¿Realmente es honesto y transparente el intercambio de donaciones? Entérate.

Por: Emilio Guerra Díaz

Cientos son los motivos que estimulan a una persona a donar, encabezar un movimiento solidario o crear una organización filantrópica, relacionarse con ella como voluntario o mentor, o ser un bienhechor constante y consistente. Sin embargo, algunas intenciones pueden apreciarse por quién dona y, sobre todo, a quién dona.

Una modalidad que va en aumento es la de políticos que se unen como benefactores a organizaciones de la sociedad civil, algunos de estos casos fueron señalados en distintos medios de comunicación la semana pasada. Unos donando, otros recibiendo recursos.

Así, el diputado federal Liborio Vidal Aguilar en Yucatán como Marcos Aguilar Vega, Presidente Municipal de Querétaro, son dos personajes públicos que han comprometido la donación de parte de su sueldo para apoyar a organizaciones de la sociedad civil.

A lo anterior se suma la donación, pero en este caso, de la integridad de su pensión como ex presidente de la república de Felipe Calderón Hinojosa a la asociación civil Aquí nadie se rinde, dirigida por Laura Vidales Flores a quien el periódico El Universal entrevistó el 3 de julio pasado.

En el caso contrario, no de dar, sino de recibir donaciones, la semana pasada la Fundación Vamos México de Marta Sahagún recibió la donación de un terreno.

Sobre los que donan

Entre los propósitos de que un político establezca vínculos como bienhechor de una o varias organizaciones filantrópicas se encuentra el que el donante gane simpatías, afectos y por que no, su voto; lo cual no representa ni una condena ni es merecedor de ningún estigma, pues realmente es conveniente que cualquier persona, en el sector que se desempeñe, sea generoso y apoye a la sociedad civil.

En Yucatán, Liborio Vidal Aguilar señaló, como lo atestigua el Diario de Yucatán en la nota “Respaldan acciones altruistas” (del 19 de junio) que tenía en mente realizar tres apoyos adicionales para las OSC de su estado. Por un lado, dar asesoría legal para que organizaciones civiles puedan consolidar su acta constitutiva alineada a los requisitos para ser donataria autorizada y obtener la Clave Única, cabe aclarar que este servicio ya lo dan tanto la Fundación del Empresariado Yucateco como la Junta de Asistencia Privada del estado.

En segundo lugar, Liborio ofreció brindar capacitación en el tema de procuración de fondos de manera permanente (para lo cual puede apoyarse con distintas asociaciones y consultores tanto locales como nacionales que trabajan en red, una de las que sobresale es Fortalece) y por último comentó que el 8 de julio tendría lugar la primera por un especialista, la cual no se dio lo que a muchas organizaciones yucatecas llamó la atención esta falta de cumplimiento de uno de los tres ofrecimientos que el diputado federal Liborio Vidal Aguilar hizo públicamente el 17 de junio y cuestionaron si cumplirá los otros compromisos.

El Diputado Federal tiene tiempo de apoyarse en #DonoMiSueldo y ahora con #AmigoLibo para canalizar su dieta a organizaciones filantrópicas, tengan la figura de asociación civil o sea institución de asistencia privada. El importe que entrega Liborio asciende a poco ás de 86 mil pesos mensuales. Respecto a la capacitación del pasado sábado todo iba muy bien hasta que a su equipo de trabajo le hablaron al oído e hicieron cambiar de provocando que él quedara mal con las organizaciones por el incumplimiento de un compromiso público.

En otro estado, se tiene el caso del Presidente Municipal de Querétaro, Marcos Aguilar Vega, quien es otro político que dona parte de su sueldo desde cuando fue diputado local, federal y ahora en el cargo que ocupa. A diferencia de Liborio, Marcos solo dona el 10% de su estipendio a organizaciones queretanas. Aguilar Vega ha señalado en reiteradas ocasiones que busca que su donativo sea un “capital semilla” para la organización que lo recibe, es decir, que le permita generar otros ingresos o realizar proyectos productivos. Al respecto, la agencia Quadratín recogió la información en su nota “Entregó Marcos Aguilar su donativo mensual con el 10% de su salario” (julio 7 de 2017).

Dando seguimiento a otro caso, El Universal en su nota “La ayuda no distingue colores: fundación ‘Aquí nadie se rinde’” (del 3 de julio de 2017) retomó el caso de la donación de Felipe Calderón Hinojosa que hace de su pensión para apoyar a la organización Aquí nadie se Rinde, que atiende el cáncer infantil y dejó entrever una contundente realidad. Atender el cáncer demanda gran cantidad de recursos por lo que la procuración de fondos es ardua y continua. Calderón lleva 5 meses como donante dirigiendo los 174 mil pesos de su salario a esa causa. La Directora de la asociación, Laura Vidales Flores, señaló al diario que con ese dinero se apoya el trasplante de médula ósea, lo que permite salvar más vidas.

Sobre los que reciben

La Fundación Vamos México que creara Marta Sahagún, recibirá un terreno de dos hectáreas en el municipio panista de San Miguel de Allende. De acuerdo con la nota de El Universal “Ayuntamiento dona terreno a fundación de Marta Sahagún en Guanajuato” (julio 5 de 2017), se indica que el presidente municipal, Ricardo Villarreal García, estuvo de acuerdo con la donación del predio, donde la Fundación construirá un Centro de Rehabilitación para infantes con discapacidad que se denominará “Crisma”.

La Sra. Sahagún hace varios lustros causó polémica cuando siendo primera dama decidió crear su fundación, pues como lo ha demostrado el tiempo, ella está en mejores condiciones de procurar y movilizar recursos a su favor que otras organizaciones que no tienen vínculos con políticos aún cuando tengan mayor antigüedad o trabajen por importantes causas sociales.

Como se advierte, las donaciones de políticos hacia organizaciones altruistas o para las fundadas por ellos, no están libres de suspicacias y “sospechosísimos” que cuestionan si aquellos se apoyan en la filantropía para fines particulares y partidistas o lo hacen convencidos de que ayudarán a crear una cultura de la generosidad.

Desde el Consejo Directivo

El Presidente del Directorio señaló que en el sector filantrópico existen al menos dos vaivenes que no lo dejan avanzar, uno es el protagonismo que aleja toda posibilidad de trabajar en equipo; el otro, la actitud de personas mezquinas que viven con el temor de que si alguien gana, ellos pierden. En el caso de la falta de la capacitación ofrecida por el diputado Vidal Aguilar se tienen perfectamente identificados los actores que detuvieron el compromiso de Leborio, pero lo que no advierte su equipo de trabajo es que con estas decisiones se afecta la imagen pública del legislador, en contrasentido de lo que pretende #DonoMiSueldo.

El Tesorero de la organización manifestó que el tema de la reunión, sobre donaciones, también existe otra interesante modalidad: cuando dependencias públicas reciben donativos de particulares o empresas como el que en días pasados hizo Home Depot al DIF de Cajeme que pueden demostrar que las alianzas intersectoriales son provechosas por los beneficiarios que se atienden.

La Secretaria de la organización reflexionó respecto al estudio del INEGI que revela que muchos empresarios no denuncian la corrupción porque se ven beneficiados de ella. Ciertamente cuando se habla de corrupción se asocia con una especie de extorsión donde para continuar con un trámite, hay que hacer una dádiva, lo que acusa al funcionario público. Pero también está la forma en la que la corrupción beneficia a las dos partes afectando a un tercero, que casi siempre es la población en general y que lo ve en la falta de servicios o bienes públicos. Es decir, una dependencia pública se pone de acuerdo con un particular para acordar la obtención de un recurso y dar en retorno, un cierto porcentaje para el gestor.

El Director de la organización expresó que en muchos casos las organizaciones de la sociedad civil han probado ser aliadas de prácticas anticorrupción, por lo que es importante seguir trabajando en este tema, uno de los que más molesta a los mexicanos en este momento.


Emilio Guerra Díaz

Emilio Guerra cuenta con amplia experiencia en la Gestión de la RSC, destacando su trabajo en el área de vinculación con la comunidad que potenciar la inversión social empresarial. Ha gerenciado fundaciones empresariales.

Acerca del autor

Emilio Guerra

1 comentario

  • Es muy controvertido el tema; no queda claro si es por verdadera convicción o por imagen; yo sería de la idea de que los políticos no sólo cedieran parte de sus estipendios a organizaciones de la sociedad civil, sino que se vincularan activa y/o familiarmente con la causa. Resultaría mucho más congruente y digno de crédito. No necesariamente el brillo de los reflectores!