, en pro de una economía más justa en toda la cadena comercial.

* El informe “El Comercio Justo en España. Diagnósticos y alternativas en clave europea” ha sido publicado por la Coordinadora Estatal de Comercio Justo y cuenta con la colaboración de Fairtrade Ibérica que ha aportado sus datos de venta y con financiación de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo. Puede consultarse o descargarse en www.comerciojusto.org

Fuente: El País

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario